Salvajes bombas o suaves labios, da igual, Filipe Toledo es único. Pero eso ya lo sabíamos. Disfrutemos de un minuto de su surfing, no hace falta más para caer rendidos a sus cabalgadas.

Share This