Mikala  surfea olas y cultura como nadie sabe hacerlo y parece que hemos olvidado. En Nueva Guinea se alimenta de la tierra, del mar y de sus gentes.

Share This