¿Machismo dentro o fuera del agua?

¿Machismo dentro o fuera del agua?

bruna-schmitz

Machismo dentro del agua

¿Quien no sueña con ser una  surfista profesional y vivir  de lo que amas?, o simplemente,  ¿surfear  con tus amig@s en tu playa?

Dentro del pico estamos ambos sexos juntitos donde nadie esta libre de pecados. Hay rivalidad, sentimientos, lujurias.  Si, les encanta ver nuestros culitos en tanga surfeando sus fantasías.

Parece sencillo llevar a cabo este sueño de sentir esa ráfaga que se cuela por todos los poros de  tu piel, la sangre te bombea con más fuerza, las venas se ensanchan para poder pasar toda esa pasión, soltándola lentamente en cada ola.

Dicen que solo tienes que desearlo pero somos lo que nos faltaba, seguimos en clara desventaja con ellos.

sofia-mulanovich

¿por qué siempre tenemos que demostrarles que sabemos surfear igual o mejor que ellos? Ni todos son tan malos, ni todas son tan buenas.

Dentro del agua el respeto te lo tienes que ganar y sobre todo si somos chicas, y fuera del agua somos objetos sexuales, sobre todo para muchos sponsors y marcas publicitarias. Cuerpazos en tanga bronceados, es para ellos más importante que ganar algún título mundial.

A kelly Slater le conocemos porque es el mejor del mundo, por esos aéreos imposibles y su gran destreza para domar las olas, y ¿Anastasia Ashley?, AHHHH YA LO TENGO!!!, por esa campaña publicitaria con su micro bikini y su tabla mirando las olas. Esta es, la triste realidad.

anastasia-ashley

Si de por si, es difícil triunfar en el mundo del surf, siendo chica lo es más, puedes ganar el campeonato del mundo, pero si no eres la perfecta imagen de una surfer girl para sponsors, y sesiones de fotos, tu sueño, se quedará en eso, en sueño.

Claro ejemplo de la 3 veces campeona mundial Cori Schumacher, os dejo algunas de sus palabras.

“Tenía un sueño, un sueño en la vida, y era ser surfista profesional, una surfista profesional campeona del mundo. Tuve problemas con mi peso, no era feliz, tuve que poner una mascara para que mis sponsors me vieran feliz y una surfer girl fácil de llevar”.

Esta situación la llevó a abandonar, estuvo 7 años sin surfear hasta que se armó de valor y luchó por reclamar el lugar de la mujer en el mundo del surf. Volvió a surfear, pero sin patrocinadores y trabajando de camarera para costearse su tercer título mundial, su gesta tuvo recompensa, siendo el principio de la lucha por la consideración de las surfistas como ATLETAS.

cori.schumacher

Afortunadamente  el  surf va cambiando y las profesionales como Carissa Moore, Alana Blanchard…, su surf va ganando la batalla y dejan claro que son algo más que una cara bonita con un cuerpo moldeado perfectamente por sus aéreos. Pero no cantemos victoria, todavía nos queda mucho camino por batallar dentro y fuera del agua.

Si Carissa tuviera los mismos títulos que Kelly Slater, ¿ganaría el mismo dinero?, pues no, la diferencia de lo que recibe un campeón o una campeona en una prueba del mundial es considerable, se reduce a la mitad, Los sponsors escasean para las chicas, cuenta más el físico que el nivel profesional, esto es un gran problema del consumismo, de los patrocinadores y las publicidades. Unos se benefician y otros salen perjudicados.

El surf es mi medicina, mi incertidumbre y sobre todo mi certeza, donde ahogo todos mis males. NO DEJEMOS ESTE SUEÑO PATAS ARRIBA, Y LUCHEMOS POR LO QUE ES: DEPORTE, SOLIDARIDAD, PASIÓN POR LAS OLAS.

Ojalá en nuestro país las jóvenes promesas puedan hacer su sueño realidad sin topar con este postureo que se mueve a su alrededor y vuelva el surf que nos vio nacer, crecer y deslizarnos sanamente, porque no somos objetos a la caza de una surfer girl”.

