España, un país antisurf

Si, nos vendemos, o nuestros políticos venden España como la tierra del jamón ibérico, de los toros de Lidia, del vino de Jerez, es el país de la juerga sin fin y el que más bares tiene dentro de la CEE.

España, un país antisurf.

Esa marca España de la que tanto se habla, que engloba las playas y el caloré de la Rita Barberá. Un país que tiene más de 7000 km de costa, y que la mitad está bañada por el indomable océano Atlántico.

Millones de posibilidades de vender otras cosas atractivas para ese turismo que aporta un 11% del PIB. De segmentar más la oferta para hacerla mucho más atractiva.

Pero sólo en algunos lugares, más bien pocos, de la tierra del toro, han visto el filón de oro que puede ser el Surf. Si, el Surf, ese deporte de hippies que desaparecen dentro de una ola.

Noticias del Surf en España

Ayer, pasó por nuestra redacción un artículo que venía de un medio de comunicación, ¿Ha perdido España la ola del negocio del surf?, parecía muy interesante el artículo, con opiniones de algunas de las personas más vinculadas al Surf, iba a decir este deporte, pero nosotros lo sabemos, ellos no, el Surf no es un deporte, es mucho más que eso.

Miguel Galeiras, presidente del club de surf que promueve cada año el Pantín Classic, un evento al que está vinculado este medio, habla de lo que mueve ese evento en España, pero como bien dice el artículo Pantin Classic ni siquiera está en la primera división del surf.

El artículo sigue bla, bla, bla y habla de que el surf está en expansión, es muy irónico porque este medio pertenece al periódico expansión, pero bromas aparte, nos deja unos datos muy interesantes.

Toros-o-Surf

¿Toros o surfing? ¿Tú que eliges?

El Surf a nivel mundial

Todos, y sobretodo los que hemos viajado un poco, sabemos a que nivel se mueve el Surf en Hawaii o California, o Australia, donde las escuelas hacen campeonatos todos los fines de semana. Pero esto es España, un país de otra cultura, donde imperan otros “deportes” de mayorías, aunque reconocen que está en pleno apogeo.

"El Surf mueve 12.000 millones de euros al año"

12.000 millones de euros son muchísimos millones para ser un deporte minoritario, además cuenta con 120 millones de aficionados y más de 35 millones de practicantes.

Lo primero que me viene a la cabeza es que hay más de 35 millones de tablas de surf.  Teniendo en cuenta que cada surfer suele tener al menos dos, hablamos de 70 millones. Solemos cambiar de tabla cada año, más o menos, empiezan a cuadrar las cuentas con la cantidad de shapers y glaseadores, y pintores que viven sólo de la fabricación de tablas.

Después todo lo que rodea a estas, los fabricantes de quillas, de antideslizantes, de tapones, de neopreno, de inventos, amarraderas o leashes…

El Surf como marketing

Si que estamos totalmente de acuerdo con el artículo de que el Surf se utiliza muchísimo como arma de marketing, cada vez más, si quieres vender un coche que quieras que de significado a la libertad, al riesgo, a la aventura, usa el Surf, no sólo coches, también colonias, perfúmenes, etc…

Está claro que el Surf mueve mucho, sobretodo entre los jóvenes entre 18 y 35 años.

El SURF vende y las marcas de vehículos lo saben.

Francia y Portugal, a la cabeza del Surf europeo

Si hay algo que siempre me ha dado asco en este país es que siempre andamos a la cola de todo lo que sea progreso, y cuando alguien sobresale, se va fuera.

Nos dicen que emprendamos, pero luego, las ayudas nunca llegan, y los políticos de guardia, lejos de facilitar las cosas, nos roban en nuestras narices.

Así, que los que emprenden con algo novedoso, emigran y lo hacen desde otros países. Aquí, se penaliza por emprender algo nuevo. Un autónomo que empieza tiene que pagar cada mes más de 260 euros. Las ayudas para emprender brillan por su ausencia.

Existir, existen ayudas para crear empresas y pedir subvenciones, pero el dinero llega, cuando lo hace, muy tarde, y normalmente para pedir una ayuda te sumergen en un mar de papeleos y burocracia que le quitan las ganas a cualquiera.

Mientras, en los países vecinos, con menos costa, con peores condiciones y en el caso de Portugal, con una crisis más agudizada que la nuestra, invierten dinerales en el Surf. ¿Por qué será? ¿Será que cada euro invertido repercute positivamente en el PIB nacional?

En Portugal, el Surf se gestiona como producto estratégico para atraer turismo, y parece que les funciona. El Moche Rip Curl Pro Portugal, celebrado en la playa de Peniche, supertubes para los amigos, generó el año pasado 42,9 millones de páginas vistas en internet, 15,5 millones de interacciones en Facebook y un retorno de la inversión total en medios de 29,98 millones de euros.

Pero no es solo la prueba en sí, es lo que atraerá en los próximos meses, los ases del surf surfearon esas olas, todos quieren probar los tubos por los que surfearon gente como Mick Fanning o Kelly Slater.

¿Y España qué?

En España el único ejemplo que tenemos de lo que puede generar el Surf es Mundaka, que en países tan lejanos como Australia conocen más a España por la famosa ola que por naranjas o el vino.

