agua-dorada

                 ∧

La mirada de

VICTOR GONZALEZ

                 ∨

Fotografías _Victor González

Entrevista  _Miguel Gomá

Cuando me llegaron las carpetas de diapositivas, las miré muy por encima. Las fotos no me llamaron la atención, pero alguien me había dicho que este fotógrafo tenía buen ojo y que llegaría lejos. 

Que estaba empezando a tirarse al agua y que prometía. A decir verdad, no le dí mucha importancia aquella mañana. Con dos fotógrafos de la calidad que teníamos trabajando para nosotros difícil era encontrar a alguien a la altura.

Pero la fotografía era en aquel entonces el 90% de nuestro trabajo. ¿Quién iba a decirme que unos años más tarde quedaría relegada a un segundo plano?

Las imágenes enamoran en una web, pero no la posicionan en Google. La llegada de los smartphones y los iphones han hundido en la miseria a las pequeñas empresas que trabajaban imprimiendo revistas de surf, más allá del surf, incluso los periódicos buscan su hueco en la red de internet.

Esta historia trata de un gran fotógrafo que hizo camino en la fotografía de Surf y que al final ha terminado como casi todos, buscando el pan en otros campos. El Surf, nunca ha sido un buen negocio para los fotógrafos de Surf.

Alex-Gironi

Alex Gironi con Victor como compañero de tubo / Peniche.

¿Desde cuándo te dio esa afición por la fotografía?

Me llamaba la atención desde que de niño probé una cámara de esas que duplicaban las fotos del carrete, con uno de 24 sacabas 48 fotos, aunque los resultados de mis primeros carretes no debieron ser muy buenos.

Tiempo después, a los 16 años, animado por un buen amigo, comencé mis estudios de fotografía y vídeo, y desde entonces no he parado.

 

¿Por qué empezaste con el surf?, ¿o quizás no fue así y el surf surgió por otra razón?

Siempre he estado muy unido al mar, y cuando a los 11 años, mientras jugaba cerca de la orilla, vi un pequeño tubo por dentro, quedé enganchado y pillo olas desde entonces.

De pequeño era mi mayor obsesión. No pensaba en otra cosa, recorría entre 10 y 20 km en bici con la tabla a cuestas para ir a pillar olas.  Cada 2 meses iba ansioso al quiosco a ver si ya había salido alguna de las dos revistas que había entonces.

Al ser de la zona del Mediterráneo en una época en la que apenas nadie conocía el surf, literalmente cuatro gatos, las revistas eran la única “conexión” que tenía con el mundo exterior; alucinaba con sus fotos, era el único modo de ver algo sobre la mejor sesión de la temporada en Mundaka o de Slater ganando en Hawaii, hacía ya unos meses.

Después llegó la fotografía, y el viajar siempre fue mi mayor inquietud, por encima de todo lo demás. Unir las cosas que más me apasionaban no era más que cuestión de tiempo.

Barca-en-el-lago

Viajar es una forma de pasear / Reflejos de realidad.

¿Qué es lo que más tienes en cuenta a la hora de sacar una foto?

Me fijo muchísimo en la composición, para mí es muy importante.

Una buena composición puede dar mucha fuerza a la imagen, puede serlo todo. Pero siempre hay que tener en cuenta que a veces la fuerza viene ya dada por la imagen en sí, por la luz que haya en ese momento o incluso por las texturas que puedas crear según la luz, el grano de la película, la velocidad a la que disparas, etc.

 

Has llegado a ser desde nuestro punto de vista uno de los mejores
fotógrafos acuáticos de surf en Europa. ¿Has pasado miedo cuando las olas se ponen grandes y huecas?

Agradezco tu opinión. Por supuesto he pasado mucho miedo en el agua y en alguna ocasión incluso lo he pasado muy mal. He llegado a creer que me iba a ahogar mientras me comía una serie potente en Pipeline (al menos potente para mí).

 Me ha llevado la corriente a cientos de metros de la orilla un día difícil en Hossegor, nadando contra ella durante más de una hora. Mil anécdotas.

Recuerdo cómo en Hawaii apenas conseguía pegar ojo cuando se esperaban olas buenas para el día siguiente, tenía una mezcla de nerviosismo y miedo. Yo no me crié en un lugar de olas grandes y constantes como puede ser el Cantábrico, Canarias o Hawaii, de hecho hasta los 18 años nunca toqué un mar que no fuera el Mediterráneo, así que no estaba acostumbrado  a ciertas situaciones ni a ese tipo de olas.

He tenido que ir retándome a mí mismo una y otra vez. Tal vez por eso nunca me he visto identificado con cierto rollo que había entre muchos fotógrafos acuáticos, siempre con el tema de tener o dejar de tener huevos, algo que a mí me daba bastante igual. Cada uno tiene sus límites y hay que respetarlo.

¿No se te puede encasillar en un apartado exacto dentro de la fotografía. En qué campo te sientes mejor o te gusta más?

