Las olas secretas de Canarias

Las olas secretas de Canarias

Soñamos con lugares lejanos, cálidos donde la luz del Sol lo inunda todo y sólo al abrigo de imponentes cocoteros te resguarda de su abrazo que pica.

Algunos conocen de oídas la tierra que está más allá del Mare Nostrum, dicen son las cumbres más altas de una tierra soñada que llamaban la Atlántida.

Nacemos entre suaves relieves, y abruptos volcanes dormidos, entre laderas llenas de pinos y laurisilvas. Entre arenas finas y blancas. todos los días caminamos por un paraíso perdido.

Pero no voy a contarles nada de gofio ni cabras, ni uvas que dan vinos, hoy voy a contarles secretos. 

Al final de la carretera roja, existe una playa en forma de herradura, y en ella rompe perfecta una maravilla ambidiestra. Ya te he enseñado el primer secreto. 

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

 

 

 

billabong-chicos-publicidad

 

Las costas canarias son extrañas, unas veces son abruptas y otras anidan árboles esbeltos. Y siempre en uno de los puntos de las rosas de los vientos, sobre el terreno corre libre el soplo del viento, laderas marrones vacías de algo, llenas de aliento reseco.

Al final del camino marrón, hay otra ola de escándalo, rompe de derecha perfecta y larga, Jonathan sabe donde nace y muere la dama. Pregúntale a él. Ya te hemos mostrado el segundo secreto.

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

 

 

 

 

 

 

 

En algún lugar de las siete islas existe una izquierda perfecta. ¿Sólo una? Esta es una de ellas. José María Cabrera sabe donde se encuentra.

¿Te contará él el lugar donde se halla? Yo como prometí, te enseño la ola, otro secreto al descubierto, en toda su belleza.

Y este ya es el tercer secreto que te muestro. 

Foto _ MAGT

 

 

 

 

Carlos MArqués

Hubo un momento que perdí la cuenta de cuantas veces me pidieron que no desvelara este secreto.

Pero ya han pasado unos años y los secretos sólo existen por una razón, para que un día sean descubiertos.

Este lugar se encuentra en la falda de una casa de luces, rompen varios picos, como si fueran mini Quemaos. 

Este es el cuarto secreto, estoy aproximándome al borde del acantilado si sigo contando y desvelando olas.

Carlos Marqués, volando entre secretos. Foto _ MAGT

 

 

 

alex

 

 

Esta es un izquierda larga, llena de secciones, unas veces recogen fortuitamente y te tapan tubos de color esmeralda.

Alex Gironi disfrutó de uno de esos secretos que se guardan las costas, y hay momentos mágicos, en los que la luz se cuela entra las ventanas del cielo, y otros aparecen las pistas de despegue para dejarte flotar un poco en el espacio de la gravedad.

Y ya van cinco los secretos que pongo delante de tus ojos.

 

Foto _ MAGT

 

 

guti

 

Ya he perdido el tino, no sé por donde voy, me vuelvo loco mostrando las verdades más ocultas de mi tierra.

Te despiertas en medio de la noche oscura, y no sabes donde estas, buscas la mesita de noche pero no la hallas. Tus manos palpan desorientadas.

Volvamos al principio, al primer secreto que les conté, y como algunos disfrutaron solos de sus olas.

El Guti desvirgando secretos en algún lugar de Canarias.

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

 

 

 

jose-maria-cabrera

 

Ahora viene lo bueno, porque este es el secreto de los secretos, una ola que está guardada por grandes muros de piedra.

Una ola que está escondida de la mirada del que viene buscando. Una cala de ensueño que rompe todo el año.

Y otro de los que tuvo la suerte de probarla, sólo nosotros sabemos como llegar, sólo nosotros sabemos como flanquear los muros de piedra.

José María Cabrera, nosotros te llevamos a la X. Este el sexto secreto que te enseño.

Foto _ MAGT

 

 

 

kelly-slater-1
kelly-slater-2
kelly-slater-3

 

Esto ya no es una ola secreta de Canarias, o quizás si los sea. Un día el gran Slater visitó nuestras olas perdidas y nadie excepto nosotros sabemos que estuvo en ella.

Pero da igual si estuvo o no, nadie se enteró. Pero si hay un surfer que guarde miles de secretos, ese, ese es Slater.

El guarda el secreto de su don, guarda ciento de olas escondidas, y guarda el feeling de tubos imposibles que se hicieron verdades a gritos.

Y ya van seis secretos que te enseño en menos de una hora.

Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

 

 

 

javier-medina

 

En algún lugar de tus sueños habita esta maravilla de pies verdes y capa blanca.

La descubrimos de casualidad, de estas está la vida llena. Esta fue una grata, seguíamos un parte que seguía medio universo y escapando de multitudes hallamos la ola prometida.

Siete, ese es el número de la suerte, siete es un número mágico para todos, hay algo en nuestro interior que nos dice que ese es el número, el mismo que enanos tenía Blancanieves o el número de islas que forman Canarias, la tierra de los 7 secretos.

Buscaré un rato y hurgaré en mis secretos para enseñarles más de las mágicas imágenes que han llenado de fuego las retinas de mi espíritu.

 

Javier Medina ha surfeado en  mis secretos. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

 

 

publicidad-billabong-women

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

OLAS PERDIDAS

olas-perdidas
RELACIONADAS

CORA LEE, LA SIRENA DE GC

cora-lee
RELACIONADAS

OLAS GIGANTES DE CANARIAS

olas-gigantescas

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION

Fotos clásicas del Surf español (I)

Fotos clásicas del Surf español (I)

eneko-acero-y-ris

Eneko Acero y El Ris. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop 

Por Magt. 

Eneko Acero y El Ris

 

Son fotos “viejas”, o quizás no, del 2010. Las rescatamos de uno de aquellos números impresos, cuando imprimíamos revistas. Cosa que volveremos a hacer en breve, no lo duden.

Pero hablamos de clásicos del Surf, y Eneko Acero y el Ris, pueden ser dos clásicos que no pueden faltar.

Rescatamos los mejores momentos del número 38, cuando todavía muchos de los protagonistas de aquellas páginas tenían un brillante futuro por delante.

Algunos llegaron a conseguir sus metas, otros se quedaron en el camino, arrastrados por la crisis que llegaba al sector.

publicidad-vissla
kelly-slater-y-reef-mcintosh

Kelly Slater y Reef McInstosh. Foto_ Zack Noyle

Kelly Slater y Reef McInstosh

 

Esta imagen nos vino directamente de la marca Quiksilver, fue durante el memorial del Eddie Aikau, entonces Kelly Slater y Reef McInstosh surfeaban bajo el patrocinio de la misma marca, Quiksilver, otra vez.

Era difícil imaginar en aquel momento que Kelly dejara de volar bajo el brazo de la ola envuelta en la montaña y mucho menos pensar que Slater haría su fantástica e increíble piscina de olas.

Eran, desde luego, otros tiempos, y eso que estaban muy cercanos a los de hoy en día. Otro clásico que no podía faltar, Waimea, Slater, Reef. Y todo bajo la mirada de Zack Noyle.

jose-maria-cabrera-eneko-y-kepa

José María Cabrera, Eneko y Kepa Acero. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Un canario y dos vascos

 

El desfase del giro bajo la montaña amarilla de José María Cabrera, que en esa edición se ganó la foto de la portada, contrasta con el andar pausado de los hermanos Acero.

Entonces, Eneko surfeaba para la marca FOX y Kepa estaba con Reef. Ninguno de ellos, se esperaba que cinco años más tarde su mundo cambiaría radicalmente, pero siempre llenando sus vidas de alegrías.

felix-ortega

Félix Ortega y El Confital. Foto_ MAGT

El Confital y Félix

 

El chico del collar de conchas y la melena larga. La típica imagen que exportábamos los canarios hace unos veinte años, isleños a rabiar y hippies a no poder más.

Ahora todo ha cambiado, los surfers son pijos universitarios que van con coches GTI a la playa con chicas sacadas de la portada de Comopolitan y muy repeinados.

Aún así, Félix sigue siendo la imagen del rebelde surfer sin causa que en el fondo todos quisimos ser. Libre como las olas y el viento. Y si Félix Ortega es un clásico, El Confital lo es más, una ola clásica que nunca dejará de pasar de moda, al igual que Pipeline o Mundaka. 

Aquel año todavía llegaba a Canarias los WQS cargados de expectación, de emoción y de olor a parafa. Mucho olor a parafa…

Sanchís y Canarias. Foto_ MAGT

Benjamín Sanchís se enamoró en Canarias

 

 

Cuando ganas fama a nivel internacional, sobretodo porque eres de esos que se lanza a coger olas del tamaño de catedrales, es como si jugaras en otra liga y no te codearas con el resto de los mortales.

Así que cuando Sancho viene a Canarias, es un privilegio tenerle cerca y ver que sigue siendo normalito. ¿Por qué viene a Canarias? ¿Quizás porque una canaria atrapó su corazón?, ¿quizás por la perfección de sus olas?

Canarias tiene muchos peligros, algunos son tan malos que te atrapan en sus aguas para siempre. ¿Cual de ellos enganchó a Sancho?

hodei-collazo

Hodei Collazo. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Hodei Collazo. Otro clásico en el Surf

 

Hodei me recuerda a las golondrinas, tan pronto desaparece como ellas, y vuelve y cada vez con más fuerza. Su surf es selecto, con líneas marcadas y giros estudiados. Con fuerza y estilo.

Hodei es un clásico que no puede faltar en cualquier publicación que se respeta a sí misma. Nosotros no ibamos a ser una excepción.

eric-rebiere-y-el-quemao

Eric Rebiere. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

El Quemao y Eric

 

 

Otros dos clásicos que no se nos pueden escapar. El Quemao, nuestro Pipeline canario. A veces me atrevería a decir que es mejor que la reina. Y luego, otro surfer que durante años vivió en las islas.

Eric, se enamoró de una princesa isleña, y se unió a la familia canaria. Más tarde, se fue a vivir a Portugal, ahora baila con las olas gigantes de Nazaré.

Alex Zirke, Eduardo Acosta, hermanos Marqués y Félix Ortega. Fotos_ José V. Glez / Fanfi Shop

Canarios de pura raza

 

 

Entonces Alex era poco conocido, despuntaba por un surf bonito y con fuerza, pero Alex siguió otro camino, el de las olas gigantes, y Canarias, también es parada de colosales monstruos de agua y espuma.

Luego no podían faltar los clásicos, Eduardo Acosta, que una vez fue campeón de España o los hermanos Marqués, que por más que les veo surfear, no sé cual de los dos es mejor. 

Y Felix Ortega, otra vez el chico del collar de conchas y de la melena revuelta. Canario de pura casta.

carlos-anting-y-sergio-bethencourt

Sergio, Antín y Carlos Marqués. Retrato_ José V. Glez / Fanfi Shop. Acción _ MAGT

Leyendas canarias

 

 

Y en la foto de la izquierda corren los nombres de leyendas de surfers que suenan en mi mente desde que era pequeñito. Ellos son el Curren y el Carrol canario. Anting y Sergio Betencourt.

Y luego, bajo los volcanes de Lanzarote, después de una edición increible de un campeonato de españa, Carlos Marqués se despachaba a gusto entre olas que suaves corrían mientras el viento las peinaba.

damian-moro-y-el-confital

El Confital. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Fotos clásicas del Surf español

 

 

Y si en España hay una caleta encantada donde las olas rompen en un verde turquesa, el Sol juega en cientos de contrastes con las estelas, y el calor, ese calor que abrasa en pleno enero…

Esa ola clásica, probablemente una de las mejores de Europa, esa es El Confital. Y en ella, otro de esos nombres canarios que suena con fuerza. Damian Moro.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

BUTTONS, LA LEYENDA

buttons-la-leyenda
RELACIONADAS

SOUTH TO SIAN

south-to-sian
RELACIONADAS

MAREA LLENA

Marea llena

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

En memoria del Fula

En memoria del Fula

Quemao Class 2016

El “spray” de la ola había salpicado la parte posterior de sus orejas, sintió como la fuerza del mar acariciaba con pequeñas gotas su espalda, hasta escupirle de las entrañas de la bestia.

El tubo, como siempre en ese lugar, es intenso. Te sientes pequeño cuando vez llegar la masa de agua. Todo se queda sin sentido alguno, sólo existe ese momento, ese take off vertical.

Esa iba a ser la última, pero siempre hay otra más, sobretodo aquel día de olas perfectas, que nos invitaban a brindar con cañerías de cristal ese 1 de enero del 2009. Así, con los hombros cargados, y las fuerzas que te quieren abandonar; David, remó a por una más, la anterior tenía que ser la última, pero fue a por una más. La marea estaba vacía, el viento suave y terral, decidió entrar de lleno, para no malgastar más sus fuerzas, y entonces vio la serie que llegaba, remó y giró en el momento crítico, daba igual, llevaba dos horas surfeando, la situación estaba más que dominada, parecía fácil, esta vez más critica la bajada, pero con el nivel que tenía, sería un poco más de adrenalina, un poco ponerse más al límite.

David Infante “El Fula”, invierno 2009. Foto_ MAGT

Aquella si que sería su última ola. La última del día, la última del baño, la última de su vida. Nunca sabemos cuando nos toparemos con la señora de la guadaña afilada, pero nos está esperando en todas partes, en cualquier momento. Nadie está exento de su golpe.

Flores en la mar. Lágrimas en las mejillas. Nunca nos prepararon para el final.

¿Quién fue David Infante, “El Fula” para lo amigos? Algunos decían que era un gran surfer, otros que era una gran persona.

La idea original, era hacer que su memoria no se perdiera en la línea del tiempo, acertado fue crear este evento en su recuerdo. Las muestras de cariño van y vienen y gracias a Jorge, organizador de esta prueba tan especial, especial por David, por la ola, por el enclave, por lo que significa para algunos, para aquellos que todavía guardan en sus adentros su imagen, que vive para siempre en sus pensamientos.

Antes de despedir este post, después de difundir que no queda nada para que se repita la imagen soñada de tubos perfectos, al final, dejaré unas palabras de un encuentro casual, o no, del encuentro de un ángel y una familia que necesitaba aliento, pero eso nos lo guardamos para el final.

David Infante “El Fula”, el día que se fue. Foto_ José V. Glez

El Quemao es de ese tipo de olas que dejan con la boca abierta, con la mirada fija y perdida en el horizonte, viéndola llegar, esas líneas que vienen quien sabe desde que lugar remoto. Impone su fuerza, pero es más su belleza, su perfección, para un surfer Quemao es Pipeline, siempre nos ha gustado comparar. La reina mundial tiene una aprendiz que muchas veces la supera. Nace sobre la piel de los volcanes, la Tierra del fuego indomable. Y muere sobre ella misma, en menos de un minuto, breve, hermosa, intensa. El que no la ha visto nunca y llega por primera vez, aun no sabiendo que es el surf, corre presto a sacarle una foto. Es una belleza mortal.

El año pasado fue un lujo verles surcar sus paredes, aunque el que escribe estas líneas no lo pudo ver en directo, tampoco este año me será posible. Me corroe el alma el no estar allí, pero las grabaciones, me traerán visuales que harán que recuerde a que huele la baja que come almas de ángeles.

Siempre aparece cuando sopla el viento del Sáhara. Foto_ José V. Glez

Esta vez será mejor que el año pasado, el parte promete olas más grandes, viento más offshore, y el listado de los que van a disfrutar de los redondos tubos, promete calidad y muchos minutos de diversión. Falta hacer el streaming, pero con el tiempo El Quemao Class se convertirá en la prueba de Surf más relevante del viejo continente, porque no hay dama igual con encantos tales que deje indiferente a cualquiera.

La ola siempre se surfeaba en marea llena, decían que en marea vacía estaba muy seca y que era un suicidio, pero creo que después de surfearla Eric Rebiere fueron muchos locales los que cataron la marea vacía. Hoy día la ola se surfea en todas las mareas, la izquierda es impresionante, el tubo es muy profundo si la surfeas a contrapico, pero los regulars tienen su Backdoor particular, y hay veces que uno no sabe que está mejor si la izquierda o la derecha.

La fuerza muy de Norte es muy mala, porque suele cerrar la ola, y cuando viene limpia del Oeste, entonces, rompe con una benevolencia perfecta. Al terminar la izquierda, se vuelve a formar otra vez, la ola entonces es más pequeña, pero su tubo es tan cuadrado que me recuerda un Teahupoo pequeño, en marea baja esa ola cierra a saco sobre un palmo de agua. casi siempre hay que abandonarla si no quieres romperte la crisma contra las rocas.

Y rompe perfecta de izquierda y de derecha. Foto_ José V. Glez

Hay algunos locales que le tienen cogido el callo, Manuel Lezcano, Jorge López “El Goma”, Marco Imbernón, Francisco Saenz “Franito”, José María Cabrera, son alguno de los más carismáticos, pero hay otros, que viene de otras isla, y la matan…

Hasta Tom Carrol, Gary Elkerton y Rooby Page han probado la fuerza de sus tubos, todos coinciden, es muy similar a Pipeline.

2016 creó que marcará un punto de inflexión, porque lo vamos a hacer todos con más pasión, poniendo el alma en el evento. Y ya los que vienen a competir aseguran un espectáculo digno del coliseo romano.

Carlos Marqués, a contrapico el tubo es intenso. Foto_ José V. Glez

PARTICIPANTES INTERNACIONALES

ERIC REBIERE – BEN SANCHIS –  TOM LOWE – NIC VON RUPP – ALEX BOTEHLO – JOAO DE MACEDO – OTHMANE CHOUFANI – MARC LACOMARE – BRUNO SANTOS – TIM BOAL – JOSHUA BRADDOCK – WILLIAM ALLIOTTI – ANDY CRIERE

PARTICIPANTES NACIONALES

ARITZ ARAMBURU – ENEKO ACERO – INDAR UNANUE – NACHO GONZALEZ – GONY ZUBIZARRETA – EUKENI MASA – DAVID ZUMO

PARTICIPANTES CANARIOS 

JOSE MARIA CABRERA – JONATHAN GONZALEZ – MANUEL LEZCANO – LUIS DIAZ – FRANITO SAENZ – CARLOS MARQUES – ANTONIO MARQUES – YERAY GARCIA – MARCO IMBERNON – ALEX ZIRQUE – JULIAN CUELLO – JOSE ROMAN GRAU

 

No es la lista definitiva, y la organización del evento se guarda los nombres de alguna sorpresa internacional. Así que igual aparece Kelly Slater. ¿Quién sabe?

Gony Zubizarreta, en los tubos vas estirado. Foto_ José V. Glez

UN ÁNGEL EN MAJANICHO

Llevo en mi recuerdo aquella tarde, lo he guardado para siempre en mi memoria. Es un homenaje a un colega pero sobre todo a una madre.
Esa tarde volvíamos para Lanzarote después de pasar tres estupendos días en Fuerte. La verdad es que llovió bastante pero lo pasamos muy bien. Ya de regreso hacia Corralejo hicimos a media tarde, una obligada parada en El Cotillo. Nos acercamos a la playita para ver si nos podíamos dar un baño, pero una vez allí comenzó a llover, así que decidimos poner rumbo al barco, por la carretera de tierra de Majanincho que, yo, no conocía.
¡Qué bueno! Jose conducía, mientras Patric (mi hijo) y yo disfrutábamos del paisaje. La verdad es que atravesamos bastantes lagunas que se habían formado en la carretera , pero la lluvia dejó una puesta de sol con un cielo maravilloso. Casi llegando a Corralejo nos topamos con un enorme charco. Dudamos antes de meternos por el centro pero al final decidimos que era mejor ajustarnos al lado derecho, que se podían ver unas matas de aulagas, pensando que habría menos profundidad.
En cuestión de segundos nos vimos inmersos en el lodo (mezcla de tierra y arena) con el Toyota ladeado, el barro hasta la puerta y un griterío en busca del culpable, de mil pares de narices. Una vez comprobado que los nervios no conducen a nada, y que la tracción estaba anulada, ya que teníamos dos ruedas en el aire, di un salto y me metí hasta las rodillas en el agua para comprobar la situación. En ese momento dos todo terrenos uno a cada lado de la carretera pararon para socorrernos. Tuvimos suerte ya que el conductor de uno de ellos era David, “El Fula”, no lo conocíamos hasta ese momento, pero enseguida se ofreció a ayudarnos. Lo intentamos todo, él llevaba cuerdas en su todo terreno así que tratamos de remolcarlo, pero no había forma, su coche patinaba, mientras el nuestro estaba como succionado por el barro. Así que comenzamos en plan B, que era llamar a todo el mundo. Con su ayuda, abandonados por el resto de gente, comenzamos a agotar nuestros recursos, mientras caía la noche: la grúa del seguro, la policía local, los bomberos, los contactos del Fula. Al final conseguimos que viniera el camión grande de los bomberos y pudimos sacar el Toyota de allí, ya que de mientras, la carretera había desaguado bastante. Aprovecho este momento para volver a dar las gracias a los bomberos y a la policía local, pero sobre todo a David que con su gran sonrisa no nos dejó en ningún momento y no solo eso sino que además nos ofreció su casa para pasar la noche. Llenos de gratitud y de alegría nos despedimos.
Aquella tarde encontramos un ángel en Majanicho.
Así era David un hombre con una energía límpida , una gran sonrisa, con mucho amor por dentro y por fuera.
Ayer llegábamos de Madrid y cuando supe que había sido él la víctima del Quemao la congoja se apoderó de mí y las lágrimas, ¡que mala suerte!. No me unía una amistad, solo, un par de horas en las que nos mostró la clase de persona que era.
Por eso a pesar de todo, guardé y seguiré guardando su ángel en mi memoria. Queda un favor sin devolver, que he querido convertir en palabras que me gustaría llegasen a su madre, con todo el cariño más profundo de mi corazón.
Gracias por ese hijo tan maravilloso, por ese ser tan bueno, por ese surfero tan amante del mar, al que todos sus colegas querían, estoy convencida de ello. Un ser libre……..en el recuerdo de todos.

Jose, Patric y Beatriz.

 

 

Guía de surf