El cambio climático también afecta al Surf.

JULIO, 2019

Textos: Miguel Gomá

Lo que nos faltó por contar

El 16 de mayo escribimos un artículo sobre el fin del surf. No como deporte sino como actividad que va de la mano a la especie humana. Hablábamos de los plásticos en los océanos, de las emisiones de CO2, de la destrucción de los corales.

Tuvimos algunas respuestas positivas sobre que hay que tomar cartas en el asunto y algunas negativas diciendo que esto del cambio climático son pamplinas.

Ojalá escribir sobre el fin del surf como estilo de vida, como deporte, fuera sólo eso, un medio para tener más visitas a una web dedicada a la difusión de la cultura del surf.

Nos hemos puesto a recopilar todo tipo de información sobre el CC, a contrastar todo lo que encontrábamos, desde noticias de medios de comunicación hasta estudios de Greenpeace o de entidades científicas.

Después de dos meses, nos gustaría decir que no es tan preocupante el cambio climático. Nos encantaría decir aquello de que las olas crecerán gracias a este sin ningún daño colateral y que podremos ver a surfers batiendo récords en olas gigantescas, dantescas.

Pero cada día que seguíamos una nueva línea de investigación, más nos preocupaba el tema.

Los datos ya no es que sean preocupantes, son alarmantes hasta el punto que realmente pensamos que puede que hayamos pasado el punto de no retorno, no porque lo hayamos rebasado realmente, sino porque pensamos que para revertir la situación tendríamos que cambiar todo el modelo económico a nivel mundial.

Es decir, eliminar por completo el neoliberalismo, el capitalismo fracasado y cambiarlo completamente por un modelo sostenible donde pongamos al planeta por encima de todo, a las personas y no al capital. Porque hablamos de la continuidad en el planeta azul como especie.

Los plásticos es un mal menor comparado con la crisis de la subida de las temperaturas.

El consenso mundial de los científicos lo ratifica.

La temperatura del planeta está aumentando gracias a las actividades humanas, llevamos desde la revolución industrial de finales del siglo XIX enviando gases de efecto invernadero, CO2 y Metano principalmente.

Según el panel intergubernamental del cambio climático,  una de las máximas autoridades al hablar de cambio climático, no hay duda de que la variación del clima actual está causada por nosotros.
El calentamiento del sistema climático es  inequívoco y desde 1950 muchos de los cambios que hemos observado no tienen precedentes en décadas y hasta milenios. La influencia humana en el sistema climático es clara y las emisiones de gases de efecto invernadero las más altas de la historia.

Llegados a este punto, todavía podríamos pensar que hay ciéntificos que opinan que el cambio climático no es real. Pero por más que hemos buscado, hay un consenso general a nivel mundial.

El IPCC, la NASA, el national research council de EEUU y más de 190 instituciones en todo el mundo lo afirman no hay debate sobre esto en la comunidad científica.

El deshielo en Groenlandia es realmente preocupante.

Unos cuantos datos MUY preocupantes.

La temperatura media del planeta desde que empezamos a emitir gases de efecto invernadero ha subido 1 grado. A priori puede parecer ridículo, pero no vamos a hablar de lo que puede pasar si sube otro grado, vamos a detallar que está sucediendo en el planeta con sólo ese grado de aumento. (Noticias recientes y de los últimos años)

Y podríamos seguir, y seguir, la lista es casi interminable. Los datos son congruentes, no hay tiempo para actuar. Cada día perdido es una batalla perdida, y ya hemos perdido demasiadas. No hablamos de que esto nos va a influir en 100 años, hablamos de que ya el daño se está generando y que cada año va a peor.

Hemos querido reflejar con datos para aquellos que todavía opinan que el cambio climático es un invento. La alerta está en marcha. El tiempo es cada vez más corto. ¿Dónde está el punto de no retorno? 

Debemos actuar ya, cambiar todo desde cero, replantearnos todo de nuevo. ¿Cómo lo vamos a hacer? Esa es la pregunta clave. ¿Cómo las grandes empresas multinacionales van a frenar la máquina de hacer dinero? ¿Cómo enfrentarán los gobiernos de la próxima década este desafío?

Si no se arregla esto, no habrán más olas y tampoco importarán las piscinas de olas, ni la calidad de estas, simplemente, no estaremos para disfrutar de ellas, de cada brisa de viento, de cada soplo de vida, porque se habrá agotado, la habremos agotado por completo.

 

Un documental que no deberías dejar de ver.

Si te ha gustado este artículo

En RADICAL SURF magazine nos comprometemos para seguir aportando cultura a la forma de vida y el deporte del surf.

Nuestros socios y socias hacen un esfuerzo para que podamos escribir noticias como esta. Sin ellos RADICAL SURF MAG no sería posible. Si te ha gustado este contenido y también quieres unirte al proyecto SURF REVOLUTION, sigue el link.

Share This