Fernando Pérez.

Cabalgando olas grandes en El Bravo