Y no porque sea el más rápido del Oeste, ni porque de pena, aunque su nombre invita a ese error. Le llaman el niño porque es  lo mejor. Dusty Payne, no es el niño, pero surfea como los ángeles de Machín los efectos del niño travieso…

Share This