Dos pasiones

Dos pasiones

Un vídeo que combina las dos pasiones de este rider, la osteopatía y el surf. Como ya hemos dicho muchas veces el surf tiene muchos beneficios y puede servir de terapia. Cuando la pasión es tan fuerte libra todas las batallas.

Las 10 pesadillas de un surfer

Las 10 pesadillas de un surfer

¿Sabes cuál es el colmo de un fotógrafo? Que sus hijos se rebelen contra él, o no poder revelar sus secretos a nadie. ¿Y el colmo de un surfer? Ni idea, pero todos dormimos pensando en las olas de mañana y en nuestros sueños conviven nuestras esperanzas, junto a ellas; negras y oscuras pesadillas.

10 pesadillas que te perseguirán de por vida

1. Romper todo tu quiver en un mismo baño.

 

Vale, es difícil, pero no imposible. Te imaginas un día clásico con unos tubos de ensueño, ese tamañito que a todos nos gusta, el medio metro, con un fondo transparente que deja ver las llaves que perdimos en aquella famosa canción. Todo encaja, el Sol, las nubes, el viento y en la primera ola, un tubo perfect.

Y lo típico, el invento (amarradera, leash)se te enreda entre los “ñoños” (dedos del pie), y tropiezas cayendo en un intenso viaje con destino al fondo marino. Y después del revolcón salado, tiras de la amarradera y notas que la tabla es más ligera. Tabla partida. ¿A quién no le ha pasado alguna vez? ( no a todos nos pasa, no te preocupes si nunca has pasado por ese percance). Y si tu quiver es sólo una tabla. Se acabó el baño, se acabó el día. Pero y si tienes otra tabla, te aseguro que no será la ideal para esa ola, y entonces probabilidades de otra rotura se multiplican por tres.

2. Que se pierda una quilla en un día perfecto.

 

Vas a girar a todo rail, llevas velocidad, ya lo notas, va a ser un carving perfecto, sientes todo el poder de tu talón como desplaza el tail de la tabla sobre la ola, pero, derrapa más de la cuenta, el cuerpo escapa a tus pensamientos, todo falla, y caes contra la pared de cristal. No sabes que pasó, iba todo bajo control.

Una quilla lateral perdida es un giro perdido, es una ola desaprovechada, y puede ser un baño tirado por la ventana. Si eres un@ de los que valen por dos, tendrás otra de repuesto en el coche, ponerla y listo, pero si se fueron los tapones a paseo, necesita cirugía. Y eso, en medio de la playa, es un sueño roto.

3. Entrar sin saberlo en el pico más local del mundo.

 

Lo hemos vivido muchas veces, en nuestra ola local, porque irremediablemente siempre y en todas partes hay un o unos locales capullos que se creen con más derecho que nadie sobre las olas. Ni que las hubieran comprado todas.

Y hemos visto como a base de tortas, algunos imponen la ley de Atila en el pico. Sacando a gritos a los que vienen de otro país, a los del suyo propio y a los que vienen del pueblo de al lado. Muchas veces ni te avisan, va el tortazo por delante y listo. Hay cosas que pudren el alma de una persona, una de esas es la injusticia. Esta es una pesadilla con la que desgraciadamente tenemos que convivir cada día.

4. Tener un wipe out en Teahupoo.

 

Desde que vimos las primeras imágenes de Teahupoo, todo cambió en nuestras vidas como surfers. Era la última frontera, y no hay nada que la supere. Su poder es casi comparable con la fuerza de un Dios maligno. Y hoy día, sigue siendo un desafío en el que todavía no está todo dicho. No me puedo imaginar como sería un revolcón en semejante salvajada de la naturaleza donde el labio tiene el grosor de una “guagua” de dos pisos y cae como si fuera cemento sobre un fondo que se nos antoja casi inexistente. ¿Es quizás esto peor que morir por el hacha del verdugo en la edad media?

pesadilla-en-teahupoo

5. Que tu novi@ no sean surfer@s.

 

Es difícil compartir tu vida con alguien que no entiende lo que el surf es para tí.

