¿Cuántas vueltas habrá dado este vídeo al mundo? Es el tubo más grande e impresionante jamás visto antes, debajo de tres secciones.

Nacho González toreaba montañas de agua, y al final, encontró un hueco para salir y sobresalir del resto de los competidores.

La emoción, su emoción lo describe todo.

Share This