Surf de olas gigantes en San Borondón

Surf de olas gigantes en San Borondón

MARZO, 2019

Fotos: José V. Glez 

Textos: MAGT

Manuel Lezcano, sabe como es la isla de San Borondón.

Fue un monje irlandés, que luego fue canonizado, el que dió lugar a la mítica leyenda de que el paraíso terrenal se hallaba en una isla a la que se le puso el nombre de San Borondón.

Los escritos de este relato datan de finales del siglo X y principios del XI. 

¿Existe la isla de San Borondón?

Algunos dicen que es Terranova, otros dicen que se trata de Islandia o las islas Feroe, o algunas islas del mar Caribe, o incluso las islas Canarias.

La realidad es que son varios los canarios que afirman haber visto una isla más allá del Hierro que aparece y desaparece. Aunque la leyenda habla de que el monje Borondón celebró una misa de resurrección sobre una isla que resultó ser una ballena, de ahí la leyenda de la isla errante.

Aarón Rodríguez, surf en San Borondón

San Borondón resultó ser errante

 

Ha sido incluso estudio del programa de Iker Jiménez, el famoso Cuarto Milenio. 

Se ha fotografiado e incluso filmado, hasta que hace unos años, un grupo de canarios han descifrado el misterio de la isla, ballena o lo que fuese.

Vilayta no sólo decubrió San Borondón, la ha montado como si de un caballo se tratase.

La isla resultó ser una ola que aparece y desaparece

Fernándo, Vilayta, Aarón, Alexander Zirke e incluso Manuel Lezcano, entre otros, dieron ese nombre a una misteriosa ola que rompe en algún lugar al suroeste del archipiélago canario.

La ola al igual que la famosa isla sólo aparece en determinados momentos del año, cuando menos te lo esperas, sólo hay que seguir unas señales que ya han descifrado nuestros protagonistas.

Zirke tiene muy buen guardado el secreto.

 

 

San Borondón existe realmente

Se ha fotografiado e incluso filmado, San Borondón ha pasado de enigma, de leyenda a ser una realidad, y a veces, alguno de los surfers que descubrieron el enigma, nos avisan y vamos corriendo a fotografiar a la ballena, antes de que desaparezca.

Ayoze Fernández, surfear San Borondón no es para novatos.

No puedes subirte a la isla

Si tienes suerte puedes verla aparecer mirando desde algún lugar de una de las islas canarias.

Otra cosa es subirte a ella. Para eso necesitas primero una embarcación que te lleve, que te remolque, porque cuando aparece es tan grande que remando es imposible.

Y luego estar preparado para lo que se te viene encima. Necesitarás chaleco salvavidas y todo un equipo para que no pierdas la vida.

 

 

 

Surf bajo el volcán del Teide

Surf bajo el volcán del Teide

MARZO, 2019

Fotos: José V. Glez & MAGT

Narración: Miguel Gomá

Durante la única prueba oficial de la WSL que pasa por Canarias, Las Américas Surf Pro, tuvimos la suerte de contar con un swell que barrió el litoral suroeste. 

Así que tuvimos olas en todos los picos de esa vertiente. La izquierda funcionó a pleno pulmón, pero también las olas que rompen a su alrededor.

Entre manga y manga o después de estas, nuestras cámaras estuvieron a la caza de los mejores momentos fuera del evento.

Tim Bisso (Foto: josé V. Glez) no sólo ganó la prueba, nos dejó momentos llenos de colores y de perfección en sus giros.

Alex Bauduín, entre las luces del atardecer. Foto_ MAGT

Cuando llegamos, apenas se movía el mar, todos esperaban a que al día siguiente llegasen las olas.

Sin esperar al mañana, decidimos intentarlo la tarde anterior. Justo un par de horas antes de la puesta del Sol. 

 

Mathis Crozon. ¿A qué parece el Caribe? Foto_ MAGT

Tenerife ya no es sólo un lugar donde se vende el Sol y la playa. Es un libro abierto lleno de actividades.

Senderismo, buceo, ciclismo, Mountain Bike, Stand Up paddle, windsurf, kitesurf, Kayak, vela ligera, apnea, pesca de altura, espeología, parapente, escalada, descenso de barrancos, tenis, paddle, golf, etc.

Decenas de razones para visitar la isla, y entre todas ellas, Surf y Bodyboard,  dos disciplinas que puedes practicar sólo en Canarias a 22ºC, todo el año y con una cancha natural llena de oportunidades y experiencias distintas.

Maxime Dos Anjos, ponerla así es de pros. Foto_ José V. Glez

Preservar los lugares donde se practica el surf es una labor de todos, nuestras costas son nuestra gallina de los huevos de oros.

Nuestras playas de mil formas y colores, nuestros mares azules y otras veces turquesas, y nuestras canchas naturales, las olas.

