¿Surf  o  Bodyboard?

Todos hemos sido niños y hemos hecho locuras, yo os voy a contar un pequeño secreto, cuando empecé a saborear el salitre lo hice con un bodyboard. 

A muchos no les hará gracia y otros ni se lo imaginaban, pero seamos sinceros, el bodyboard es el principio de un comienzo, mi comienzo y el de muchos surfistas. Cuando empecé a despuntar estaba de moda un jovencíto Mike Stewartpionero de este deporte y todavía en la élite, un radical Guillermo Tamega  y ahora un Jeff Hubbard, espectacular bodyboarder que nos hace volar la imaginación con esos aéreos de vértigo. Muchos años estuve con mi corcho provocando las olas cántabras, asturianas, portuguesas, francesas…

jeff hubbard

Jeff Hubbard, despegando su sueño

Desde hace tiempo me rondaba el gusanillo  de probar el surf, una atracción fatal que me arrastraba  con más miedo que vergüenza a caer en sus brazos, una tentación que provocó un incendio que todavía sigue en llamas.

Recuerdo que mis compañeros del  “pico” pensaban que me había dado un golpe en la cabeza o que me había caído de la cama, “¿Estás loca?, si eres bodyboarder no puedes ser surfer, me decían”.  Esas palabras me recorrieron un escalofrío repentino pero seguí avanzando al lado oscuro, con ese juguete distinto al que estaba acostumbrada,¿y Qué es la vida sin locura?yo nunca me rindo, es una palabra que mi diccionario no conoce. Cuando  me puse de pie  fue un pecado, una tentación y también una infidelidad  de la que ya no era capaz de dejar, cuando salí del agua supe que ya nada sería igual, me enseñó a ver la luz que esconde un beso a ciegas, la sensación  fue bien distinta al bodyboard, tenía algo que ni en sueños podía imaginar lo que ahora es tan real, ese fuego entre la tabla y yo, ya no podía parar, ni en una vida entera algunos logran encontrar eso que me atrapó como un huracán que gira sin parar.

"una atracción fatal que me arrastraba con más miedo que vergüenza a caer en sus brazos, una tentación que provocó un incendio que todavía sigue en llamas"

El  bodyboard es más extremo y  “fácil” de  hacer aéreos, 360º, piruetas,  se trabajan distintos músculos, se necesitan olas realmente potentes y con mucha velocidad para sacarle todo su jugo, en cambio el surf puedes surfear olas pequeñas  y grandes bestias, pero solo los más afortunados consiguen soplar fuerte para poder volar  y  tocar el cielo,  los dos deportes tienen sus rituales y sus riders, pero igual de placenteros y respetables, lo que todavía no tenemos muy claro y es algo de lo que me entristezco, ¿Porqué no podemos estar juntos en las olas?, esa rivalidad y peleas que hay dentro y fuera del agua, esa Atracción fatal..

Es curioso que lo que más amamos, es lo que nos separa y perdemos el control, como muestra este vídeo.

Kelly Slater, extiende sus alas y me hace volar

  Afortunadamente esta atracción fatal tiene  también sus lados buenos, seamos sinceros y decirme que nunca han  visto un vídeo de surf  si eres bodyboarder o al revés, aunque sea con el rabillo del ojo, obligados, atados. ¿Quien puede resistirse a esta maravilla?

La realidad es que no dejo de soñar, recuerdo que un día fui fuerte, no juzgué a nadie y me lancé a este sueño llamado surf, por eso si me escuchas no te rindas, siéntete libre y orgullos@ de quien eres, el surf, mi sueño despierto, el que ilumina mis pasos, mi sin vivir, de su fuerza siempre aprendo y me hace amar,  se deshizo por mi piel y alivió toda mi sed.

A tí  ¿Quien te alivia la sed, el Surf o el Bodyboard?  ¡MÓJATE!

¿Todavía sigues con el rabillo del ojo? 

La opinión de MAGT

Surf o Body, dos deportes “diferentes” que aprovechan la fuerza de las olas. ¿Son tan iguales, o son realmente tan diferentes?

Seamos sinceros, cuando en el pico aparece el típico chapotendo con sus aletas, nos dan ganas de echarle del agua. Y lo mismo pasa cuando en el Frontón aparece un surfer que se mezcla entre los bodyriders.  Vieja rivalidad que no acaba nunca.

Mirando el imperio económico de los dos deportes, indudablemente el surf ha ganado, mueve más adictos, más dinero, más marcas, más de todo. Pero hay algunas regiones donde el bodyboard prosperó mucho más. Canarias durante años fue el feudo de los bodyriders, ellos dominaban sus olas. Sobretodo Gran Canaria. Pero poco a poco, el Surf fue abriéndose paso, y ahora mismo el Surf es el deporte mayoritario. Recuerdo los esfuerzos de muchos por hacer valer el bodyboard en las islas, Carmelo Díaz, Daniel, Alexis, Richard Díaz, etc. Y alguno de los anteriores ya ha aparcado en bodyboard en algún ricón de su casa o de sus recuerdos. Los aéreos son espectaculares, al ir tumbado puedes enfrentarte a olas muy huecas, pero sus maniobras ponen al límite tu espalda, y llega un momento que ya no puedes con ella.

"Seamos sinceros, cuando en el pico aparece el típico chapotendo con sus aletas, nos dan ganas de echarle del agua"

Muchos son y serán forever bodyboarders, yo después de ver El Gran Miércoles salí corriendo a comprarme una tabla de Surf. Cuando me puse de pie en ella, ese feeling, no me lo había dado nunca el body. Y me quité de encima el cargar con un par de aletas. Conozco a muchos que dejaron el bodyboard y se unieron al club de Greg Noll, pero no se de nadie que haya dejado el surf para convertirse en bodyrider.

Mi opinión no importa, se que muchos defenderán a capa y espada el bodyboard, y están en su derecho, tienen toda la razón. Pero a mí me mueve más el Surf, aunque pasé 4 meses aleteando sobre un bodyboard antes de pasarme al surf. Para mí el body fue la escuela que me ayudó a alcanzar el Surf, por eso tiene todo mi respeto. Yo en tres meses estaba “rentreando” sobre las olas, creo que gracias al Body, otros tardaron un año en ponerse de pie sobre su tabla. A lo mejor, si hubieran empezado con el body…

 

¿Surf o Bodyboard?.

3258
Views