No lo tenían nada claro donde parar el coche, discutieron en que ola quedarse hasta que apareció a lo lejos deslumbrando. Una belleza indiscutible. Un día mágico, picante como su chile. México nunca nos decepciona.

Share This