 

Yael Peña. Uno de nuestros surfers con más proyección internacional. Foto_ MAGT

Nuestra cantera es cada vez mejor, pero adolecemos de una cosa. Falta de eventos de surf en las islas.

Traer algunas pruebas internacionales y fortalecer el circuito canario son dos aspectos que urgen si queremos que crezca el surf, la cultura, y evolucione este “deporte”…

Lenni Jensen, de la escuela de Fitenia. Otro de esos canarios que tienen mucho que decir. Foto_ MAGT

El nivel del surfing canario es cada vez más alto. Pero el nivel del surfing que viene de fuera lo es aún más.

Aún así sólo nos falta un pasito para estar dentro del top mundial.

Lucía Martiño, el surf femenino es un valor en alza. Foto_ MAGT

El surf femenino ha notado una enorme proyección en los últimos años.

Hace uno o dos años eran las surfistas de la península las que destacaban, pero este año creemos que va a haber un cambio y son las nuevas surfers canarias las que darán mucho que hablar, como Daniela Boldini, Lucía Machado,  Melania Suárez, Laura de los Reyes y muchas más.

Halley Batista, surf frente a las Palmeras. Foto_ José . Glez

Portugueses, franceses, alemanes, ingleses y muchos más de países todavía más lejanos compartieron las olas de las Américas durante una larga semana.

Todos surferon y todos respetaron, y los que estábamos fuera disfrutamos de surf de primera, de los que vinieron y de los que ya estaban por aquí.

Tim Bisso, deslumbró en freesurf también. Secuencia_ MAGT

Tim Bisso aprovechó al máximo su estancia, fue como un César romano: “Vini, vidi, vici”.

Surfeó en sus mangas y ganó, surfeó en freesurf y nos deslumbró.

Gracias Tim por tus momentos, a tí y a todos los que dejaste atrás, seguro que estuvieron a la altura.

Tristan Guilbaud, si esto no roza la perfección no sabemos que. Foto_ José V. Glez

Con esta última imagen nos despedimos. una panorámica de las Palmeras que invita a soñar, a soñar con tubos salados, con labios turquesas y con maniobras imposibles que se hacen ante nuestros ojos o las sientes en tus propias carnes.

Tenerife es mágica, Las Américas increíble. Canarias es nuestro hogar y nuestro patio de recreo. Aprendamos a amarla, a respetarla y a saber compartirla con los demás.

Quemao Class 2018, de perfección al infierno de Dante

Quemao Class 2018, de perfección al infierno de Dante

El Quemao, la mañana del 29 estaba pluscuamperfecto. Foto _MAGT

El 21 de noviembre, la organización del que posiblemente sea el mejor evento de surf de Canarias, decide dar la alerta naranja para los días 28, 29 y 30.

Dos días más tarde confirman las fechas. Todo está preparado, 72 riders están convocados. Surf y Bodyboard van a ir de la mano un año más batiéndose en los terribles y a la vez impresionantes tubos de una de las olas más poderosas de Canarias.

Esta es un pequeña crónica con las mejores imágenes de nuestro archivo que relatan lo ocurrido esos dos días.

Jonathan González fue pasando mangas discretamente. Foto _José V. Glez

Una tarde mediocre que se fue mejorando con el transcurso de las horas

El 28 de noviembre comenzó el espectáculo. El formato es invitacional, y se invita a los mejores. Muchos de Canarias, pero también vinieron de fuera de las islas.

Marc Lacomare, William Alliotti o Miguel Blanco estaban entre la lista de invitados, riders que nunca han faltado a la cita en las 4 ediciones.

William Aliotti fue pasando mangas entre tubos que rozaban la perfección. Foto _MAGT

Lo más complicado de este evento

¿Nunca te has puesto en la piel de los organizadores de este evento?¿Te has preguntado alguna vez lo difícil que debe ser acertar con un parte de olas buenas?

Lo que si hemos aprendido es que los partes nunca aciertan al 100%. Este campeonato tiene dos meses de espera, pero, ¿cómo saber cual es el parte perfecto? Este año se “precipitaron” al elegir esas fechas y no 4 días más tarde que estuvo mucho mejor, pero nadie es adivino, y el equivocarse con las fechas es muy relativo.

El que los riders se tuvieran que enfrentar en otras condiciones, más difíciles, con olas de más de 10 pies, puso el nivel del espectáculo en el máximo del listón.

Yael Peña desmostró dominar a contramano las difíciles olas del Quemao. Foto _MAGT

Volvamos al principio

El primer día tampoco estaba el viento en su punto, pero según pasaron las olas y las mangas y con la marea subiendo todo fue ajustándose.

