Si la cuestión se resume en divertirse, el señor O´brien ya lo hace en sus desfases invernales al pie de su casa. ¿Algo más por demostrar?…

Share This