Es hora de emborracharte pero ¿de qué?. De tubos de cristal. Esos que nos vuelven loquitos de pasión incontrolable. Esos que gimen esperándonos con un abrazo eterno. En estos tubos daríamos positivo y reventaríamos el globo!!. Ojito a su salida por si hay un control.

 

Share This