En memoria del Fula

El “spray” de la ola había salpicado la parte posterior de sus orejas, sintió como la fuerza del mar acariciaba con pequeñas gotas su espalda, hasta escupirle de las entrañas de la bestia.

El tubo, como siempre en ese lugar, es intenso. Te sientes pequeño cuando vez llegar la masa de agua. Todo se queda sin sentido alguno, sólo existe ese momento, ese take off vertical.

Esa iba a ser la última, pero siempre hay otra más, sobretodo aquel día de olas perfectas, que nos invitaban a brindar con cañerías de cristal ese 1 de enero del 2009. Así, con los hombros cargados, y las fuerzas que te quieren abandonar; David, remó a por una más, la anterior tenía que ser la última, pero fue a por una más. La marea estaba vacía, el viento suave y terral, decidió entrar de lleno, para no malgastar más sus fuerzas, y entonces vio la serie que llegaba, remó y giró en el momento crítico, daba igual, llevaba dos horas surfeando, la situación estaba más que dominada, parecía fácil, esta vez más critica la bajada, pero con el nivel que tenía, sería un poco más de adrenalina, un poco ponerse más al límite.

Fula

David Infante “El Fula”, invierno 2009. Foto_ MAGT

Aquella si que sería su última ola. La última del día, la última del baño, la última de su vida. Nunca sabemos cuando nos toparemos con la señora de la guadaña afilada, pero nos está esperando en todas partes, en cualquier momento. Nadie está exento de su golpe.

Flores en la mar. Lágrimas en las mejillas. Nunca nos prepararon para el final.

¿Quién fue David Infante, “El Fula” para lo amigos? Algunos decían que era un gran surfer, otros que era una gran persona.

La idea original, era hacer que su memoria no se perdiera en la línea del tiempo, acertado fue crear este evento en su recuerdo. Las muestras de cariño van y vienen y gracias a Jorge, organizador de esta prueba tan especial, especial por David, por la ola, por el enclave, por lo que significa para algunos, para aquellos que todavía guardan en sus adentros su imagen, que vive para siempre en sus pensamientos.

Antes de despedir este post, después de difundir que no queda nada para que se repita la imagen soñada de tubos perfectos, al final, dejaré unas palabras de un encuentro casual, o no, del encuentro de un ángel y una familia que necesitaba aliento, pero eso nos lo guardamos para el final.

Fula-last-day

David Infante “El Fula”, el día que se fue. Foto_ José V. Glez

El Quemao es de ese tipo de olas que dejan con la boca abierta, con la mirada fija y perdida en el horizonte, viéndola llegar, esas líneas que vienen quien sabe desde que lugar remoto. Impone su fuerza, pero es más su belleza, su perfección, para un surfer Quemao es Pipeline, siempre nos ha gustado comparar. La reina mundial tiene una aprendiz que muchas veces la supera. Nace sobre la piel de los volcanes, la Tierra del fuego indomable. Y muere sobre ella misma, en menos de un minuto, breve, hermosa, intensa. El que no la ha visto nunca y llega por primera vez, aun no sabiendo que es el surf, corre presto a sacarle una foto. Es una belleza mortal.

El año pasado fue un lujo verles surcar sus paredes, aunque el que escribe estas líneas no lo pudo ver en directo, tampoco este año me será posible. Me corroe el alma el no estar allí, pero las grabaciones, me traerán visuales que harán que recuerde a que huele la baja que come almas de ángeles.

Quemao-con-calima

Siempre aparece cuando sopla el viento del Sáhara. Foto_ José V. Glez

Esta vez será mejor que el año pasado, el parte promete olas más grandes, viento más offshore, y el listado de los que van a disfrutar de los redondos tubos, promete calidad y muchos minutos de diversión. Falta hacer el streaming, pero con el tiempo El Quemao Class se convertirá en la prueba de Surf más relevante del viejo continente, porque no hay dama igual con encantos tales que deje indiferente a cualquiera.

La ola siempre se surfeaba en marea llena, decían que en marea vacía estaba muy seca y que era un suicidio, pero creo que después de surfearla Eric Rebiere fueron muchos locales los que cataron la marea vacía. Hoy día la ola se surfea en todas las mareas, la izquierda es impresionante, el tubo es muy profundo si la surfeas a contrapico, pero los regulars tienen su Backdoor particular, y hay veces que uno no sabe que está mejor si la izquierda o la derecha.

La fuerza muy de Norte es muy mala, porque suele cerrar la ola, y cuando viene limpia del Oeste, entonces, rompe con una benevolencia perfecta. Al terminar la izquierda, se vuelve a formar otra vez, la ola entonces es más pequeña, pero su tubo es tan cuadrado que me recuerda un Teahupoo pequeño, en marea baja esa ola cierra a saco sobre un palmo de agua. casi siempre hay que abandonarla si no quieres romperte la crisma contra las rocas.

20-Quemao-Class

Y rompe perfecta de izquierda y de derecha. Foto_ José V. Glez

Hay algunos locales que le tienen cogido el callo, Manuel Lezcano, Jorge López “El Goma”, Marco Imbernón, Francisco Saenz “Franito”, José María Cabrera, son alguno de los más carismáticos, pero hay otros, que viene de otras isla, y la matan…

Hasta Tom Carrol, Gary Elkerton y Rooby Page han probado la fuerza de sus tubos, todos coinciden, es muy similar a Pipeline.

