Debajo de él rompe una lengua líquida de un verde turquesa inigualable, el viento es seco y cálido y cuando te sumerges en ella parece que te has ido a otro planeta.

Share This