Decimos que a alguien se le va la olla cuando  hace locuras. Una  expresión muy española. Pocas veces lo he oído referido a volverse loco, más bien a cosas que se hacen sin control.

Un claro ejemplo este clip de Mason Ho, arriesgando al máximo la salida del tubo pasando los límites para probar su nuevo juguete.

Share This