Kelly  Slater vuelve con más fuerza que nunca. Dispuesto a ganar otro título mundial. Ummm… ya llegan los colores de las licras, el olor a parafina, el sabor a multitudes. Y entre bastidores, cientos de surfistas se amontonan. No son surfistas cualquiera, son los campeones. Impresionante estos días Pipeline que sacó lo mejor del Rey.

Share This