¿Hay olas en Valencia o sólo paella?

También hay olas perfectas en Valencia. Foto _Victor González

SI ERES DEL MEDITERRÁNEO, OLVÍDATE DE SURFEAR.

“Si eres del Mediterráneo, no eres un surfer”, es la típica afirmación que dicen los que hablan por hablar, esos mismos que balbucean y aseguran que “la paella no es de Valencia”.

Pues señores, en Valencia se surfea, está claro que no tenemos un Mavericks en Port Saplaya, o que no podemos presumir de un buen fondo de reef en nuestras playas. Pero cuando el Júcar se pone, no hay quien nos saque del agua. Y allí estamos a remojo horas y horas.

 

Ola-para-surfing-en-Valencia

El Levante entre la arena y el cielo. Foto _Victor González

EL ROCE HACE EL CARIÑO

Vivir en el Mediterráneo tiene sus cosas buenas, salir en busca de una ola se convierte en una aventura, y vaya aventura, los viajes al norte son películas llenas de anécdotas.

Y ¿quién puede presumir de llenar el coche de comida, neoprenos, tablas y aún así caber cinco individuos en un VW Polo? De aquí la frase: “donde hay roce, nace el cariño”, y debéis saber que no hay nada mejor.

Pues nosotros nos enamoramos de esa forma de vivir, de que “salir, beber, el rollo de siempre” se quede en el último grado de prioridades y pegarte el viajecito una vez al mes esté en el lugar más importante de la agenda, subrayado y con colores fluorescentes.

Marcando-destinos-de-surf

Las mejores olas marcadas con rotulador fluorescente. Foto _Carla Ribera

HAY OLAS DE CLASE MUNDIAL

Además, estamos situados en una zona geográficamente estudiada, tenemos olas de clase mundial a la vuelta de la esquina, nada más y nada menos, que a seis horitas de coche más un par de peajes by the face.

Todo esto para llegar a tierras gabachas y disfrutar de Hossegor o Vieux Boucau (entre otras), como buen surfista mediterráneo.

Una vez allí, engorilados, como quien no ha visto el mar en su vida, nos falta tiempo para mal-ponernos los neoprenos y disfrutar de la bilirrubina que corre por nuestras venas, al sentir que la tabla se desliza por la ola bajo nuestros pies.

Y tras un día entero de agotamiento y éxtasis acumulado, qué mejor que dormir como reyes en Star Surf Camp y todo el resto… dejarlo fluir.

Panoramica-El-Jucar

Entre paella y horchata. Foto _Victor González

EL MEDI LLEGA HASTA EL ALGARBE

Si nuestra costa no está para rascar una ola, lo dicho, una media de ocho horas para conquistar el País vasco o Cantabria, y alrededor de siete para cabalgar EL Palmar, Caños de Meca o Hierbabuena junto a locales gaditanos.

Los surfistas del mediterráneo somos siempre turistas, pero eso también tiene su esencia, acostumbrados a surfear olas que no son nuestras y a compartir lo que a todos tanto nos hace vibrar, nos consideramos viajeros, y además conformistas, porque nos da igual si llueve, truena o nieva, si la previsión marca medio metro ventado, todos nos lanzamos al Mar.

Porque el surfing es eso, disfrutar de lo que venga sin darle demasiadas vueltas y sin mirar el reloj.

Tienda-de-surf-Gondwana

Tu me quieres, yo te quiero. Foto _Adrian Villalba

HASTA HAY TIENDAS DE SURF EN VALENCIA

Y si fuese verdad que “si eres del Mediterráneo, no eres un surfer” ¿qué hace Gondwana Surf Shop en la ciudad del Garbí? Una tienda, que más que tienda es una familia, porque entras y respiras surfing.

Con casi quince años a sus espaldas, un team de jovenes surfistas a los que patrocinan y una marca propia de tablas de surf, esta tienda es una de las más reconocidas mediterráneamente hablando.

Desde sus inicios han estado marcando tendencia, cultura y moda, dando caña para que éste deporte, que todos amamos, siga creciendo y evolucionando siempre a más y mejor, no hay ningún reto que se les quede por imposible.

Hacen charlas motivadoras, organizan jornadas con películas y documentales de surf, además de organizar viajes a destinos top. ¡Vamos, todo lo que hace cualquier tiendecilla de barrio!

También tienen servicio de venta y shapeo de tablas, para ellos crear el quiver perfecto para cualquier nivel de surfing es tarea hecha, además te dan la opción de diseñar tu tabla, así tal cual suena, diseñada por ti: medidas, colores, rocket… y siempre acompañado de asesoramiento personalizado y trato único.

Pero lo mejor de todo es que son una familia que trabaja en equipo, les gusta saber tu evolución, tus viajes, te recomiendan spots e incluso con visitarles ya sabes la previsión para las próximas dos semanas.

Entonces, si no existe el surf en el Mediterráneo, ¿Qué hace una tienda tan surfer en pleno Valencia?

¿Hay olas en Valencia o sólo paella?.

2588
Views