Fernando Perez, entre las pitas

Cabalgando olas grandes en El Bravo