¿Cómo equilibrar el surf con el trabajo?

Todos los surfers soñamos con la ola perfecta, lo perseguimos por todos los rincones del planeta. Somos animales complejos, y  no somos conscientes de lo que se nos escurre en cada ola.

El trabajo y el surf, son como un imán, hay que unir las dos mitades. Entonces, ¿cómo se equilibra nuestra pasión con el trabajo?

Ellos-trabajan-surfeando

En el surf, dos más dos, no siempre son cuatro, nunca sabes que se oculta detrás de cada serie.

El problema es que el surf nos invade, y se apodera de nuestra existencia.   En muchos casos, nos inventamos cualquier excusa para no ir al curro, cuando nos damos cuenta de eso, ya es demasiado tarde, y estaremos en la cola del paro.

compartir-olas

El surf ya ha sido la causa de muchos despidos. ¿Por qué?, porque a veces surfear puede llevar a una adicción severa.

Nunca ha sido fácil equilibrar el trabajo con el surf. El tiempo vuela tan rápido como la entrada y salida de un tubo.

Los sábados y domingos se convierten en los días más preciados de tu vida, deseosos de surfear cada ola hasta el último segundo, incluso si eso significa compartir la ola con 100 más.

surf-trip

Pero recordemos que si no trabajamos, no habrá dinero para ese traje nuevo, ese surf trip que anhelamos. Lo que nos lleva a la conclusión indiscutible de que el trabajo, es uno de los pilares hacia el paraíso.

Entonces, ¿cómo lo equilibramos?

planifica-tus-sesiones

Algunos consejos para EQUILIBRAR la balanza 

      1. Al que madruga, Neptuno lo ayuda. Un baño tempranito antes del curro tiene su lado bueno, estarás sólo en el agua, irás despejado y feliz para afrontar tu jornada laboral.
      2. Planifica tus fines de semana y organiza un par de horas para practicar surf.
      3. Nunca pongas surfing ante el trabajo.
      4. No uses el teléfono durante la jornada laboral, o morderás la manzana con ese colega poniéndote los dientes largos de su bañazo. Recuerda, somos débiles y pecamos.
      5. Comparte tus sesiones de surf con 100 en el agua. No tienes más días para escoger, o eso, o no tocas salitre.
      6. Aprende a decir no, a las sesiones perfectas. Si tienes que decidir entre surfear y trabajar, elige currar, y así, podrás pagarte un viajecito surfero.

 

Neptuno, eligió el mar como morada, y con su poderoso tridente agita las olas.  Difícil salir ileso,  sabiendo que sus besos matan, morimos de amor.

¿Cómo equilibrar el surf con el trabajo?.

1874
Views