Desde luego en esta casa luchamos con arrojo en esta batalla para ver a nuestras surfistas como lo que son, ATLETAS DESLIZANDOSE EN SU SUEÑO Y VIVIENDO DE ESTA LOCURA QUE NOS ENLOQUECE.

Tal vez, cuando quitemos la venda oscura de nuestra ceguera, arreglando lo de fuera del agua, nos empiecen a respetar dentro de ella.

¿Seguirá siendo un deporte muy sexualizado?, Una guerra que termina, o ¿acaba de empezar?

Por _ YLENIA

 

Lo peor del machismo es que también se está enquistando en los chicos, las marcas buscan imagen, imagen para vender más, los surfers tienen que surfear bien, pero tienen que tener un físico y una imagen fuera de los cánones habituales para que les sirva para las campañas de marketing de la empresa que les paga el sueldo.

Vale, Kelly es Kelly por su surf, pero no sería Kelly si no tuviera esos ojos que vuelven locas a las fans, y el tour está lleno de surfers con buena imagen, algunos con la de chico malo y otros con la de chico bueno, pero no hay gente gorda surfeando ni gente horrible llevando los símbolos de las grandes marcas, eso NO VENDE.

Si es verdad que las chicas se llevan la peor parte, cobran menos, ganan menos y los cánones de belleza son más exigentes. Tienen que luchar el doble una surfista que no esté dentro del estereotipo de modelo, por ejemplo tenemos el sobre esfuerzo de Silvana Lima, la mejor surfista de Brasil.

Y si bajamos del toro de las grandes estrellas, y nos vamos al pico local, el de toda la vida, la percepción ha cambiado, cuando empezaron a entrar en el pico a todos nos salía una sonrisa, esos culitos respingones, todos remamos detrás de ellos, las miradas complices entre ola y ola, el querer acercarnos a su piel.

Pero hace unos años todo cambió, las evitamos, ya no es una o dos, son muchas, nos invaden el pico, les buitreamos sus olas, queremos dejar claro cual es nuestro espacio.

Ahora las miradas son de reojo, y buscamos ese giro que las salpique. ¿Qué ha cambiado para que el narcisismo haya desplazado al galante caballero de las historias mediavales?

El Surf, corre por nuestras venas, a veces tan deprisa que no nos paramos un instante a pensar en los demás, sólo hay una idea fija en nuestras mentes, coger el mayor número de olas, coger las mejores, son mías, de nadie más, me da igual quien esté en el pico, los hermanos se pelean por ellas, no existe el flirteo con los del sexo opuesto.

Ya no somos tres, somos cien buscando la ola del placer orgásmico que me acerque al cielo.

Probablemente, Kelly Slater tenga una vez más razón, no es que sea progreso, es que es absolutamente necesario que existan piscinas creadas por el hombre para que haya siempre olas de sobra, y que lleguemos al pico desahogados, con la calma del que busca un poco de feeling, compartido con amigos, con amigas, con tu pareja.

Un artículo para reflexionar.

Guía de surf
10 sueños de un surfer

10 sueños de un surfer

Volar como los pros. Un sueño buscado. Foto_ José V. Glez

Levantarte una mañana calurosa, con el amor de tu vida al lado o la persona con la que tuviste el mejor sexo nocturno de tu vida, donde la luna desnuda fue testigo de vuestra locura y sus manos y las tuyas se confunden con las ganas en la madrugada, después de haber tenido la mejor fiesta que jamás hayas soñado, mirar por la ventana y jugar a ser la perdición que todo hombre quisiera poseer, buscándola en cada amanecer y ver la mesa colocada con todo tipo de frutas y placeres para el paladar, y detrás de esa onírica imagen, ver romper una ola perfecta, esa que sólo vive en tus sueños. ¿Es posible que algún día podamos hacer realidad esos sueños donde el amor se transforma con los gestos y se transmite en el aire?…. Despertando en la oscuridad y seguir tu huella en su almohada… No soñamos con algo imposible, un viaje a Marte o tener un Ferrari aparcado en la puerta de una mansión con heli-puerto, aunque nada de esto estaría de sobra en nuestras vidas.