Y el cuadro de olas perfectas se fue dibujando ante nuestras miradas atónitas. Julian Cuello no pasó su primera manga, y no fue el único que tuvo un paso efímero por la prueba.

Sancho y Gony también caerían en la primera. José Mentado se abría paso y seguía como líder de su manga.

Marco Imbernón quedaba en 4 lugar y Jonathan González pasó segundo luchando contra un inspirado Marc Lacomare.

Yael Peña eliminó a Antonio Marqués con un magnífico tubazo a contramano digno de nivel de CT.

Luis Díaz destrozó en su manga echando fuera a Manuel lezcano y a Carlos Marqués, y un desconocido Kalani Da Silva de la isla vecina lograba colarse para cuartos.

William Aliotti dejó fuera a Iker Amatriain, y Gilmar Catelani y José Roman sobrepasaron a Bruno Santos y a Yeray García.

Y en la última del día Andy Criere y Miguel Blanco echaron a dos de los grandes: Alex Zirke y Franito Saenz.

Carlos Marqués quedó este año eliminado en la primera manga. Foto _José V. Glez

Una mañana perfecta

Pero lo mejor del evento sería la mañana del 29 de noviembre. Corría una suave brisa del sureste, entraban series sólidas de 2 metros y los tubos abrían con labios perfectos.

Y en la vorágine de los tubos todos empezaron a destacar, Luis Díaz, William Aliotti por supuesto y Marc Lacomare, que iban directos como un cohete hacia la final.

Y Jonathan González iba pasando mangas discretamente con segundos puestos.

Yael Peña hizo un tubo de 10 a contramano lo que lo catapultó  directamente a cuartos de final.”

Pero la marea bajó de repente y la organización hizo una pausa de un par de horas largas. La baja estaba ahí, animándote para que te rompieras la crisma.

Así que pausa para respirar y empezábamos de nuevo a las 14:00. Un momento en lo que todo cambió.

El espectácular tubazo de Yael Peña. Secuencia _ José V. Glez 

Y llegó el infierno de Dante

Se levantó una brisa del noreste que empezó a estropearlo todo.

Las olas crecieron y con ellas los baches. Así se hacía muy difícil surfear, pero eso le daba un extra de emoción a la competición.

El viento es molesto para todos, decía Alex Zirke desde el paseo.

En un principio creía que iba a deslucir la prueba, y los riders no se ubicaban bien en el pico.

Muchas veces remaban mar adentro para no ser cazados por monstruosas olas que sobrepasaban a veces los 5 metros de altura, si las mirábamos por delante.

Las series a veces desfasaban y todos remaban para pasarlas por arriba. Foto _MAGT

En las mangas finales la estratégia te hacía pasar o caer

Las semis y la finales se convertían en jugadas de estrategia. Podías hacer dos cosas. Lanzarte a por las más grandes a ver si con un buen bottom y poco más podías pasar o ir a coger las de entre serie y poder sacar un par de maniobras. La cosa estaba complicada y era difícil que te cuadrase una buena ola. Era más cuestión de suerte o de saber elegir bien que de calidad en el buen hacer del surfer.

Ian Cosenza optó por surfear las más grandes. Foto _José V. Glez

Una final de infarto

El único representante canario en la final era Jonathan González, y el surfer a batir Marc Lacomare que había hecho un campeonato espectacular.

Jonathan rompió su esquema en la semifinal pasando primero en esta manga, cosa que logró eligiendo muy bien la ola y arrancando punto a base de giros a contramano.

“Y bajó un derechón que recogió como el demonio y se metió dentro de sus tripas. Volvió a aparecer un segundo, desapareció de nuevo volviendo a reaparecer en medio de un fuertísimo spray al final de la ola. ”

Y llegó un tubo de 10

Todos estaban en el pico como buitres acechando su presa, todos menos Jonathan que estaba más abajo. Medio perdido y la marea seguía bajando, entonces Jonathan se fue a buscar la derecha.

Difícil conseguir puntos con la derecha, pero no imposible. Y bajó un derechón que recogió como el demonio y se metió dentro de sus tripas.

Volvió a aparecer un segundo, desapareció y de nuevo volvió a reaparecer en medio de un fuertísimo spray al final de la ola. ¡Era un 10, seguro que era un 10!

Jonathan se abrió paso a giros a contramano en la semifinal. Foto _José V. Glez

Y entonces llegó el 10. Foto _MAGT

Con la tranquilidad del 10 Jonathan empezó a desfasar. Foto _MAGT

Un resumen del último día

Podríamos contarte como siguió el día pero lo mejor es que le des al play en el próximo vídeo.