Vas en el coche y no puedes evitar torcer la cabeza para ver esas olas que soñamos anoche, y ellos  te dicen, mira para adelante que nos la pegamos!!!
Soñamos con ir a Hawaii y ellos no se me perdió nada alli, demasiado calor!!!
Nos encanta el viento OFF SHORE,  a ellos les molesta!!
Nos derretimos por el olor a salitre, a ellos les pica!!l
El olor de la parafina en el coche nos despierta todos los sentidos, a ellos  les marea!!             Ves un tubo perfecto y soñamos con estar dentro de el acariciándole con la mano, ellos te miran  como si estuvieras loc@ diciéndote, solo es una ola, ¿SOLO UNA OLA?…

Te pones en su lugar y dejas de entrar al agua para que funcione la relación, pero mi cuerpo estaba exhausto, mi mente nublada, el aire era escaso, no podía respirar sin la paz del mar y mis sueños se derrumbaban en su mirada.   Al  final es engañarte, te sientes vacío sin ese lugar en donde empieza el motivo y la ilusión de mi existir, sin lo que realmente amas y te hace FELIZ.

¿Intentar de que sirve?

Al final se convierte en un paraíso infernal, entonces entiendes que no eres tú, es el destino, todo pasa por algo  y tienes que escoger otro camino.

Al final te dejas el adiós sobre la mesa, te dejas llevar por la marea evitando mirar atrás….. aceptando que  no se puede cambiar a las personas y por mucho que te empeñes nunca seguirán tu camino.

surfer-lover

6. Ir a un destino surfero y que no hayan olas.

 

Es díficil pero no imposible. Tengo amig@s que han dado gatillazo. Todo un año sacrificándote para ahorrar para el billete que te llevará al destino de tus sueños, deseando playas lejanas donde siempre sopla el off shore. Con olas de azul turquesa que te envuelven con el cariño de una madre a su hijo. Vas en la temporada perfecta, pero no cuadra, cada día miras los partes y desesperas, son sólo 10 días y se van con un suspiro, y ya de vuelta en el aeropuerto con tus sueños rotos en un recuerdo que parece lejano pero fue ayer.

También tengo amig@s que fue todo lo contrario, una semana a Indonesia y no entrar ni un día por estar desfasado. Dicen que la vida es sueño, y los sueños sueños son. Y muchas veces esos sueños que parecen estar al alcance de tu mano se rompen con una simple brisa.

7. Que te muerda un tiburón.

 

Está escrito en nuestro ADN. Se nos pone la piel de gallina si algo nos roza los pies mientras esperamos la serie, y nos ponemos nerviosos mirando debajo de la tabla.  Películas como TIBURON tienen la culpa, pero después de ver en directo lo de Mick Fanning en J-Bay, despertaron temores de nuestro subconsciente.

Los vemos cuando estamos sólos y baja el Sol, o a las primeras luces del día, el agua hace juegos caprichosos que hacen que veamos aletas por todas partes. Y lo cierto de todo esto, es que ellos están ahí, debajo de nuestras quillas, oliendo nuestro miedo.

Y no puedo imaginarme la pesadilla que ha sido la vida de Bethany Hamiltonpor mucho que veamos una sonrisa en su cara, por mucho que aparente tanta fuerza en su corazón, no quiero ni en mis peores pesadillas tener que revivir lo que sufrió esta muchacha. Para nosotros Bethany, una diosa, nosotros, simple mortales temerosos de la dentellada de un escualo.

surf-with-sharks

8. Romperte un hueso o que te diga el médico que no puedes volver a surfear en tu vida.

 

Esta podría ser sin duda una de nuestras peores pesadillas. Que te partas un hueso, te pongan puntos, sufras una otitis, entre otras, te tendría fuera del agua una temporada. Y si es una de las mejores de los últimos tiempos es para desquiciarse.

