Sí, Italia olas y sí, incluso hay algunos puntos a lo largo del país mediterráneo que producen olas que pondrían una sonrisa de oreja a oreja en la cara de cualquier surfista. Caso en cuestión: la ola secreta (que no diremos donde está) que nos presenta Roberto D’Amico, el cazador de tubos italiano.

Es verdad que la ola vino después de una tormenta. Y solo por un breve momento.

Roby había conducido 6 horas desde su casa para descubrir que las olas eran mucho más pequeñas de lo previsto. Pero, por suerte, algunos lugareños lo llevaron hacia una nueva ola que estaba rompiendo. “Después de ver el primer set, me quedé sin palabras”, escribe D’Amico. “Mi corazón comenzó a latir más rápido cuando la adrenalina comenzó a correr por mis venas y la euforia comenzó. Las fuertes lluvias crearon un banco de arena perfecto frente a una boca de río y sabía que solo tenía un par de horas antes de que desapareciera como un espejismo que nunca fue” .

De hecho, a la mañana siguiente ya no estaba. Buenas olas en Italia es muy difícil, pero cuando sucede, hay que aprovechar al máximo, porque tardarán en volver.

Si te ha gustado este artículo

En RADICAL SURF magazine nos comprometemos para seguir aportando cultura a la forma de vida y el deporte del surf.

Nuestros socios y socias hacen un esfuerzo para que podamos escribir noticias como esta. Sin ellos RADICAL SURF MAG no sería posible. Si te ha gustado este contenido y también quieres unirte al proyecto SURF REVOLUTION, sigue el link.

Share This