Ian Cosenza, cuando las olas eran perfectas. Foto _MAGT

Manuel Lezcano, sólo 20 minutos fue su paso por el evento este año. Foto _José V. Glez

Kalani Da Silva, debutó en El Quemao pasando a cuartos de final. Foto _MAGT

Marc Lacomare, lo intentó todo en la final pero no pudo con la veteranía de Jonathan. Foto _MAGT

Othame Choufani, pudo disfrutar de un Quemao Clásico. Foto _MAGT

Luis Díaz se hizo unos cuanto tubos profundos. Foto _Ylenia Ruisoto

La verdadera protagonista era la ola, El Quemao en todo su esplendor. Foto _MAGT

Jonathan González, ganador indiscutible de la prueba. Foto _MAGT

¿Nos vemos en el 2019?

El Quemao Class después de 4 ediciones se consolida como uno de los mejores eventos de surf europeos.

Nos ha dado momentos increíbles y esperamos que el año que viene vuelva una nueva edición, con más olas, con más surfers, con mucho más espectáculo.

No faltaremos a la cita. Allí esperamos verte de nuevo, tanto si vas a competir como si sólo vas de espectador.

¿Por qué Nazaré tiene la ola más grande del mundo?

¿Por qué Nazaré tiene la ola más grande del mundo?

DICIEMBRE, 2018

Fotos: José V. Glez / Fanfi Shop

Textos: MAGT

Este pasado agosto tuve la suerte de visitar Portugal y se me hacía obligatoria una parada en la capital del surf de las olas gigantes.

Seguí las indicaciones de tráfico y cuando ya estaba lamiéndome los labios me engullí de pronto en un atasco en una vía paralela a la famosa playa turística de Nazaré, y no famosa por sus olas.

Desde mi asiento no dejaba de mirar el promontorio rocoso sobre el que se veía el fuerte de San Miguel y el faro. Ahí era donde quería yo ir  y no a esta playa turística llena de güiris que deambulaban perdidos consumiendo pescado por cualquier esquina.

Una hora más tarde, llegué al destino deseado y ya estaba sufriendo el vértigo de los acantilados sobre los cuales se observan las gigantescas olas que rompen a la falda del fuerte de San Miguel.

Pero ese día, no habían olas, ni sol y eso que era agosto, lloviznaba y mientras caminaba por debajo de un arco promocional que aludía a las famosas gigantescas olas, observaba la salvaje playa a la derecha.

En ese momento una pareja trajeados para una boda se hacían fotos y sobre las orillas rompían perfectas derechas de medio metro. No, no había nadie tirado haciendo surf.

Pagué unos euros por entrar en el fuerte y aluciné la próxima media hora entrando y saliendo de viejas habitaciones de piedras de más de 1000 años llenas de las tablas de los héroes que un día desafiaron a la bestia gigante de Nazaré.

Ahí estuve atascado media hora, mientras miraba la playa y el acantilado

Quién si tuvo la suerte de visitar este año Nazaré como tiene que verse, rompiendo dantescas olas que parece que quieran engullir el fuerte, fue nuestro fotógrafo José V. González. No lo tenía muy claro, el ir o no ir, siempre que aparecían las olas gigantescas, era con mal tiempo, nublado y lloviendo, y con mucho frío. Por eso José nunca tuvo el deseo de visitar el lugar, y eso que ha ido varias veces a Peniche a ver a los pros en la prueba mundial. 

¿Por qué esta vez decidiste ir a ver la prueba del mundial?

Siempre había visto las grandes sesiones de Tow in, no me despertaba interés con esa luz un tanto oscura, tenebrosa y poco atractiva. El parte era interesante pero tenía mis dudas.

Fue mi amigo y surfer Eric Rebiere  quien hizo decidirme en última instancia. Sus palabras fueron claves: ¡Nunca antes has visto olas así, vente!

Me dejé llevar y acertó al cien por cien. Volví a sentir la pasión del surf. La noche anterior no pude dormir. Fue gracioso ya que me levanté a las 5:30am para intentar ubicarme y cuando salí de casa me perdí.

¿Puedes imaginarte el estruendo de fondo de las olas colosales y no encontrar el camino hacia ese faro tan mediático? Todo se solucionó con el amanecer y fue realmente emocionante encontrarme enfrente de ese poder de esas olas tan grande, me intimidaban.

Al amanecer encontré el camino, la imagen me intimidaba

¿Cómo era el lugar, qué estaba en su sitio, qué se parecía a lo que tu habías imaginado y qué estaba fuera de su sitio?

Antes de ir estudié en profundidad la zona, sus ángulos y tenía conmigo, bajo mi criterio, las imágenes más impactantes. Es un lugar con un encanto muy diferente al atractivo turístico que ofrece por el clima en los meses de verano.

Los take off te quitan el hipo

 

 

Las olas, hablemos de las olas. ¿Eran monstruos que provenían de lo más oscuro de tu imaginación?¿Te meterías a sacar fotos desde una moto de agua?¿Impone el lugar?

