Atascadas en el paraíso

Siempre he intentado imaginarme como sería la vida de una Pro. Todo el año viajando, con decenas de tablas que te regalan sólo para que las pruebes, viajes a lugares exóticos. Fotógrafos y vídeo cámaras detrás tuya. Y competir contra las mejores de mundo. Y encima tener el apoyo monetario de una gran marca. ¿Es esa la idea del paraíso?

Habría que estar dentro de su neopreno, y sentir las olas perfectas que coge. Y luego viene tu marca y edita un vídeo de un viaje fantástico en lugares con olas de ensueños y lo titulan “Atascadas en recepción” Y yo me pegunto. ¿En qué recepción?, ¿en la de un hotel de lujo en Java?. Creo que mi concepto de vida paradisíaca se asemeja bastante al de una surfer pro.