Con el paso de los años he aprendido a no encasillarme, a disfrutar de la fotografía en todos los campos que me llamen la atención intentando hacerlo a mi estilo. Pienso que muchas veces tendemos a encasillarnos solos, siguiendo lo que se estila sin salir de eso y finalmente siendo uno mismo el que se acaba limitando.

A pesar de que siempre intenté que mis reportajes fueran lo más completos posibles, con fotos de acción tanto desde tierra como desde el agua, con muchos line ups, lifestyle y fotos de viaje, blanco y negro y color, supongo que durante una época también me encasillé un poco no viendo mucho más allá del surf.

Ahora me siento cómodo haciendo sencillamente lo que me apetezca hacer, ya sea una foto “psicodélica” que solamente me guste a mí o la clásica foto al atardecer que ya sabes que va a tener cientos de “likes”. Intento hacer lo que me guste y nazca, desde fotografía documental y de viaje hasta moda, pasando por foto de naturaleza o fotografía más artística.

Chica-al-atardecer

Moda, naturaleza, retratos / La luz sobre su piel.

¿Llevas tiempo apartado del surf. Es complicado vivir de la fotografía de
surf?

La verdad es que el surf business me consumió demasiado. Dedicarse a la fotografía de surf en este país era una pelea constante, siempre intentando que te valorasen como a los franceses o ingleses. Sólo por el hecho de ser de aquí, algunas marcas ya te querían pagar una miseria.

Vivir de las revistas y de las marcas era realmente complicado, aunque unos pocos llegamos a conseguirlo durante unos cuantos años, o más bien a sobrevivir de ello. Desde luego no te ibas a enriquecer con ese oficio, era algo vocacional.

Hoy por hoy creo que aquí es imposible vivir de esto, te gastas más en gasolina de lo que luego cobras por la foto por la que has tenido que desplazarte, y ya no te digo en un viaje.
Pero he de decir que estoy apartado del surf como trabajo pero intento estar en el agua siempre que hay olas. El surf me sigue divirtiendo, que al fin y al cabo es lo importante.

¿Qué fue lo mejor de trabajar en Surfer rule?

Crecí devorando Surfer Rule, así que al principio fue un orgullo el ser publicado en la revista con la que crecí. Trabajar codo con codo con la gente que había admirado, como F. Muñoz o Willy Uribe, también fue realmente gratificante.

Pero sin duda alguna lo mejor fueron los viajes que pude hacer gracias a ser fotógrafo staff de la revista y la gente que conocí y con la que trabajé, muchos de ellos no sólo buenos surfistas sino grandes personas.

Gony-en-Marruecos

El arregla el pescado, ajeno a la mar / Gony en perfecta armonía con el océano 

¿Crees que volverán las revistas de papel algún día?

Sí. De hecho creo que está habiendo un renacimiento del papel en general. Personalmente pienso que redes sociales como Instagram son una revolución y un buen pasatiempo, pero el tener una buena foto en papel, en tus manos, algo físico que puedas ver y tocar, llena mucho más.

Lo que no puede volver son revistas con un diseño nefasto, impresas en papel de fumar y con contenido peor que el que te encuentras cada segundo en internet.

Debe ser algo más enfocado al coleccionismo, con mucha calidad fotográfica, buen diseño y contenido interesante. Algo por lo que no te importe pagar incluso cuando su interior contenga alguna foto que ya has visto en la red pero que al fin tienes de manera impresa.

¿También estás haciendo pinitos en el vídeo y no se te da mal. Hay que
renovarse o morir?

Muchas gracias, me alegra que te hayan gustado, pero la verdad es yo no diría tanto, jeje. Estudié vídeo hace muchos años pero jamás volví a tocar ese campo porque me centré en la fotografía, que es lo que más me llenaba.

Ahora que con las cámaras digitales también puedes grabar y a una calidad muy buena, entre foto y foto, y cuando me acuerdo, he ido grabando algunas escenas cuando he estado de viaje. Sobre algunos de esos viajes después me ha apetecido editar un vídeo, pero a nivel totalmente amateur y sin ningún tipo de pretensión, más bien como un recuerdo personal.

De hecho alguno de esos vídeos están totalmente grabados sin tan siquiera usar un trípode. Al final acaban siendo fotografías en movimiento y disfruto haciéndolo, pero al menos hoy por hoy no me veo haciendo nada a otro nivel que no sea para mí mismo.

¿Desde tu punto de vista el cambio al online repercute en la difusión de la
cultura del surf?

Cuando se habla de cultura de surf siempre me siento algo escéptico, ya que creo que esa cultura realmente se dio en ciertos lugares alejados de aquí y hace muchos años, y de eso ya no queda gran cosa más allá de lo que la gente pueda desear sentirse así o imitar aquello, algo que me parece completamente respetable.

Otra cosa es conocer el tema, el respeto que hay que tener en el agua, las normas e incluso conocimiento sobre el mar y las olas.