Nunca antes había presenciado un mar tan endemoniado. No entraría a tomar fotos desde dentro.

Eric me invitó y tal vez haya cometido un error en no aceptar la invitación, sin embargo sentí que el miedo me haría estar intranquilo y al final no disfrutaría en absoluto de la fotografía.

Hay límites que pienso que no merece la pena correr por el hecho de ser diferente o lograr una exclusividad.

“No entraría a tomar fotos desde dentro. Eric me invitó y tal vez haya cometido un error al no aceptar la invitación

¿Fuiste testigo del 10 de Natxo?

Fui testigo, de hecho ese fue uno de mis motivos para asistir al evento. Cuando ocurrió el 10, me recordó a la ola de Bruce Irons que protagonizó en el Eddie Aikau en el 2004.

Todos gritamos, seguíamos gritando y más allá de nuestra alegría pensaba en lo que ha logrado hacer Natxo González en sus largos meses de preparación.

6 meses para estar ahí dentro y conseguir el respeto como uno más dentro del selecto círculo de chargers del planeta.

 

¿Crees que estos surfers están hechos de otra pasta?

Indudablemente. Todos son muy buenos surfistas de olas pequeñas. Tienen una técnica muy depurada y los wipe outs que vimos son motivos de instantes impredecibles de olas dantescas.

Nada les detienen, sólo hay que mirar ese momento en que se les viene la ola encima y en vez de librar se dan la vuelta y reman con una locura como si estuvieran surfeando medio metro. Es el surfer que siempre he admirado.

La gravedad en la ola de Nazaré es más fuerte que en cualquier otro lugar

¿Cómo es el estruendo cuando rompe Nazaré?

Das un paso atrás, te retraes o al menos esa es mi reacción. Son olas con una energía desproporcional. Te llega a gustar a la vez que te horroriza.

Es muy diferente a lo que he vivido como surfista y fotógrafo. Pienso que hay que estar allí para entender lo que te cuento.

¿Cual de todas las fotos que sacaste para tí es la mejor, la que más te gusta?

Una secuencia de Natxo desde el faro, justo al lado de él, en lo más alto. Me gusta esa secuencia ya que desde que la rema hasta que la termina tiene mucha dificultad técnica y la afrontó con valentía y mucha seguridad.

Natxo liadiando con las gigantescas olas de Nazaré

¿Cómo es Nazaré respecto a Jaws o Mavericks?

Diría que es diferente. No sería justo infravalorar a una o darle más protagonismo a otra. Todos sabemos que Jaws es única pero el resto también son especiales.

Estas tres están en el circuito por algo. Han excluido que nunca llegarían a ese nivel de locura.

 

Nazaré, una ciudad mediaval

Entrar en esta ciudad, es entrar en un pueblo que parece que no ha cambiado en los últimos 60 años.

Sus calles adoquinadas, sus casas con los portales altos y las tejas cobrizas nos transportan al siglo pasado.

Las calles están transitadas por vehículos de mediados del siglo XX y sus gentes, personas mayores que se dedican todavía a la pesca o a la venta ambulante. Es fácil perderse en las calles de Nazaré y difícil no enamorarse de un lugar tan entrañable.

¿Por qué las olas bajo el fuerte de San Miguel son tan grandes se debe a un cañón submarino que pasa de 5000 metros de profundidad a 200 metros súbitamente.

Es impresionante como en su playa casi no hay olas y un poco más al norte edificios enteros de agua se desploman bajo la mirada del fuerte de San Miguel.

 

Tablas y records de olas gigantes

Otra historia es ya hablar que tablas usan estos surfers para bajar montañas de agua.

Hablamos de tablas que superan los nueve pies y que pesan el triple que una tabla normal. Siempre hablando de domarlas con sólo el uso de la remada de tus manos y brazos.

Otra cosa es el Tow In. Cuando el surfer es remolcado por una moto de agua, en condiciones normales sería imposible surfear olas de 30 metros, olas que llenan líneas en el libro Guiness de los records.

El como y cuando empezaron a surfear Nazaré es otro artículo que puedes leer directamente en el New York Times.

 

Nazaré seguirá ahí

Hubo un antes y un después cuando Natxo hizo un tubo profundo pasando tres secciones dentro de la ola de Nazaré.

Los jueces saltaron de jubilo y se emborracharon con tal hazaña que le dieron un 10.

No fue para menos. La ola era difícil, no sólo por lo grande que era, también por los dobleces en su falda y lo complicado que era surfearla a contrapico.

Natxo dijo que se sentía muy seguro porque habían un montón de motos de agua y la seguridad era máxima. Otra cosa es cuando van a surfear montañas de agua y sólo dependes de tu compañero que lleva la moto.