Pero te imaginas la hipótesis de que tu médico te diga que dejes el surf. Por prescripción médica. Igual puede que se pongan de acuerdo tu familia o tu novi@ con tu médico para que pierdas tu adicción al Surf.

Aunque es poco probable, podría hacerse realidad, aunque está más que demostrado que el Surf es un antídoto para muchas de las enfermedades del cuerpo y del espíritu, es una magnífica cura.

surfer-broken-leg

9. Tener que vivir en una ciudad del interior.

 

No me puedo imaginar que por cualquier causa tenga que irme a vivir a Madrid, o a Moscú, o a Texas, o a las profundidades del Kilimanjaro.  ¿Sabes lo que es levantarte cada día y no poder oler la brisa del mar?

Supongo que para un madrileño debe de ser una de sus pesadillas, para un madrileño que esté enganchado a la dosis de sal. Ser surfer y vivir en una ciudad a más de 200km de la costa es un delirio que no se nos suele pasar por la cabeza, pero que es probable que ocurra. El calentamiento global esta haciendo que suba el nivel del mar, si este sube, muchas de las olas que surfeamos hoy en día desaparecerían, y lo peor de todo es que puede que tengamos que irnos a vivir a una ciudad del interior, aunque la pesadilla puede ponerse todavía mucho más negra.

10. Que haya una glaciación y se congele el océano.

 

Esta es una consecuencia derivada de la anterior. Muchos científicos creen que estamos en el comienzo de una nueva era glaciar, estamos en el orden cronologico exacto, y se cree que antes de que suceda una nueva era glaciar, la Tierra experimenta una subida de temperaturas globales.

¿Qué pasaría si se congelaran los océanos? Se acabaría el surf, o nos matariamos por coger una ola en la piscina de Wave Garden, o en esa famosa piscina que ha creado Kelly Slater, que parece va a ser lo más.

Como ves, soluciones hay a una glaciación, pero, ¿sería una solución para todos los surfers del planeta o sólo para un grupo de privilegiados?

Seguro que hay cientos de pesadillas que pueden aumentar el grupo de las desdichas de un surfista. ¿Qué otras nos hemos dejado atrás? Esperamos tus comentarios, porque contando con el esfuerzo de todos lograremos avanzar en la pesadilla de nuestras vidas.

Guía de surf
El surf como cura

El surf como cura

aritz-con-minusvalidos

¿Es el Surf la mejor medicina?

Desde pequeñitos, nuestras madres nos decían, cuando nos asomaban los mocos por la nariz, “date un chapuzón en el mar y se te quita”.  Incluso hace poco se ha relacionado este deporte como un remedio eficaz contra la fibrosis quística. El Surf, además de ser para los que lo practicamos, una forma de vida o una religión, es un deporte y como deporte, siempre tendrá asociado unos beneficios.

1º Te mantiene en forma, y mejora el equilibrio. 

Cuando nadas sobre la tabla, tonifica hombros y lumbares, aunque también usas triceps, biceps y abdominales.

Mejora el equilibrio. De esto nos damos cuenta cuando comenzamos a surfear. LA tabla se te escurre cuando nadas sobre ella, mantienes las piernas abiertas buscando el equilibrio, con voluntad y esfuerzo, se consigue.

Al ponerte de pie, brazos, piernas y abdominales hacen un trabajo de colosos. Es comparable a hacer 20 flexiones juntas.

Y una vez encima de la tabla es impresionante el esfuerzo que hacen nuestras piernas. ¿Te has preguntado alguna vez cuanto aguantarías surfeando una ola de más de un minuto? Si, solemos surfear olas que rara vez aguantan los 30 segundos. Una cabalgada de más de un minuto es un esfuerzo hercúleo.

 

2º Combate la depresión

Sobre esto podríamos hablar largo y tendido. El Surf, muchas veces es una vía de escape de los problemas cotidianos. Incluso el gran Kelly Slater, se iba a la playa a surfear para olvidar los problemas familiares, su padre era alcohólico y discutía violentamente con su madre.

