Noa Deane a raíz de perder a su padre, la leyenda del surf australiano, nos deja la mejor sesión del año. Aéreos estratosféricos y tubos que retumban en los huesos.

Share This