south-to-sian-poster

Por Harrison Roach. Fotos Dustin Humphrey

En un momento donde hay vallas alrededor de todo, y no estamos animados, o incluso nace nuestro instinto de conservación, es difícil encontrar un lugar libre de reglas o restricciones, pero todavía no es imposible.

 Nos habíamos encontrado a nosotros mismos en el borde de un antiguo volcán, a mil millas de nuestro lugar de partida y miles más que nos quedaban por recorrer. La mirada fija en sus profundidades dormidas, hemos reflexionado sobre lo que ya habíamos experimentado … y lo que aún estaba por llegar.

Estábamos en un viaje para redescubrir la libertad encontrada cuando se cruzan las líneas, se rompen las reglas y la vida se recobra de las manos de otros.

Pero regresemos al principio de todo.

volcan-south-to-sian

 B

south_to_sian_en-el-volcan

Esta es una historia de un par de compañeros que tratan de ir más allá de las barreras de protección.

Crecí con Zye. Siempre ha vivido en la calle. Él, como yo hemos estado siempre buscando algo con una tonalidad ligeramente más verde.

Nos gustaría emprender un viaje con la esperanza de cubrir la distancia entre West Nusa Tengerra y Sumatra del Norte …

Sabíamos que no estábamos haciendo nada nuevo … pero estábamos tratando de encontrar algo nuevo en algo viejo … el épico viaje por carretera de Indonesia.

Estábamos buscando la satisfacción duradera que sólo viene de hacer las cosas de la manera difícil.

Una vieja furgoneta cuatro por cuatro, un par de motos y una pila de tablas de surf, todo esto, literalmente representan nuestras riquezas.

Nos dirigimos hacia el Sur, hasta Sian.

south_to_sian_wall_photos006

Línea negra

d

south-to-sian-motorista

Línea negra

d

olas-en-indonesia

Todo el mundo se empuja a sí mismo a lo que ellos perciben como sus propios límites – pero todos sienten lo mismo cuando se exceden – tanto su humildad como la euforia.

Para mi compañero Zye, que había crecido surfeando longboards en fondos de arena con más de dos pies, se superaron sus propias expectativas con su primer oleaje en Indonesia.

south-to-sian- lloviendo

Línea negra

d

south-to-sian-en-moto

Línea negra

d

south-to-sian-camara-lenta

Línea negra

d

south-to-sian-buscando-olas-en-moto

Línea negra

d

south-to-sian-long

Los trayectos eran largos y el cansancio hacía mella, pero cuando llegabas y te topabas con las olas, se desvanecía todo. El cansancio y todo lo que nos costaba llegar hasta ahí.

El alojamiento era simple, sin nada de lujos …  El lujo se define por el lugar donde se encuentra, y no por el número de hilos de las sábanas que te cubren.

El oleaje llegó directamente desde el oeste. Surfear una ola era como montar sobre un tren de carga. Un tren de carga que era tan probable que se descarrilara, y te sacara fuera de la línea.

south-to-sian-a-contraluz

Línea negra

d

south-to-sian-ola-como-un-tren-de-carga

Línea negra

d

south-to-sian-por-debajo-de-las-olas

Después del gran oleaje nuestra piel lacerada pedía a gritos un tiempo en tierra firme. Caminamos hacia las montañas en busca de nuevas alturas, a un volcán que está de pie aquí mucho antes que nosotros y se va a mantener mucho tiempo después de que nos hayamos ido.

Los campos de lava corrían hacia arriba y abajo formando un patio de recreo para nuestras motocicletas,  parecía haber sido perfectamente diseñado para nuestro entretenimiento.

south-to-sian-en-moto-derrape

Línea negra

d

Línea negra

d

south-to-sian-surf-al-atardecer

Línea negra

d

Dos se convirtieron en tres, pues se nos unió Agi Agassi, un gran piloto local. Como cualquier persona que viaja sabe, la visión local siempre aumentará la experiencia … convertir algo bueno en muy grande.

De vuelta por la costa descubrimos decenas de olas, y en una ocasión nos encontramos con nuestro amigo Jared Mell de California. Creímos que estaba surfeando una derecha, hasta que cogió la izquierda.

south-to-sian-take-off

La visita a un país en busca de olas te lleva tanto a los lugares tranquilos como los populares. Nuestro viaje no hubiera sido completo sin una visita a la península de Bukit. Es uno de esos destinos sagrados del surf. Y aunque estas olas han estado en el mapa durante décadas, las izquierdas todavía están por pelar, como en cualquier lugar al que vayas. Descubrirás que las olas por ser más populares no son más fáciles.

En la playa Zye se topó con uno de nuestros amigos de Newcastle, Lewie Buddons. Lewie había dejado su trabajo, y al igual que nosotros estaba buscando  experiencias que no puedes encontrar en su ciudad.

south-to-sian-nias

Línea negra

d

south-to-sian-derecha

A medida que el camino se abría ante nosotros empezamos a darnos cuenta del tiempo que nos llevaría el llegar a nuestro destino. La gran idea del viaje por carretera parecía como si fuera a ser puesta a prueba en los próximos días.

Y entonces fue cuando realmente empezamos a apreciar el territorio desconocido y remoto que este país puede ofrecer.

El surf no es un deporte de equipo – pero supongo que estar fuera cuando las olas están bombeando aparece un cierto sentido de la camaradería, algo como si fuéramos todos de la misma manada. Especialmente cuando hay situaciones de alto riesgo, o en ubicaciones remotas. Donde habíamos llegado no había servicio de teléfono, no hay hospital y pocas opciones si algo llegara a suceder. El que estaba en el agua con nosotros era la única persona allí para ayudarnos. O al menos eso esperábamos.
Este es el lugar perfecto para sentir el verdadero feeling del surf. Donde kilómetros y kilómetros de costa están desiertas y no te encuentras a ningún otro surfer.

Son sesiones que convierten a la gente en amigos de por vida,y sabes que cada vez que se crucen por la calle habrá una mirada de complicidad.

south-to-sian-y-la-pila-de-tablas

Línea negra

d

south-to-sian-protrait-002

Línea negra

d

south-to-sian-a-la-contra

La nueva película de Dustin Humphrey “South To Sian” esta disponible a partir de ahora en ITunes.

Los dos surfistas Harrison Roach y Zye Norris viajan por Indonesia durante 6 meses desde el Este de Nusa Tengerra hasta el Norte de Sumatra de Lagundri Bay con una Land Rover de los años 70’s. Pesadamente cargados con dos viejas motos, muchas tablas de surf y una tienda de cincuenta dólares,  Harrison y Zye embarcan en una aventura de surf de 4000km.  

Indonesia es conocida por ser el hogar de la exploración del surf, Harrison y su amigo Zye han vivido una experiencia real en la búsqueda de una libertad auténtica, lejos del mundo moderno, para demostrar que la esencia del “surf aventure” esta todavía viva.

Sólo con ver las fotos y el trailer da ganas de ver la película que ha costado 6 meses de de sus vidas.. 

south-to-sian-portrait-3

Línea negra

d

south-to-sian-desde-el-agua

Línea negra

d

south-to-sian-portrait001

Línea negra

d

south_to_sian_wall_photos018

Línea negra

d

south-to-sian-el-fin-de-un-viaje
RELACIONADAS

NAÚFRAGOS DEL VIENTO

naufragos-del-viento
RELACIONADAS

OLAS PERDIDAS

olas-perdidas
RELACIONADAS

JESÚS CARCELLER

jesus-carceller

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION

Al Sur de Sian.

1197
Views