la velocidad y el poder de la ola interminable de Skeleton Bay. Aritz Aranburu en las entrañas del mejor tubo de su viada. Va a ser difícil, superarlo.

Share This