MARZO, 2019

Fotos: José V. Glez 

Textos: MAGT

Manuel Lezcano, sabe como es la isla de San Borondón.

Fue un monje irlandés, que luego fue canonizado, el que dió lugar a la mítica leyenda de que el paraíso terrenal se hallaba en una isla a la que se le puso el nombre de San Borondón.

Los escritos de este relato datan de finales del siglo X y principios del XI. 

¿Existe la isla de San Borondón?

Algunos dicen que es Terranova, otros dicen que se trata de Islandia o las islas Feroe, o algunas islas del mar Caribe, o incluso las islas Canarias.

La realidad es que son varios los canarios que afirman haber visto una isla más allá del Hierro que aparece y desaparece. Aunque la leyenda habla de que el monje Borondón celebró una misa de resurrección sobre una isla que resultó ser una ballena, de ahí la leyenda de la isla errante.

Aarón Rodríguez, surf en San Borondón

San Borondón resultó ser errante

 

Ha sido incluso estudio del programa de Iker Jiménez, el famoso Cuarto Milenio. 

Se ha fotografiado e incluso filmado, hasta que hace unos años, un grupo de canarios han descifrado el misterio de la isla, ballena o lo que fuese.

Vilayta no sólo decubrió San Borondón, la ha montado como si de un caballo se tratase.

La isla resultó ser una ola que aparece y desaparece

Fernándo, Vilayta, Aarón, Alexander Zirke e incluso Manuel Lezcano, entre otros, dieron ese nombre a una misteriosa ola que rompe en algún lugar al suroeste del archipiélago canario.

La ola al igual que la famosa isla sólo aparece en determinados momentos del año, cuando menos te lo esperas, sólo hay que seguir unas señales que ya han descifrado nuestros protagonistas.

Zirke tiene muy buen guardado el secreto.

 

 

San Borondón existe realmente

Se ha fotografiado e incluso filmado, San Borondón ha pasado de enigma, de leyenda a ser una realidad, y a veces, alguno de los surfers que descubrieron el enigma, nos avisan y vamos corriendo a fotografiar a la ballena, antes de que desaparezca.

Ayoze Fernández, surfear San Borondón no es para novatos.

No puedes subirte a la isla

Si tienes suerte puedes verla aparecer mirando desde algún lugar de una de las islas canarias.

Otra cosa es subirte a ella. Para eso necesitas primero una embarcación que te lleve, que te remolque, porque cuando aparece es tan grande que remando es imposible.

Y luego estar preparado para lo que se te viene encima. Necesitarás chaleco salvavidas y todo un equipo para que no pierdas la vida.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This