¿Con qué sueña un surfer? Piensen un momento, pongan vuestras mentes a funcionar. ¿Serán estas 10 cosas o algunas de estas comunes en todos los surfers del planeta?

1.- Ganarse un viaje a Hawaii

¿Quién no quiere visitar este lugar que tanto nos hace soñar?, ¿quién no quiere estar en la orilla de la North Shore viendo a los grandes en Pipeline? Entrar en las surf shops o pasear por la costa en bici buscando una ola a la que entregar el alma.

La boca se me seca y todo me va mal, el motor de mi despertar, esa palabra “Hawaii” se hace dueña de mi mente. Es un milagro insuficiente, porque una vez que pisemos su cálida arena estaremos perdidos para siempre, cada día quieres más y seremos adictos reincidentes… me voy volando a mi paraíso.

Pipeline Clásico. Foto_ Sean Davey

2.- Cogerse un tubo de más de 4 segundos

Vemos a los pros cogerse tubos que parece que no acaban. ¿Te imaginas hacerte un tubo de 4 segundos? de esos que vas en bermuditas y el agua es azul turquesa, con fondo de arena. Un tubo de 4 segundos dentro tiene que ser lo más. Si, ya sabemos, más de uno dirá, eso ya me ha pasado a mí, un tubo de 4 segundos o de 6 segundos, pero, y siempre hay un pero, ¿cuando fue la última vez que hiciste uno de 4 segundos? Que pase otra vez o por primera vez, pero que pase. Dentro de ese tubo  brilla mi sonrisa un poco más que ayer, voy contando los segundos y la temperatura solo sube y sube,  le pido por favor quédate aquí. ¿Con cuatro segundos serían suficientes?. NUNCA SERÍAN SUFICIENTES…

Un tubo largo y profundo. Foto_ José V. Glez

3.- Caer un aéreo reverse

Siempre me he preguntado como debe de ser eso. Volar con la libertad del viento y caer con la serena y gracil zancada de la gacela. Después de haber hecho un giro de 360º. ¿Cómo se siente John John cuando hace un aéreo de esos?, me imagino que para él sea como para nosotros comprar el pan todos los días, pero para mí no me alcanzan las palabras para describir esa sensación. Aunque me canse y vengan días grises y mis palabras quieran rendirse…. la vida crece en esas gotas de agua cuando despegan mis sueños, estoy pensando en asegurar mi corazón cuando caiga de ese aéreo… viajando con mis manos  atravesaré  la geografía perfecta que tiene sus curvas, no me imaginaba lo fácil que era entregar mi alma en ese vuelo.

Joao Guedes. Foto_ MAGT

4.-Conseguir un sponsor para poder seguir la WCT

10 destinos únicos en un año, hoteles de cinco estrellas, las mejores olas del planeta, y surfear con una o dos personas, máximo 3 durante una manga de 40 minutos. Hawaii, Francia, Fidji, Tahití, Brasil, California, Sudafrica, Australia…

¿Quién no envidia a esos pros que se recorren el mundo un año tras otro probando olas y tablas nuevas de surf, y encima ganando un montonazo de billetes. Si, desde luego, ser pro es una de las mejores cosas que le pueden pasar a un surfer.

Nelson Clarec. Tener sponsor es de lo “más”. Foto_ MAGT

5.-Tener como novia a Anastasia Ashley o como novio a Kelly Slater

¿Te lo puedes imaginar? Levantarte todos los días y estar junto con el amor de tu vida buscando olas, o siguiéndole a todas partes en ese dream tour, viviendo en la cresta de la ola, pero sin tener que arriesgar a que te mates en un wipe out en Pipeline o Teahupoo. Disfrutar del surf sin ser pro, pero como si lo fueras, y encima, junto a tu media naranja, arrodillado como un niño en la orilla, desenterrando un poco de tu amor.. el agua del mar tu cuerpo con su cuerpo… ¿ Nos lo imaginamos?

