Ardiendo van nuestros sueños en la galaxia de Hurley, mueven nuestros sentimientos sus pupílos. Se ponen traviesos, libres como el viento Eli Hanneman, Winter Vincent, Bronson Meidy, y Dean Vanderwalle. En el altar de Hurley, sus pupílos son la religión de mi alma.

Share This