Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop 

Bajo la sombra de Famara, cuyos acantilados permanecen impasibles, observando el mar que viene y va, testigos de las damas y de los caballeros que vienen a bailar. José Román.

Bajo la sombra de Famara

Madrugábamos todos los días como autómatas para volver a sentir el feeling de ayer, buscando las sensaciones de la vida, las que nos da una ola perfecta.

Con motivo del Quemao Class, tuvimos un día de free surf para no olvidarlo nunca. Unas condiciones muy sólidas, de las que es difícil ver con tanta perfección. De diferentes puntos del archipiélago y peninsular llegaron en sentir de verdad el sufrimiento de cada dama al morir su corta edad.

Capítulo primero de un día que parecía que no acabaría nunca. Lanzarote, desde siempre en el corazón, Lanzarote y su gente.

Gallo
Publicidad-Billabong
El Quemao al final

Un día 10 a media mañana cuando los nudos subían y la marea daba el efecto perfección.

Lanzarote es una isla especial para cualquier surfista, tiene el power que todos buscamos, pero también olas tranquilas.

Y esos días de marzo, cuando está a punto de irse el invierno, llegan olores de otros aires, de otros colores, y el mar es más transparente, más perfecto.

Lenguado
Bajo la sombra de Famara

Y entonces empieza a bombear, el viento viene al baile, quiere bailar con la reina. La reina del mar y el caballero invisible, y en medio, buscando feeling, los surfers de aquí y los de allá.

Ander Mendiguren entró con decisión en la tarde cuando las energías sobraban ante un Quemao pluscuamperfecto.

Pez-diablo

Y cuando ellos entran, empieza el espectáculo, miles de arco iris se forman cuando las olas rompen, o cuando los giros y maniobras destrozan las petreas paredes de colores.

Francisco Saenz, Franito para los amigos, nos contó que su lección le tenia preocupado. Poco hay que decir al verle tan demoledor. 

Pez-rana
Bajo la sombra de Famara

¿Qué sería de ella sin los destellos de la mañana? Es cuando atraviesan más pura sus curvas, dando esos tonos celestes que el cielo refleja en su falda.

A Ayoze lo conocemos desde sus comienzos y es una enorme alegría verle con su potencial. El surf es su vida, por eso el estuvo ahí en esa mañana, guardada para unos pocos. Hasta que el viento quiso cambiar su postura y ella, sorprendida, se enrolló y arrugo su falda, haciendo difícil el baile. El del surfer con la ola.

Piraña

Dibujar arcos de gotas de espuma blanca, perfecta armonía de cantos y estelas doradas. Sólo unos pocos las dibujan con gracia. De esos, algunos nacieron bajo la impasible mirada de Famara, otros vienen de tierras lejanas.

Gony Zubizarreta con más confianza en la isla cada temporada. El sabe como meterse en el bolsillo un giro de especial concordancia, con el brillo del Sol, con el de las espumas, con el del azul de su mirada.

Tamboril
Bajo la sombra de Famara

Empieza a latir con fuerza, lo notas en la punta de tus dedos, algo sube por tu esófago, la impaciencia de estar debajo de su falda.

Josemi Mentado sabe que es un privilegiado, sabe cuando ir a domarla. Mientras mira el horizonte y ve a las damas de plata Juan Luis Zubizarreta quiere inmortalizarlas.

Ellas vienen de muy lejos, llegan cansadas, eso parece de fuera. Dentro, la dureza de sus giros la hacen guerrera.

Tiburon
Bajo la sombra de Famara

En su país natal, ellas son de hielo, cuando te encierran en su abrazo el frio recorre tu cuerpo.

Por eso, cuando la niebla y el frío dominan la estepa de la playa de tu infancia, huyes de allí corriendo, a aguas más cálidas, donde la chicas vienen más sueltas, en bikini o en bragas.

Y Joan Duru lo sabe y vuela miles de kilómetros para acompañarlas.

Tiburon-martillo

Un baile perfecto, todos lo decíamos de fuera, hubiera sido un 10.

Empieza tranquila y la luz va enseñando sus encantos según se gira sobre si misma. Es el amor eterno a las formas perfectas.

Una bomba de ola, tal vez, la ola con más perfección que haya visto en años del Quemao. Eukeni Masa fluyó al ritmo de la energía, se trasladó en la misma forma.

Lenguado
Bajo la sombra de Famara

Y cuando llega el momento final, a segundos del final de su vida, parece que quiere llevarse a alguien consigo en su último respiro de vida.

Es una segunda oportunidad para meterse en su falda o para irse con la bella para vivir en la eternidad de las almas.

¿Tu remarías a por ella? ¿Arriesgarías tu vida por el último baile de tu vida?

Gallo
Bajo la sombra de Famara

El dejó los botes tapaditos, le dió un beso a su amor y salió sigilosamente, intentando no hacer ruido al cerrar la puerta de su casa.

Se embarcó en el primer navió y cruzó el oceáno. Valía la pena, tenía una cita que llevaba un año esperando.

Y ella lo abrazó, y el sutilmente resbaló entre sus encantos.

José Luciano Casillas “Pecas”, el encantador de damas perfectas.

pez-fula
Bajo la sombra de Famara

El siempre la mira un buen rato, estudia sus movimientos, y se toma su tiempo. Y cuando ya todos la han catado, entonces, empieza el baile de los maestros.

Porque cuando Jonathan González entra al ruedo, entra a matar, a cortar orejas y rabos. Y el es el mejor cuando la bella dama es perfecta.

Pez-rana
Bajo la sombra de Famara

El nació bajo su mirada eterna. Y rodó por sus veredas, al principio tirando piedras.

Ahora corre barranco abajo con una tabla de surf bajo su brazo cuando viene grande y perfecta.

Marco Imbernón es un especialista en “mujeres” grandes y hermosas. Por eso su baile siempre es especial. Y Guillermo Cervera lo sabe, quiere robarle instantes a su paso por las olas de su vida.

Pez-volador
Bajo la sombra de Famara

Cuando se acaba el día, los efimeros cuadros de la despedida, tan majestuosos, tan llenos de tonalidades. Hasta Dalí tendría envidia.

Franito y Jonathan González dando una vuelta de Caleta Caballo se encontraron con la gran y majestuosa despedida invernal.

Piraña
fondo
RELACIONADAS

JESÚS CARCELLER

jesus-carceller
RELACIONADAS

MAREA LLENA

marea-llena
RELACIONADAS

SURFERS DE FORTUNA

surfers-de-fortuna
fondo
footer-radical-surf

El Rabo de la Tormenta.

643
Views

1 comentario