¿Quién no quisiera caminar al lado del mar amarradita a su cintura? ¿O una clase privada de sus mejores vuelos?. Quiero ser una parada en esa estación que lleva su nombre.
Cuando le vi surfear por una vez olvide el mundo entero, no se donde voy, si es mañana o hoy, si la vida sigue ahí fuera… me sorprendió rompiendo mi calma, me lleve su presencia para que no se vaya y siempre vuelva.
¿Que mujer no querría  regalarle un sueño escondido?, de esos que no puedes abrir delante de mucha gente, donde mi pecho suena todo su recuerdo.
Quiero ser feliz, quiero respirar y sentir ese viento off shore en mi cara… El es la tempestad que vino a calmar nuestra sequía.
El poder de su surf es lo que me hizo caer en esta fascinación navegando entre las olas.
Con el aprendimos a enamorarnos de nuevo, nadie lee mejor esas olas con las que se funde en sus labios, el surf se refleja en su mirada profunda, sus ojos azules son nuestra religión.

Ella sería nuestra novia perfecta. Anastasia

6.-Tener dinero para poder hacerte un chalet con piscina de olas privada

Mientras miles de personas viven luchando para que no las desahucien, otras con el todopoderoso dinero se fabrican un chalet con piscina de olas, atrás quedó el sueño perfecto de un chalet con jardincito y un perro… ¿ Pero qué nos está pasando?, El gran Kelly ya nos la mostró, veremos en España lo que tarda en ponerse de moda, los bancos ya se estarán  frotando las manos, ya no pediríamos  un préstamo y un poco más para las obras, NO, ahora sería un bastante más para ¿Nuestra piscina de olas?, suena divertido pero para un rato, una barbacoa y a surfear…

La verdad que al paso que vamos contaminando nuestras playas junto al calentamiento global, igual sólo surfearemos en casa de nuestro vecino, en esa piscina de olas. Yo desde luego, prefiero mi mar y mi perro.

…y surfear cuando te dé la gana

7.-No encontrarte jamás con un tiburón cuando surfeas

Todos soñamos con surfear olas perfectas en aguas cálidas y transparentes, donde todo es perfecto. Un reentry, un tubazo y por qué no, un aéreo a lo Jeremy Flores, es un sueño ¿no?, todo perfecto menos cuando sales de ese tubo con esa sonrisa tonta y ves algo que te da una sacudida por todo el cuerpo, entonces se te quita de cuajo esa sonrisa… ¿Un amiguito nuevo en el pico?, de esos que no queremos ver nunca, solo desde un barco… !!Tiburón en la próxima salida!!, nos dice nuestro GPS interno. Uffff con eso no contábamos en nuestro sueños.

Los tiburones son de los animales más extraordinarios del planeta, hay más de 465 especies conocidas, existen antes que los dinosaurios, y pueden  vivir de 20 a 30 años, se ganaron a pulso su mala reputación, pero realmente ¿son tan peligrosos como creemos?

Ellos siempre están debajo de nuestras quillas, nos huelen a km el miedo, mientras se nos paraliza el cuerpo, pero realmente son ellos los que deberían  salir corriendo, NOSOTROS somos su verdugo número 1.

surfer con tiburón

…y surfear con tiburones, JAMÁS

8.-Hacerte un tubazo en Teahupoo

¿Cuántas veces hemos soñado con esta poderosa ola?, me da hielo en las venas pero es tan hermosa que ardemos en ganas. Esa pared azul llena de  deseo frente a  mi, es como el fantasma de mi compañía. Miras esa bajada sin respirar, esperando su gran gesto para comenzar, te hace sentir sin hablar.. todo lo que llevas dentro, una mezcla de miedo y adrenalina que te seduce. Puede ser la mejor cabalgada de tu vida, o la peor de tus pesadillas si se te partiera el invento, eso sí que da pánico, porque te abrazaría  y dibujaría tu nombre en su respirar… entonces, sólo entonces, harás compañía a los ángeles, junto al gran Andy Irons, uno de los reyes de Teahupoo. Pero este post es para soñar cosas perfectas, maravillosas, esas que nos mantienen en la senda de la vida, con la fuerza del alma como compañera.