Muchos, olvidamos los problemas diarios entre las olas, una vez lidiando con ellas, los problemas de tierra adentro son banales y muy lejanos en tus recuerdos.

De todo lo que se ha escrito sobre el surf como terapia, recogemos este artículo, donde los surfistas de playa Bureh, entran todos los días a surfear, en un país donde ha sido brutalmente golpeado hace poco por el ébola. “EL Surf como “cura del ébola en Sierra Leona”.

el surf como cura

3º Terapia infalible contra la hiperactividad y los trastornos del sueño

Te enseña a saber esperar, el mar no lanza olas cada segundo, y siempre hay largas esperas en el pico esperando la serie.  Después de una sesión de surf, estás tan relajado, que conciliar el sueño es juego de niños.

 

4º Fomenta la iniciativa propia

Muchos, siempre nos hemos dejado guiar por otros, por las corrientes de la sociedad, y no aprendemos a tomar nuestras propias decisiones, al hacer surf, te encuentras solo luchando con las olas, dependiendo de tus decisiones, puedes hacerte un gran tubo o un gran revolcón, así, que es una escuela fundamental para aquellos que tienen que tomar decisiones todos los días, es decir, para todos.

Imágenes que curan

5º Ayuda a dejar malos hábitos

El que más se nos viene a la cabeza es el tabaco. Solamente en Estados unidos fuman 40 millones de personas y al año mueren 6 millones de personas en todo el mundo a causa de la nicotina y el alquitrán, sustancias venenosas que aspiramos en cada cigarrillo. Muchas personas aseguran que fumaban hasta que empezaron a surfear.

No era fácil dejar de fumar al principio, pero algunos afirman que en sólo cinco meses puedes dejar de fumar, tienes que poner de tu cuenta porque eso no es tirarse al agua coger alguna ola y al salir comprar otra caja de tabaco. Además, cuando vas dejando el tabaco, observas una gran mejoría en tu surf, llegas antes al pico, tienes más energía, no te cansas tan fácilmente.

Campaña de Kelly Slater contra el tabaco y las drogas.

Nuestra redactora Ylenia tiene su particular historia de como le ayudó el surf a superar sus problemas de salud. Una historia que estará calcada con la de muchos que practicamos el subirnos a la tabla de surf.

Algo no funcionaba, cada vez me dolía más y mi brazo parecía que iba por libre, como si no escuchara las órdenes de mi cabeza, tenía miedo, el dolor era cada vez más intenso y punzante, el cuello rígido sin apenas moverle, cada vez me mareaba más y mi cuerpo me dijo “STOP “.

Yo soy muy sufrida y aguanto mucho el dolor, pero llegó un punto que era imposible seguir así, me fui a urgencias pensando que sería una contractura o unas cuantas, lo primero según me vieron fue darme un chute de algo frío que molestaba pero que me hizo reacción enseguida, parecía que se me había pasado, pero para fatalidad mía solo acababa de empezar mi calvario.

El médico me mando hacer resonancia, placas, electromiogramas… y una pila de pastillas que son droga pero bendita droga que me calmaba.

Ya en la consulta esperando los resultados el neurocirujano me explico el porque estaba así y los tremendos dolores, tenía tres hernias discales en las cervicales y de ahí los mareos y la perdida de movilidad del brazo, me tuvieron que operar y creerme que estaba cagada de miedo porque son operaciones muy peligrosas las de la columna, pero llegas a un punto que cuando los dolores son insufribles no te queda otra que pasar por quirófano.

Solo me pudieron quitar dos y fijar las vértebras con dos placas de titanio, fueron unos meses horribles, los peores de mi vida, no podía hacer nada, ni moverme apenas, la  parte positiva es que los dolores bajaron bastante pero había algo que no funcionaba, siguieron con rehabilitación, pastillas, infiltracciones y volvían los dolores.

