Su nombre es Sérgio Cosme y, durante los últimos 15 años, ha sido un piloto profesional de coches; ahora se enfoca en ser un piloto de jet ski de rescate durante los días más grandes en Praia do Norte, en Portugal.

Cosme vive en una casa en un acantilado con vistas a la playa de Nazaré. Él es una de las personas que se asegura de que los surfistas de olas grandes vuelvan a estar seguros en tierra firme.

39 años solo pesa 60 kilogramos, sin embargo, su sorprendente habilidad de jet ski le permite hacer maravillas en los 10-15 segundos entre cada ola.

Share This