Gabriel Medina. Un sueño cumplido

9. -Convertirte en una estrella de Hollywood

Ser una estrella de Hollywood no llega de la noche a la mañana, muchos de los actores del momento ni lo son todavía, no todos tienen en el paseo su estrella plasmada. Que yo sepa el único surfer que hizo sus pinitos en este mundo de lujo  y excentricidades es el mismísímo Kelly Slater, ¿Quién sino?. Hizo algún pinito en alguna película de adolescentes y la archiconocida serie americana de los vigilantes de la playa, donde su papel era la del sueño de un surfista.

Ser una estrella de la fama conlleva a muchas noches sin dormir, de fiesta en fiesta, de un brazo a otro, de copa en copa, con todo lujo de detalles… hasta ahí, ¿Quien no quisiera serlo?, pero cuando despiertas de este sueño te das cuenta donde estás zambullido, te das cuenta que quieres salir de ese mundo que no te pertenece, como le pasó a Kelly. No se puede ser el mejor del mundo de fiesta en fiesta porque sus aéreos ya no serían lo mismo.

y poner las palmas de tus manos en cemento grabadas para la eternidad

10.- Ser KELLY SLATER

Cuando surfeaba en Baywatch con sus tablas con las líneas de carbono en medio, corrimos a comprarnos una tabla igual, cuando FCS fabricó sus quillas con el circulito en medio todos queríamos sus quillas. Le vemos hacer cosas imposibles sobre las olas y decimos que no es humano, las chicas se derriten en la profundidad de sus ojos, reflejos de los destellos de las olas. ¿Qué más queremos de Kelly? ¿Ser Kelly Slater? Sólo para saber que se siente dominando cerrojos imposibles o cayendo aéreos irrealizables, sólo por un día sentirte el rey del Surf, el amo de las olas… si, yo también quisiera ser Kelly Slater.

…y llevar la vida del Rey. Retrato_ José V. Glez

Guía de surf
¿Dudas con el neopreno?

¿Dudas con el neopreno?

“Pequeñas microburbujas que harán que estemos más calentitos”

Este invento Californiano desde 1950 es uno de los imprescindibles en nuestro ropero, nuestra segunda piel, de ahí a que debamos escoger bien y no guiarnos por lo que llevan los pros o las modas… gracias a él podemos practicar nuestra pasión con cualquier climatología y en cualquier época del año,  bien sea en las cálidas aguas de  Hawaii como en las frías y nórdicas de  Noruega.

Muchos se piensan  que el grosor del traje es lo que hace que no nos quedemos pajarito en aguas frías, pero no es del todo por eso, hay más factores.

Los trajes como todo el surf evoluciona cada día más deprisa, hay unas pequeñas microburbujas de nitrógeno que son las causantes de aguantar la temperatura y mantenerla durante más tiempo.

Tenemos varios modelos donde escoger, largo, corto, con manga, sin ella  y unos  que están causando furor y subiendo la temperatura externa muy sexys para nosotras… si eres muy friolero o ne te aclaras a la hora de comprar uno, te doy unos consejos:

– Para temperaturas de 23º grados tipo nuestras islas canarias con un  boardshort y una licra puedes surfear.

– Con 21º grados basta con un traje corto de 1 mm.

– Con 18º grados muy parecido, traje corto de 2 mm.

– Con 14º grados  aquí empieza lo fresquito, un traje largo de 3/2 mm.

– Con 12º grados  traje largo de 3/2 mm O 4/3 mm y con escarpines.

– Ya con 10º grados  empieza lo durillo, un 4/3 mm con escarpines y guantes.

– Y bajando… 8º graditos  un 5/4/3 mm con escarpines, gorro y guantes de neopreno.

– Pufffff… menos de 8º grados un 6/5/4 mm, escarpines, guantes, gorro y muchas ganas… te puedes imaginar estas temperaturas no vale ser chicarrón del norte, es probable que tengas de animadoras a las focas, sin gorro es casi posible que se te funda el cerebro, olvides donde estás o que las focas te salten tu ola… Este es mi punto de vista, os muestro una tabla y sacar vuestras propias conclusiones.

grosor-neopreno

Pero como os dije antes depende de lo friolero que seas, tu comodidad…  aunque a veces lo más cómodo  hace que pierdas  el feeling  y sensibilidad  sobre tu tabla, yo personalmente con los escarpines  no tengo esa sensiblilidad, como hacer el amor PERO con la mirada…. como que voy flotando sobre ella, los guantes soy incapaz de usarlos y debajo del neopreno da igual como esté el agua, no llevo nada, solo el traje bien ajustado a mis curvas para que cumpla todas sus funciones.

