Guerreros de olas grandes

Puerto Escondido posee la fascinante belleza y el miedo que sólo unas pocas olas del planeta comparten. Los picos cambiantes y las intensas corrientes es apta para muy pocos valientes, como peruano Álvaro Malpartida que ama y sabe amar esta ola.