Hoy en día, el 85% del turismo que se genera en Mundaka viene a catar la famosa ola de la ría.

Este año, parece que se apuesta un poco más por el Surf, pasarán 6 pruebas por España, ninguna de primera división. El País Vasco tiene una industria creciente que factura más de 14 millones al año, sólo en San Sebastian.

Pero si hay una perla que debería explotarse al máximo, esa es Canarias.

Mundaka

La famosa ola de Mundaka que atrae el 85% del turismo de la zona. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

Canarias, turismo de playa y Sol

 

Pero si en Ribanmontán al Mar, en Cantabria, con sólo 4.500 habitantes se genera 3,8 millones de euros al año en surf. ¿Cuánto se podría generar en Canarias?

Es obvio que depende de hacer una estrategia común, pero siempre luchamos contra la competencia, en vez de sumar para alcanzar un fin común a todos. Canarias, que mueve muchísimo turismo, debería apostar por el Surf, tiene olas 365 días al año, y además, tiene agua cálida y condiciones idóneas, no como en el resto de España.

El municipio de La Oliva, en Fuerteventura, cuenta con más de 40 escuelas. Además hay Surfcamps, tiendas de Surf, etc.

Pero ni el Cabildo de la isla ni los ayuntamientos han sabido sacarle el jugo a esto que se llama Surf.

Hace unos años, pasaban dos pruebas de alto nivel por las islas, Lanzarote y Gran Canaria, ahora mismo sólo pasa una prueba junior por Lanzarote. ¿Estamos perdiendo una oportunidad única en España, y en las Islas Canarias?

"en Ribanmontán al Mar, en Cantabria, con sólo 4.500 habitantes se genera 3,8 millones de euros al año en surf".

Opiniones enfrentadas

Si, desde luego, algunas instituciones han querido hacer algo en las islas, pero muchos locales siempre se han negado a ello. Quieren sus olas para ellos solos.

Es una opinión muy egoísta, porque el Surf puede generar una industria en el lugar que dé de comer a muchas bocas, y además dar un impulso a la cantera.

Muchos de los surfers tienen siempre que viajar para hacerse un hueco a nivel mundial. Sólo unos pocos lo han conseguido y nunca han tenido ayuda o muy poca de las instituciones.

Que tenemos que mejorar, eso está claro. Que este país se mueve con el fútbol también, cifras astronómicas por ver a los jugadores con el mismo look detrás de una pelotita.

Respetable sí, pero también tenemos surf con niños muy buenos que luchan por hacerse un hueco en este deporte, en vez de ayudarlos les hacemos el petate para ir a otros países donde si les quieren.

Mirando de nuevo al Norte

Cantabria es un paraíso se mire por donde se mire. Montaña y mar en apenas una hora. Cantábria infinita cerca de todo, lejos de nada. Tenemos infinidad de picos por descubrr, una de las bahías más bellas del mundo, playas de primera.

¿Y Galicia, Andalucía, Asturias, País Vasco, Baleares? Cuantas oportunidades perdidas…

Santander

¿Está Cantabria o no repleta de oportunidades con calas como esta?

Cantabria es una parada obligatoria de miles de turistas todo el año pero no sabemos sacarle jugo. Por desgracia nuestra, se preocupan más del turismo “pijo y señorial”. Por algo se dice que es el pueblo de Botín.

El aeropuerto es carísimo por lo que tenemos que ir al vecino País Vasco para conseguir un billete más económico, tiene gracia ya que ellos ganan el doble del salario nuestro.

El puerto es de primera, de nuevo no apto para nuestros bolsillos, de ahí que muchos cruceros se vayan a otros puertos más baratos. Demos gracias que el Brittany Ferries aguanta y vienen miles de ingleses todas las semanas.

Cantábria tiene un gran potencial de turismo pero hay que cambiar el chip y dejarnos de pijerio.

Seámos sinceros, el turismo que viene de hotel con todo incluído no deja tanto dinero como el turismo de furgonetas camper que vienen en busca de olas.

Compran comída, degustan nuestra gastronomía y beben litros de cerveza en los bares de playa. Pero ésta clase de turismo está en peligro de extinción si no cambia la mentalidad de ayuntamientos y el gobierno de Cantábria.

Des hace un tiempo se están metiendo con ellos, no les dejan acampar en algunas playas y mucho menos tener la cama elevada. Yo no lo entiendo, ¿Qué mal hacen?. Muchos de estos surferos pasan de largo y nos ponen una x en el mapa.

¿De qué nos sirve tener las mejores olas, las mejores escuelas si no saben aprovecharlo? Deberíamos copiar de otros países vecinos y ponérselo más cómodo para que puedan disfrutarlo como se merecen.

Muchos surfistas y algunos ayuntamientos están luchando por nuestra cuna del surf. Cada vez hay más escuelas, surfcamp y tiendas, está claro que el surf mueve y mucho.

Hagámos que los ayuntamientos se enteren que el surf es nuestra necesidad, invitemos a los turistas que se enamoren de nuestra tierra e incendien nuestro mar.

España, un país antisurf.

3045
Views

1 comentario