Si sólo pudiera hacer lo que hace Braiden Maither, en este vídeo sería el surfer más feliz del mundo. Conformemonos con admirar el surf del número 311 del planeta, de momento o busquemos un buen entrenador que nos explique como se hace esto.

Share This