¿Machismo dentro o fuera del agua?

Machismo dentro del agua

¿Quien no sueña con ser una  surfista profesional y vivir  de lo que amas?, o simplemente,  ¿surfear  con tus amig@s en tu playa?

Dentro del pico estamos ambos sexos juntitos donde nadie esta libre de pecados. Hay rivalidad, sentimientos, lujurias.  Si, les encanta ver nuestros culitos en tanga surfeando sus fantasías.

Parece sencillo llevar a cabo este sueño de sentir esa ráfaga que se cuela por todos los poros de  tu piel, la sangre te bombea con más fuerza, las venas se ensanchan para poder pasar toda esa pasión, soltándola lentamente en cada ola.

Dicen que solo tienes que desearlo pero somos lo que nos faltaba, seguimos en clara desventaja con ellos.

sofia-mulanovich

¿por qué siempre tenemos que demostrarles que sabemos surfear igual o mejor que ellos? Ni todos son tan malos, ni todas son tan buenas.

Dentro del agua el respeto te lo tienes que ganar y sobre todo si somos chicas, y fuera del agua somos objetos sexuales, sobre todo para muchos sponsors y marcas publicitarias. Cuerpazos en tanga bronceados, es para ellos más importante que ganar algún título mundial.

A kelly Slater le conocemos porque es el mejor del mundo, por esos aéreos imposibles y su gran destreza para domar las olas, y ¿Anastasia Ashley?, AHHHH YA LO TENGO!!!, por esa campaña publicitaria con su micro bikini y su tabla mirando las olas. Esta es, la triste realidad.

anastasia-ashley

Si de por si, es difícil triunfar en el mundo del surf, siendo chica lo es más, puedes ganar el campeonato del mundo, pero si no eres la perfecta imagen de una surfer girl para sponsors, y sesiones de fotos, tu sueño, se quedará en eso, en sueño.

Claro ejemplo de la 3 veces campeona mundial Cori Schumacher, os dejo algunas de sus palabras.

“Tenía un sueño, un sueño en la vida, y era ser surfista profesional, una surfista profesional campeona del mundo. Tuve problemas con mi peso, no era feliz, tuve que poner una mascara para que mis sponsors me vieran feliz y una surfer girl fácil de llevar”.

Esta situación la llevó a abandonar, estuvo 7 años sin surfear hasta que se armó de valor y luchó por reclamar el lugar de la mujer en el mundo del surf. Volvió a surfear, pero sin patrocinadores y trabajando de camarera para costearse su tercer título mundial, su gesta tuvo recompensa, siendo el principio de la lucha por la consideración de las surfistas como ATLETAS.

cori.schumacher

Afortunadamente  el  surf va cambiando y las profesionales como Carissa Moore, Alana Blanchard…, su surf va ganando la batalla y dejan claro que son algo más que una cara bonita con un cuerpo moldeado perfectamente por sus aéreos. Pero no cantemos victoria, todavía nos queda mucho camino por batallar dentro y fuera del agua.

Si Carissa tuviera los mismos títulos que Kelly Slater, ¿ganaría el mismo dinero?, pues no, la diferencia de lo que recibe un campeón o una campeona en una prueba del mundial es considerable, se reduce a la mitad, Los sponsors escasean para las chicas, cuenta más el físico que el nivel profesional, esto es un gran problema del consumismo, de los patrocinadores y las publicidades. Unos se benefician y otros salen perjudicados.

machismo dentro o fuera del agua

El surf es mi medicina, mi incertidumbre y sobre todo mi certeza, donde ahogo todos mis males. NO DEJEMOS ESTE SUEÑO PATAS ARRIBA, Y LUCHEMOS POR LO QUE ES: DEPORTE, SOLIDARIDAD, PASIÓN POR LAS OLAS.

Ojalá en nuestro país las jóvenes promesas puedan hacer su sueño realidad sin topar con este postureo que se mueve a su alrededor y vuelva el surf que nos vio nacer, crecer y deslizarnos sanamente, porque no somos objetos a la caza de una surfer girl”.

Desde luego en esta casa luchamos con arrojo en esta batalla para ver a nuestras surfistas como lo que son, ATLETAS DESLIZANDOSE EN SU SUEÑO Y VIVIENDO DE ESTA LOCURA QUE NOS ENLOQUECE.

Tal vez, cuando quitemos la venda oscura de nuestra ceguera, arreglando lo de fuera del agua, nos empiecen a respetar dentro de ella.

¿Seguirá siendo un deporte muy sexualizado?, Una guerra que termina, o ¿acaba de empezar?

Por _ YLENIA   

 

Lo peor del machismo es que también se está enquistando en los chicos, las marcas buscan imagen, imagen para vender más, los surfers tienen que surfear bien, pero tienen que tener un físico y una imagen fuera de los cánones habituales para que les sirva para las campañas de marketing de la empresa que les paga el sueldo.

Vale, Kelly es Kelly por su surf, pero no sería Kelly si no tuviera esos ojos que vuelven locas a las fans, y el tour está lleno de surfers con buena imagen, algunos con la de chico malo y otros con la de chico bueno, pero no hay gente gorda surfeando ni gente horrible llevando los símbolos de las grandes marcas, eso NO VENDE.

Si es verdad que las chicas se llevan la peor parte, cobran menos, ganan menos y los cánones de belleza son más exigentes. Tienen que luchar el doble una surfista que no esté dentro del estereotipo de modelo, por ejemplo tenemos el sobre esfuerzo de Silvana Lima, la mejor surfista de Brasil.

Y si bajamos del toro de las grandes estrellas, y nos vamos al pico local, el de toda la vida, la percepción ha cambiado, cuando empezaron a entrar en el pico a todos nos salía una sonrisa, esos culitos respingones, todos remamos detrás de ellos, las miradas complices entre ola y ola, el querer acercarnos a su piel.

Pero hace unos años todo cambió, las evitamos, ya no es una o dos, son muchas, nos invaden el pico, les buitreamos sus olas, queremos dejar claro cual es nuestro espacio.

Ahora las miradas son de reojo, y buscamos ese giro que las salpique. ¿Qué ha cambiado para que el narcisismo haya desplazado al galante caballero de las historias mediavales?

El Surf, corre por nuestras venas, a veces tan deprisa que no nos paramos un instante a pensar en los demás, sólo hay una idea fija en nuestras mentes, coger el mayor número de olas, coger las mejores, son mías, de nadie más, me da igual quien esté en el pico, los hermanos se pelean por ellas, no existe el flirteo con los del sexo opuesto.

Ya no somos tres, somos cien buscando la ola del placer orgásmico que me acerque al cielo.

Probablemente, Kelly Slater tenga una vez más razón, no es que sea progreso, es que es absolutamente necesario que existan piscinas creadas por el hombre para que haya siempre olas de sobra, y que lleguemos al pico desahogados, con la calma del que busca un poco de feeling, compartido con amigos, con amigas, con tu pareja.

Un artículo para reflexionar.

¿Machismo dentro o fuera del agua?.

2363
Views