El Sol se oculta y ya sólo oímos como el aire grita al intentar escapar de los tenebrosos tubos de agua que intentan ahogarlos en su interior.

Las luces de las calles y el aullido de un perro solitario, unos grillos y el recuerdo que permanecerá en nuestras memorias.

Fuimos testigos de algo importante, de como el hombre una vez más salió victorioso desafiando a fuerzas que todavía no entendemos.

Mañana volverá a salir el Sol y volverán las olas gigantescas hasta la costa de Nazaré, justo debajo del fuerte de San Miguel Arcangel. Aquel que una vez guió las legiones de ángeles para luchar contra el demonio.

Te mostramos las olas más secretas de Canarias

Te mostramos las olas más secretas de Canarias

Kalani aéreo en Canarias

Kalani Da Silva, foto de portada del primer ejemplar del 2018. Foto_ MAGT

Las olas siempre son secretas

Después de 3 años sin oler el papel volvemos con una nueva edición impresa. Con un formato nuevo y como pienso se debería esparcir la cultura, GRATIS.

La foto de portada ha sido elegida porque nuestro trabajo es difundir los privilegios del surf en las islas, pero también para que el mundo sepa del nivel que tienen nuestros riders.

Las olas, como siempre en este medio, son secretas. ¿Sabes dónde está esta ola?

Jose-Maria-Cabrera entubado

Esta impresionante foto de Guillermo Cervera abre nuestro ejemplar del año

José María Cabrera es el dueño y señor de este tubazo de tal amplitud que sus manos no llegan a alcanzar su techo.

Si conoces  a José y sabes en que isla reside puede que sepas de que ola se trata.

Juan-David-Acevedo

Juan David Acevedo ya forma parte de la editorial de esta revista. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

La fotografía acuática ha pasado a ser parte fundamental del Surf. Ya no sólo es importante la superficie sobre la que se gira. Ahora el alma de la ola nos da panorámicas igual de intensas, y con un punto más de vistosidad.

Si conoces a David sabrás donde está ola. Y si no te lo decimos nosotros. Está en Canarias.

Carlos Gómez surfeando

Carlos Gómez vino para quedarse para siempre. Foto_ Jesús Carceller

Hay fotógrafos especialistas en ángulos distinto, diferentes, difíciles. Esta toma de Carceller es una pequeña obra maestra.

En la imagen surfista ola y fotógrafo se funden formando un cuadro que perdurará imborrable para siempre. Otra vez una ola secreta de Canarias.

Ola perfecta en las islas Canrias

La perfección existe, también aquí, en nuestras costas. Foto_ MAGT

Y nos gustaría toparnos con olas así todos los días. El problema está en que si siempre fueran así, no las valorarías.

En Canarias también hay días donde las olas parecen que son de otro lugar.

Jonathan-González surfer

Jonathan Gonzálezbajo las sombras del volcán. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Si te preguntaran quién es el mejor surfer de Canarias, ¿qué dirías?

Jonathan es la marca del surf canario, como puede serlo Messi para Argentina. Si sabes donde vive puede que reconozcas las montañas del fondo. Así te haces una idea de donde puede estar esa ola.

Josemi-Mentado surfer

Josemi Mentado. En Canarias también hay tubazos. Foto_ Ginés Díaz

La foto de Guillermo Cervera es impresionate, pero le falta algo que tiene esta y eso es el color.

Como siempre, la luz influye en todo, y te vamos a dar otra pista, esta ola y la de José es la misma.

Pablo Gutierrez GUTI SUrfer

Pablo Gutiérrez, GUTI. Los tubos son de muchos colores, The Green Room. Foto_ Victor González

Esto ya no es Canarias, pero no debemos dejar pasar por alto el altísimo nivel de surf que tienen en el norte de la nación de los toros y el vino.

Todos conocéis de sobra a Pablo GUTI, esta foto está sacada delante de su casa. ¿Sabes ya dónde es?

Alex-bauduin surfer

Alex Bauduin. Uno de los pocos días perfectos de este pasado invierno. Foto_ MAGT

Este es uno de estos días claros y limpios. Puedes ver la isla de enfrente, lo glassy que está el mar…

…y cada pliegue del neopreno del surfer cuando vuela por encima de las olas. Esta si es difícil de adivinar.

Benjamín Sanchís surfer

Sancho. Surf bajo el volcán, otra vez. Foto_ MAGT

¿Dónde está Sancho? Si sabes dónde ya tienes media pista sobre donde encontrar esta ola.

Si no tienes ni idea te vamos a dar una pista. La ola rompe al principio de una cala y debajo de un volcán.

MIRKO Manduca Surfer

Mirko Manduca. Siempre estaremos apoyando a las nuevas y jóvenes promesas. Foto_ MAGT

Otra vez los volcanes y las montañas de fondo y frente a la maniobra, fina y blanca arena.