Antes teníamos los neoprenos con cremallera, el más común que yo sigo usando, ahora va creando adeptos uno sin cremallera de meter por el cuello, para gustos, no hay mucha diferencia uno de otro, quizás que en caso de revolcón entre algo más de agua.

neopreno

También  un factor importante para que no entre agua son las costuras, ahí ya depende de lo que te quieras gastar.

Los mas baratos tienen la costura plana.

Los de gama media  las costuras están pegadas y ciegas.

Y para los más pudientes, las costuras van selladas y con una goma especial para que no penetre ni una sola gota.

Muchos surfers inexpertos  compran  neoprenos de gama alta y dicen que les entra agua, y es por no llevar el traje adecuado.

Tan importante es el grosor,  como las costuras y por su puesto la Talla… es algo que todavía algunas mamás  no entienden, piensan en comprarle más grande para que les dure más y es un grave error, esto no es comprar unos jeans más largos por si dan el estirón. Hay que hacer caso y dejarnos guiar por las Surf Shop.

 

El traje tiene que ir justito  y sentirse como una salchicha embutida pero cómodo, que no sobre nada para que no entre agua y guarde bien el calor corporal.  Por ahorrar unas perrillas y comprar el más barato, a la larga puede salirte más caro, por que pasarás más frio, no estarás nada cómodo y lo que puede ser una buena sesión de surfing de un par de horas, puede reducirse considerablemente  tu  time y lo que es peor,  que no lo disfrutes.

Otro tema es lo cómodo que sea a la hora de calentar y surfear, Yme decanto por el traje sexy… y vosotr@s?, miren este vídeo y escojan, sin lugar a dudas, mucha más movilidad a la hora de volar en las olas y en los sueños de algunos…

“Agilidad para despegar tu sueño”

Cada vez las marcas sacan nuevos modelos de todos los colores y muy llamativos, cebras, dalmatas y de camuflaje…  En Australia han diseñado un traje “camuflaje” para prevenir un mordisco de un tiburón.

neopreno-tiburones

“El peligro somos nosotros, no ellos”

No sabemos si funcionará o si será una forma de vender, pero como os dijimos en el post  de los tiburones, no se basan en los colores, de hecho el tiburón tigre y el toro tienen falta para detectar los colores, se guían más  por el olfato, gusto e incluso de las burbujitas que hacen las quillas debajo del agua….

Con este diseño se quiere imitar la apariencia marina, pero desde mi punto de vista estas rayas en el traje yo creo que les atraería más, puede equivocarles con un pez león, como os dije, es raro,  muy raro,  que ataquen a los humanos, el peligro sin duda somos nosotros.

 

No solo las chicas usamos neoprenos sexys, también ellos les gusta lo cómodo y lucir palmito… Así da gusto entrar al pico!!!,  chicas poner en alerta todos los sentidos, estoy segura que causarán furor….

Gerard-Butler

“Gerard Butler, nos enamoró en Mavericks”

¿Os acordaís de Point Break? esa peli que  nos hizo engancharnos al surf, enamorarnos e imitar ser Lori Petty  seduciendo a Keanu Reeves en un  mar de sueños… esa escena es de mis favoritas… tiritaba de frío por no llevar el neopreno adecuado,  por la cercanía de ese beso o por ambas a la vez…  ¿La recordamos? 

En breve tenemos en nuestros cines la segunda parte y de protagonista al  seductor Gerard Butler, luciendo palmito con su neopreno sin mangas  ¿recortadas?. 

Ya le vimos y nos enamoro  en Mavericks,  en ese mar de su mirar, soy naufraga que sueña con su piel…  con ganas de ver al nuevo Bodhi .

 

Las olas me preguntan, donde el surf  es mi cómplice, mi amigo, mi adicción… y el neopreno una parte innegociable de mi amor.

 

Guía de surf