Pero de todos modos, internet ha repercutido en prácticamente todo por lo que es normal que también lo haya hecho en el surf. Ahora todo el mundo surfea o quiere surfear, ya sea en Las Palmas, en Barcelona o en Cuenca y supongo que ese aumento de surfistas y gente a la que le gustaría probarlo viene en cierta medida por todo el surf que hay online y en las redes sociales más concretamente. Es un proceso que hay que aceptar aunque a veces cueste.

Lo que sí veo es que muchos comienzan en el surf queriéndolo todo hecho; que le digan dónde ir, todos los spots, cuándo va a haber buenas olas, e incluso algunos se indignan cuando no reciben toda esa información bien masticada. Imagino que esto viene por esa facilidad que da internet y que antes no había.

Hodei-Marruecos

Hay miles de olas por descubrir / Hodei en Marruecos

¿Crees que las marcas se han alejado del surfer tradicional y buscan otros nichos de mercado?

Las marcas son eso, empresas, y buscan un beneficio económico, que es para lo que han sido creadas. Eso no es bueno o malo, sencillamente es. Si ahora el surf se ha expandido y pueden aumentar las ganancias vendiendo tanto a surfistas de toda la vida como a gente que piensa que el surf se hace en verano, pues irán hacia esa dirección, como se está viendo en muchas de ellas, aunque no en todas.

Hay muchos surfistas que reniegan de esto y es comprensible, pero muchos de ellos no dudan después en trabajar como comerciales de dichas marcas o en crear escuelas de surf al por mayor. Son muchas marcas las que se han alejado del surfista de siempre pero no es algo que me importe o moleste demasiado, aunque valoro las que no lo han hecho.

¿Qué tres cosas quitarías del mundo?

El fanatismo (provenga de donde provenga), la codicia y la hipocresía, creo que son la fuente de muchas de las injusticias que sufrimos. Y si me permites una cuarta, el ketchup, jeje.

¿Cuál es tu viaje soñado?

No sabría decirte uno en concreto. Cualquiera que acabe aportándote mucho, ya sea por las vivencias, por la cultura, por los paisajes, por las personas que te vas encontrando o incluso por quien esté a tu lado durante ese viaje.

Reno-en-la-carretera

El mundo no es sólo una ola / la vida es una ola

¿En quién o quiénes te fijabas cuando empezaste en la foto de surf?

Cuando era niño me fijaba mucho en las fotos de F. Muñoz, Willy Uribe, Chris Van Lennep o Ted Grambeau. Después llegaron D. Hump, Scott Aichner, Alex Laurel y otros muchos que me dejo.

¿Sigues a esos fotógrafos todavía?

Muchos de ellos ya no publican nada o si lo hacen no sé dónde es. Otros la verdad es que ya no me parecen tan interesantes como antes, me da la sensación de que siempre hacen lo mismo. Pero a algunos de ellos sí los sigo hoy en día.

¿Cuál ha sido para tí la o las revistas referentes del surf en Europa?

Creo que la mayoría de revistas importantes europeas seguían una línea muy parecida, pero dentro de esto, Surf Europe fue muy importante, eso es innegable. Surfer´s Path tenía muy buena fama. Pienso que Surfer Rule tuvo un punto álgido en el que fue muy bien considerada en Europa, tal y como eran otras revistas como Carve. Sinceramente no sé cuál podría considerar como referente a nivel personal.

De estas revistas que tenían tanto peso, digamos que la mitad de ellas han desaparecido o ya no tienen nada que ver con lo que eran, para bien o para mal.

Indar-Unanue

Tres factores unidos (Luz, composición y el surfista) / La foto perfecta

¿Un lugar para vivir?

 Hace mucho que me planteo esa pregunta y durante años no he conseguido obtener una respuesta. Ahora mismo te diría que el mejor lugar para vivir es en el que te sientas tú bien, por ti o porque alguien te llena lo suficiente como para estar ahí sin importar dónde sea.

¿Un lugar para enamorarte?

Myanmar.

 

¿Un lugar para visitar?

Imposible responder a esta pregunta, hay demasiados. Pero sea el que sea, intentando alejarte de las rutas turísticas y conociendo el lugar en su estado más puro.

Muchas gracias Victor, por tu trabajo, porque nos has acercado esos sitios y lugares donde muchos nunca llegaremos a estar y por haber mantenido la ilusión y el sueño vivo durante tantos años. Esperamos verte pronto de nuevo entra las olas.

@victorgonzalezfoto

 

fondo

RELACIONADAS

LA MIRADA DE CARCELLER

JESUS CARCELLER

RELACIONADAS

LA OLA FANTASMA

la-ola-fantasma

RELACIONADAS

LA MIRADA DE MANU MIGUELEZ

LA-MIRADA-DE-MANU
fondo
logo-660-2

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURF REVOLUTION. 

La mirada de Victor González.

1366
Views