Si conoces a Mirko seguramente sabrás que isla es, pero, ¿ y el pico?

NORTH-SHORE FUERTEVENTURA

Canarias. Tierra de belleza inigualable. Foto_ MAGT

Aquí si nos vamos a columpiar un poquito y te vamos a contar donde está esta maravilla de ola.

Juan de Bethencourt y Gadifer de La Salle arribaron a una de las islas donde se encuentra esta joya. No te quejarás, te lo hemos puesto fácil.

Secreto-del-Sur

Sol, tierra, mar y… Olas perfectas. ¿Qué más puede pedir un surfista?. Foto_ MAGT

Esta imagen ya tiene unos años, la rescatamos porque es sublime. En la siguiente línea te daremos una pista de donde hallarla.

Y si te dijera que no es Canarias, ¿me creerías?

Ivan-Gonzalez Surfer

En bermudas, a última hora de la tarde, con el Sol en la espalda. Iván González. Foto_ Jairo Díaz

Sólo los giros de los surfistas rompen la paz de los bellos atardeceres canarios.

Iván viene de una isla de vinos, arepas y altos acantilados. ¿Ya sabes de que isla hablamos?

SALOMON Moore bodyrider

Belleza y poder unidos en esta imagen, Salomon Moore. Foto_ Pablo Prieto

Un guiño en este primer ejemplar a uno de los deportes que va de la mano con el surfing canario.

El Bodyboard canario llega a su máxima expresión con el evento mundial del Frontón King. Esta ola no es el Frontón, ¿o sí?, ¿Tu qué crees?

Ola perfecta canaria

Los días nublados también irradian belleza. Foto_ MAGT

Canarias no siempre es Sol, a veces está nublado, unos 10 días al año. Dependiendo de la zona. Hay zonas donde el Sol sólo asoma timidamente unos instantes al día.

Esta fue una mañana temprano, una ola rompiendo perfecta, y nadie para saborearla. Mira el entorno y descubre que está más cerca de lo que crees.

Ola perfecta en Canarias

Todavía hay olas que rompen solas, a pesar de que cada vez somos más. Foto_ MAGT

Esta creemos que es fácil de reconocer, aunque se podría confundir con una ola lusa o una gala, es aquí, en las islas Canarias.

¿Ya sabes donde está esta ola al final del paseo de los pilones de madera? Sino sabes pregúntale al perro.

David-funeral-surf

No podemos ni queremos olvidarnos de David Infante, “El Fula” Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Esta es la única ola que vamos a nombrar, porque en ella se dejó la vida un amigo.

Cuando alguien se va algo se rompe dentro de nuestro corazón, y si se va haciendo lo que nos gusta, mientras te deslizas por una ola se nos rompe además el alma. El Quemao.

olas perfectas en la playa

Ellas siempre volverán a las orillas, unas veces más bonitas otras menos. Foto_ MAGT

Y con esta cerramos las mejores fotos de nuestra primera edición impresa.

¿Dónde está esta ola? Arena, viento offshore. Mira las playas de Canarias, alguna se parecera a esta.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

EL SEPTIMO SECRETO CANARIO

EL SEPTIMO SECRETO CANARIO
RELACIONADAS

LO QUE OLVIDAMOS EN EL QUEMAO

El Quemao
RELACIONADAS

YERAY, EL UNICO EN AUSTRALIA

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. 

Las Palmeras, la ola más glassy de Canarias

Las Palmeras, la ola más glassy de Canarias

Surf en Tenerife

Ethan Egiguren, sin viento es más fácil sobrevolar los colores del mar

Las Américas o La Izquierda de Las Palmeras,

probablemente la ola más glassy de Canarias

A las Canarias las llaman Las Afortunadas. Exite un régimen casi constante de vientos llamados Alisios que hacen de su clima único e inigualable.

Los Alisios soplan con componente Noreste casi todo el año. Esta ola, al estar al Sur de Tenerife y vivir al abrigo del “pico” más alto de España, El Teide, la sitúan en un inmejorable paisaje donde el viento casi no se deja ver y el calor es un visitante estable 365 días al año.

aéreo

Hasta los portugueses vienen a disfrutar de las olas, del calor, de Canarias

Los “canariones” hacían surftrips a esta ola a finales de los setenta, era toda una odisea en aquellos tiempos, pero valía la pena.

Entonces, la zona no era más que un desierto, y empezaba a construirse los primeros de una larga lista de hoteles y complejos para albergar la creciente demanda europea que venía buscando Sol y playa.

Las américas

Maxime Huscenot, entró hace poco en el equipo con Jonathan González, también vino a su casa a compartir las olas más glassys de Canarias

Las Palmeras empezó a hacerse muy popular en los ochenta, y a principio de los noventa vino Tom Curren para intentar salvar la ola.

