Cuando se levanta la falda de la reina

No hay nada como la falda enrollada de la reina. Y si lo ves todo desde abajo, viendo como ondula con el soplo del viento, se levanta y enseña sus encantos. Entonces, tus ojos quedan embrujados, hipnotizados, embobados. Te dejamos, cierra la boca o se te caerá la baba.