El neurocirujano me dijo que tenía que pensar en dejar el surf y tomarme la vida con calma y mucha  precaución,   “apenas me llegaba el aire, creo que me mató porque no sentía el corazón y todo lo veía triste”, salí de su consulta y cuando iba para casa mi cara se lleno de  lágrimas no lo podía evitar, se me caía el cielo,  “¿como voy a dejar yo mi pasión, mi alegría, la que me hace olvidar en el agua todos los problemas?”. No podía seguir así, las agujas del reloj se movían a pasos agigantados y se me pasaba la vida.

Volví a la consulta y  le pedí que me calmara este tsunami que mataba mi interior, me dijo que sí, pero era arriesgado, a estas alturas ya me daba igual todo, me operó pero esta vez para quemar los nervios  dañados, la recuperación fue más rápida, sigo con la otra hernia pero  ese día cambió por completo mi forma de ver la vida, volví a coger confianza en mí y  a surfear, con más precaución pero disfrutando, cada ola es una batalla ganada al dolor, gracias al surf  vivo y pienso  de otra manera.

Los dolores siguen, pero más me dolería  no poder disfrutar de lo que me da la vida, estoy más feliz. Dentro del agua es como mi dosis de cura que necesito, para mí, se me abrió una nueva ventana despertando una ilusión y ganas de luchar, el surf como cura, a mi me funciona….

Guía de surf
¿Surf  o  Bodyboard?

¿Surf o Bodyboard?

Todos hemos sido niños y hemos hecho locuras, yo os voy a contar un pequeño secreto, cuando empecé a saborear el salitre lo hice con un bodyboard. 

A muchos no les hará gracia y otros ni se lo imaginaban, pero seamos sinceros, el bodyboard es el principio de un comienzo, mi comienzo y el de muchos surfistas. Cuando empecé a despuntar estaba de moda un jovencíto Mike Stewartpionero de este deporte y todavía en la élite, un radical Guillermo Tamega  y ahora un Jeff Hubbard, espectacular bodyboarder que nos hace volar la imaginación con esos aéreos de vértigo. Muchos años estuve con mi corcho provocando las olas cántabras, asturianas, portuguesas, francesas…

Jeff Hubbard, despegando su sueño

Desde hace tiempo me rondaba el gusanillo  de probar el surf, una atracción fatal que me arrastraba  con más miedo que vergüenza a caer en sus brazos, una tentación que provocó un incendio que todavía sigue en llamas.

Recuerdo que mis compañeros del  “pico” pensaban que me había dado un golpe en la cabeza o que me había caído de la cama, “¿Estás loca?, si eres bodyboarder no puedes ser surfer, me decían”.  Esas palabras me recorrieron un escalofrío repentino pero seguí avanzando al lado oscuro, con ese juguete distinto al que estaba acostumbrada,¿y Qué es la vida sin locura?yo nunca me rindo, es una palabra que mi diccionario no conoce. Cuando  me puse de pie  fue un pecado, una tentación y también una infidelidad  de la que ya no era capaz de dejar, cuando salí del agua supe que ya nada sería igual, me enseñó a ver la luz que esconde un beso a ciegas, la sensación  fue bien distinta al bodyboard, tenía algo que ni en sueños podía imaginar lo que ahora es tan real, ese fuego entre la tabla y yo, ya no podía parar, ni en una vida entera algunos logran encontrar eso que me atrapó como un huracán que gira sin parar.

"una atracción fatal que me arrastraba con más miedo que vergüenza a caer en sus brazos, una tentación que provocó un incendio que todavía sigue en llamas"

El  bodyboard es más extremo y  “fácil” de  hacer aéreos, 360º, piruetas,  se trabajan distintos músculos, se necesitan olas realmente potentes y con mucha velocidad para sacarle todo su jugo, en cambio el surf puedes surfear olas pequeñas  y grandes bestias, pero solo los más afortunados consiguen soplar fuerte para poder volar  y  tocar el cielo,  los dos deportes tienen sus rituales y sus riders, pero igual de placenteros y respetables, lo que todavía no tenemos muy claro y es algo de lo que me entristezco, ¿Porqué no podemos estar juntos en las olas?, esa rivalidad y peleas que hay dentro y fuera del agua, esa Atracción fatal..