Entonces se había creado una asociación para salvaguardar las olas, ADES. ¿Seguirá existiendo esta? Hace años que no sabemos de ella.

En pleno BOOM turístico la mayoría de los rompientes canarios estaban amenazados con proyectos multimillonarios para la creación de zonas turísticas que contemplaban lugares donde se construirían rompeolas.

Para que los turistas pudieran disfrutar de extensas playas de aguas tranquilas.

Diego-Suarez

Diego Suárez se consolida como uno de los canarios de mayor proyección a nivel internacional. También es uno de los locales más usuales por la ola glassy

En aquella ocasión se logró salvar el espacio de Las Palmeras. Una ola que forma ya parte de una de las paradas más exóticas del WQS en Europa.

Tenerife es tantas cosas, y el Surf se va convirtiendo en uno de esos encantos turísticos y poco a poco culturales, que atraen cada año a más y más amantes del deporte acuático a nuestras islas afortunadas.

Matias Hdez

Matías Hernández. Las puestas de Sol dejan colores traslúcidos llenos de destellos turquesas cuando las gotas salpican un arco de colores tras el giro del surfista

La ola es famosa por una izquierda que en ocasiones forma varias secciones de tubo. Y puede llegar a tener más de 200 o 300 metros de recorrido.

Pero también esta ola echa una derecha, más corta, pero intensa, que te da rampas para hacer potentes aéreos y a veces ahueca y te da tubos de ensueño.

Lucía Martiño. El nivel femenino crece cada año un pasito más. Ya no es aburrido verlas surfear, se han ido adueñando de nuestras olas y de nuestros corazones.

Las chicas ya no son como antes, han ido conquistando las olas y su lugar a fuerza de tenacidad y voluntad.

Ahora es raro un baño sin verlas, y ya no están en el rabito, ya se colocan con descaro en el pico y te las bajan al límite. Ya no son las frágiles niñas que nos esperaban en la playa, ahora hay hombres que las esperan a ellas.

Los tiempos cambian, para mejor, todavía queda camino por recorrer, pero nosotros luchamos codo con codo con ellas para que ocupen el lugar que se merecen. Son la parte más importante de nuestras vidas.

surf-girl

Leticia Canales. Ella vino para catar la ola más glassy del archipiélago

Y después de ver a Lucía, Leticia nos encandiló. Ya quisiéramos muchos tener su surf, el de cualquiera de ellas.

Las olas no se crearon sólo para contemplar su hermosura. ¿A quién se le ocurriría surfear la primera? ¿Quién fue el primero de deslizarse en un tubo? Da igual la respuesta. Una vez te subas en la tabla te quedas enganchado para el resto de tu vida.

Luis Díaz. Probablemente el sucesor de Jonathan González.

A Luis ya le conocemos todos. Viene de la isla vecina, y su trayectoria y sus logros preceden a su imagen.

Muchos tienen las esperanzas puestas en él. Quizás en un futuro muy próximo pueda estar codeándose con los mejores del WCT. O quizás no, pero da igual, para nosotros, los isleños, es un placer verle surfear en nuestras costas.

Nacho-Gundesen

Nacho Gundesen. Y vinieron atravesando el río ancho

A Tenerife se la conoce a nivel internacional, su historia está cargada de historias épicas e increíbles, algunas dramáticas y trágicas, otras maravillosas e impresionantes.

Sea como fuere, la isla atrae por mil y un encantos, La Izquierda de Las Palmeras, es uno más, no por ello menos increíble, no por ello menos impresionante.

Matías Hernandez

Matías Hernández. Y al alba rompieron las brisas sus saltos sobre las espumas de las olas

Hay dos momentos que son mágicos en el Surf.

El amanecer, con el despertar del astro rey, con la llegada de los rayos de calor. Esas luces que juegan con cientos de colores, distintos a los del atardecer pero igual de mágicos.

Y el ocaso, con sus fucsias y sus naranjas, sus amarillos brillantes que bailan al son de las olas convirtiendo su azul profundo en tonos verdes turquesa. Parece el fin de todo y sólo es la promesa de lo que llegará.

No sabría con cual quedarme. Me llevo los dos, me los quedo todos. Y en Las Américas, son tan especiales, porque siempre en esos momentos el viento se queda quieto, como queriendo admirar el paisaje, de las olas que rompen sobre la baja, tan aceite, tan suaves, tan débiles y a la vez, tan poderosas.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

LAS AMERICAS, UNA OLA DE CAMPEONATO

RELACIONADAS

LA OLA ARTIFICIAL CANARIA

RELACIONADAS

YERAY, EL UNICO EN AUSTRALIA

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION.