Eso nos traen Griffin Colapinto y Seth Moniz, un freesurfing de ensueño. Son Jóvenes, competitivos y queda claro que no están aquí para jugar. Olas que crecen a su paso y demuestran su gran nivel en la costa tropical.

Share This