El surfing se fusiona con la música, la tabla fluye con el océano y con Alex Knost flipamos en colores.

Share This