2016 creó que marcará un punto de inflexión, porque lo vamos a hacer todos con más pasión, poniendo el alma en el evento. Y ya los que vienen a competir aseguran un espectáculo digno del coliseo romano.

Carlos-Marques-El-Quemao

Carlos Marqués, a contrapico el tubo es intenso. Foto_ José V. Glez

PARTICIPANTES INTERNACIONALES

ERIC REBIERE – BEN SANCHIS –  TOM LOWE – NIC VON RUPP – ALEX BOTEHLO – JOAO DE MACEDO – OTHMANE CHOUFANI – MARC LACOMARE – BRUNO SANTOS – TIM BOAL – JOSHUA BRADDOCK – WILLIAM ALLIOTTI – ANDY CRIERE

PARTICIPANTES NACIONALES

ARITZ ARAMBURU – ENEKO ACERO – INDAR UNANUE – NACHO GONZALEZ – GONY ZUBIZARRETA – EUKENI MASA – DAVID ZUMO

PARTICIPANTES CANARIOS 

JOSE MARIA CABRERA – JONATHAN GONZALEZ – MANUEL LEZCANO – LUIS DIAZ – FRANITO SAENZ – CARLOS MARQUES – ANTONIO MARQUES – YERAY GARCIA – MARCO IMBERNON – ALEX ZIRQUE – JULIAN CUELLO – JOSE ROMAN GRAU

 

No es la lista definitiva, y la organización del evento se guarda los nombres de alguna sorpresa internacional. Así que igual aparece Kelly Slater. ¿Quién sabe?

Gony-El-Quemao

Gony Zubizarreta, en los tubos vas estirado. Foto_ José V. Glez

UN ÁNGEL EN MAJANICHO

Llevo en mi recuerdo aquella tarde, lo he guardado para siempre en mi memoria. Es un homenaje a un colega pero sobre todo a una madre.
Esa tarde volvíamos para Lanzarote después de pasar tres estupendos días en Fuerte. La verdad es que llovió bastante pero lo pasamos muy bien. Ya de regreso hacia Corralejo hicimos a media tarde, una obligada parada en El Cotillo. Nos acercamos a la playita para ver si nos podíamos dar un baño, pero una vez allí comenzó a llover, así que decidimos poner rumbo al barco, por la carretera de tierra de Majanincho que, yo, no conocía.
¡Qué bueno! Jose conducía, mientras Patric (mi hijo) y yo disfrutábamos del paisaje. La verdad es que atravesamos bastantes lagunas que se habían formado en la carretera , pero la lluvia dejó una puesta de sol con un cielo maravilloso. Casi llegando a Corralejo nos topamos con un enorme charco. Dudamos antes de meternos por el centro pero al final decidimos que era mejor ajustarnos al lado derecho, que se podían ver unas matas de aulagas, pensando que habría menos profundidad.
En cuestión de segundos nos vimos inmersos en el lodo (mezcla de tierra y arena) con el Toyota ladeado, el barro hasta la puerta y un griterío en busca del culpable, de mil pares de narices. Una vez comprobado que los nervios no conducen a nada, y que la tracción estaba anulada, ya que teníamos dos ruedas en el aire, di un salto y me metí hasta las rodillas en el agua para comprobar la situación. En ese momento dos todo terrenos uno a cada lado de la carretera pararon para socorrernos. Tuvimos suerte ya que el conductor de uno de ellos era David, “El Fula”, no lo conocíamos hasta ese momento, pero enseguida se ofreció a ayudarnos. Lo intentamos todo, él llevaba cuerdas en su todo terreno así que tratamos de remolcarlo, pero no había forma, su coche patinaba, mientras el nuestro estaba como succionado por el barro. Así que comenzamos en plan B, que era llamar a todo el mundo. Con su ayuda, abandonados por el resto de gente, comenzamos a agotar nuestros recursos, mientras caía la noche: la grúa del seguro, la policía local, los bomberos, los contactos del Fula. Al final conseguimos que viniera el camión grande de los bomberos y pudimos sacar el Toyota de allí, ya que de mientras, la carretera había desaguado bastante. Aprovecho este momento para volver a dar las gracias a los bomberos y a la policía local, pero sobre todo a David que con su gran sonrisa no nos dejó en ningún momento y no solo eso sino que además nos ofreció su casa para pasar la noche. Llenos de gratitud y de alegría nos despedimos.
Aquella tarde encontramos un ángel en Majanicho.
Así era David un hombre con una energía límpida , una gran sonrisa, con mucho amor por dentro y por fuera.
Ayer llegábamos de Madrid y cuando supe que había sido él la víctima del Quemao la congoja se apoderó de mí y las lágrimas, ¡que mala suerte!. No me unía una amistad, solo, un par de horas en las que nos mostró la clase de persona que era.
Por eso a pesar de todo, guardé y seguiré guardando su ángel en mi memoria. Queda un favor sin devolver, que he querido convertir en palabras que me gustaría llegasen a su madre, con todo el cariño más profundo de mi corazón.
Gracias por ese hijo tan maravilloso, por ese ser tan bueno, por ese surfero tan amante del mar, al que todos sus colegas querían, estoy convencida de ello. Un ser libre……..en el recuerdo de todos.

Jose, Patric y Beatriz.

En memoria del Fula.

1577
Views

3 comentarios