¿Cómo descubrir tu secret spot?

Busca y encontrarás. Tu secret spot puede estar a la vuelta de la esquina, al otro lado de tu playa, o puede estar muy lejos, al final del desierto de arena salada.

Una vez, por casualidad encontré un secret spot, pero estaba a la orilla de una pista de tierra y polvo, donde los güiris paseaban con sus quads. Además, llevé a mis amigos a compartir la ola, y se corrió la voz y el pico dejó de ser secreto, es una de las debilidades del surfer, los secrets spots tienen un recorrido corto.

Pero si tienes ganas y tiempo, puedes descubrir un secret spot, de tal calidad que envidie cualquier ola famosa. Te damos las claves, pero una vez lo encuentres, cállate hasta la muerte.

 

  1. Busca en un día clásico. Solemos mirar aquella ola que vimos un día de pasada, los días que todo está malo, chopi y feo. Olvídate de las olas perfects de hoy, hoy, vas a dedicar el día a buscar y probar nuevos sitios, mientras todos se pelean en ese famoso spot, tú descubrirás nuevos caminos, te perderás en playas lejanas, y probablemente ese día, encuentres un secret spot, y entonces, desaparecerás del pico, y algunos preguntarán por qué tu ausencia, pero no le darán importancia, uno menos haciendo bulto en la ola de siempre, y tú poniéndote hasta el culo de tubos, quizás en una ola cercana, o quizás muy lejos de allí.
  2. Practica un Google Challenge. No sé si recordarán que hace unos siete u ocho años, la surfing magazine lanzó este desafío, el buscar una ola surfeable y con gran calidad buscando entre los mapas de google maps. ¿Recuerdan a Cory López en una ola con siete tubos de 50 segundos? Era Squeleton Bay, una ola descubierta escudriñando en el Google earth.
  3. Rebusca en ediciones locales. En uno de mis viajes, cayó en mis manos una vez, un libro de fotografías aéreas de la costa Gallega, lo hojeé por curiosidad y hacia la mitad del libro, la descubrí. Una lengua de arena que se adentraba en el mar, lejos de cualquier población, sin camino alguno para llegar, y una izquierda perfecta, como una Mundaka, recorría esa lengua al final de la desembocadura de una ría, unas de esas miles que fluyen por la tierra de los gallegos. Juré volver para descubrirla, pero la vida y las pocas oportunidades nunca me dejaron volver al Norte, aquello es un secret spot, busca y seguro que encuentras.
  4. La casualidad, tu aliado. Muchos sabemos que cuando menos lo esperas, ocurre, encuentras ese secret spot sin querer, como por arte de magia, y te preguntas, ¿estaba ahí? y yo nunca lo había visto. Esos pequeños detalles que pasan desapercibidos, hasta que un día, se ponen delante tuya con otro brillo.

A veces, los secret spots sólo habitan en tus sueños, otras están ahí, enfrente de tu casa y te llaman cada día con el estruendo de la espuma. Otras veces tienes que viajar para descubrir ese pico vacío. Hace poco los chicos del Nixon descubrieron cientos de secret spots en el Sur de China. Tengo un amigo que está en el Este del continente africano y surfea todos los días solo, y cada día en un spot diferente. Este mundo que habitamos está lleno de spots vírgenes que todavía no se han descubierto. Sólo en El Caribe hay más de 800 islas, ¿te imaginas cuantas olas pueden romper en sus costas, cuantas  no han sido surfeadas jamás?

Pero vuelvo al comienzo del post y recuerdo que seguro que hay un secret spot esperándote a la vuelta de la esquina. Muchas veces no hay que irse a China.

Ω

Se me arrugan las mañanas, ya no hay Sol, ni mar, es el momento de renacer, no busco el por qué,  ni la razón,  pero el tiempo ha prolongado con excusas lo que llevo dentro, quiero tiempo para mí, quiero vivir, descubrir, amar nuevos mares, necesito encontrar el sueño de mi vida… Conseguir deslizarme sobre la ola perfecta.

A veces es complicado quedar bien con todo el mundo, nuestra prioridad o virtud es el surf un  60%  y el  40%  amigos, familia, trabajo…. siempre hay excepciones y algunos son 100%, pero eso ya depende de cada uno. Nuestra vida gira en torno a nuestra pasión.

Si no estamos en el agua, es casi seguro que estamos con algo relacionado con ello, vídeos, películas, redes sociales, o como en mi caso, trabajando en mi otra pasión Radical surf magazine, en definitiva, tener un surfer en vuestra vida es un divino pecado, siempre sabrás que viento sopla, como está nuestra playa favorita, viajarás mucho, harás muchas fotos y sobre todo  serás muy feliz a su lado, será sencillo de llevar mientras respetes nuestro momento del día, ese que  detiene el tiempo batallando los problemas con las olas y sales con una sonrisa de oreja a oreja… esa sensación de bienestar contigo mismo sin duda lo mejor del día.

Aparte de tener un envidiable bronceado, cuerpos atléticos, o eso dicen, somos amantes de la naturaleza, nos encantan los viajes, las aventuras,  y  descubrir nuevos secret spots. 

Toda la vida planeando este viaje, dejé mi hueco en el sofá, una nota en el cristal y rumbo a mi destino, casualidad o lo que me manden las estrellas…

Voy sin maletas, llenaré mi corazón por los mares del sentir y el amor, por el camino encontraré las direcciones…surcaré las olas de mi vida, buscando ese spot  que roce mi locura.

Se cruzará en mi camino y me cambiará la vida, cuando le tenga delante lo sabré porque besará mis heridas cuando este dolida, será mi cura, me atravesará el corazón, se me escaparán los latidos  y regresaré a mi punto de partida, para retomar mi vida y llenar esos espacios…

Y  como  nos contaba   Magt  al principio de este post, te damos las claves para encontralo, pero una vez lo encuentres, cállate hasta la muerte.

Por_ Ylenia

¿Cómo descubrir tu secret spot?.

1349
Views

1 comentario