Es curioso que lo que más amamos, es lo que nos separa y perdemos el control, como muestra este vídeo.

Kelly Slater, extiende sus alas y me hace volar

  Afortunadamente esta atracción fatal tiene  también sus lados buenos, seamos sinceros y decirme que nunca han  visto un vídeo de surf  si eres bodyboarder o al revés, aunque sea con el rabillo del ojo, obligados, atados. ¿Quien puede resistirse a esta maravilla?

La realidad es que no dejo de soñar, recuerdo que un día fui fuerte, no juzgué a nadie y me lancé a este sueño llamado surf, por eso si me escuchas no te rindas, siéntete libre y orgullos@ de quien eres, el surf, mi sueño despierto, el que ilumina mis pasos, mi sin vivir, de su fuerza siempre aprendo y me hace amar,  se deshizo por mi piel y alivió toda mi sed.

A tí  ¿Quien te alivia la sed, el Surf o el Bodyboard?  ¡MÓJATE!

¿Todavía sigues con el rabillo del ojo? 

La opinión de MAGT

Surf o Body, dos deportes “diferentes” que aprovechan la fuerza de las olas. ¿Son tan iguales, o son realmente tan diferentes?

Seamos sinceros, cuando en el pico aparece el típico chapotendo con sus aletas, nos dan ganas de echarle del agua. Y lo mismo pasa cuando en el Frontón aparece un surfer que se mezcla entre los bodyriders.  Vieja rivalidad que no acaba nunca.

Mirando el imperio económico de los dos deportes, indudablemente el surf ha ganado, mueve más adictos, más dinero, más marcas, más de todo. Pero hay algunas regiones donde el bodyboard prosperó mucho más. Canarias durante años fue el feudo de los bodyriders, ellos dominaban sus olas. Sobretodo Gran Canaria. Pero poco a poco, el Surf fue abriéndose paso, y ahora mismo el Surf es el deporte mayoritario. Recuerdo los esfuerzos de muchos por hacer valer el bodyboard en las islas, Carmelo Díaz, Daniel, Alexis, Richard Díaz, etc. Y alguno de los anteriores ya ha aparcado en bodyboard en algún ricón de su casa o de sus recuerdos. Los aéreos son espectaculares, al ir tumbado puedes enfrentarte a olas muy huecas, pero sus maniobras ponen al límite tu espalda, y llega un momento que ya no puedes con ella.

"Seamos sinceros, cuando en el pico aparece el típico chapotendo con sus aletas, nos dan ganas de echarle del agua"

Muchos son y serán forever bodyboarders, yo después de ver El Gran Miércoles salí corriendo a comprarme una tabla de Surf. Cuando me puse de pie en ella, ese feeling, no me lo había dado nunca el body. Y me quité de encima el cargar con un par de aletas. Conozco a muchos que dejaron el bodyboard y se unieron al club de Greg Noll, pero no se de nadie que haya dejado el surf para convertirse en bodyrider.

Mi opinión no importa, se que muchos defenderán a capa y espada el bodyboard, y están en su derecho, tienen toda la razón. Pero a mí me mueve más el Surf, aunque pasé 4 meses aleteando sobre un bodyboard antes de pasarme al surf. Para mí el body fue la escuela que me ayudó a alcanzar el Surf, por eso tiene todo mi respeto. Yo en tres meses estaba “rentreando” sobre las olas, creo que gracias al Body, otros tardaron un año en ponerse de pie sobre su tabla. A lo mejor, si hubieran empezado con el body…

 

Guía de surf
El lado oscuro del Surf

El lado oscuro del Surf

yin-y-yan

Todos tenemos un lado bueno y malo, el ying y el yang… dos fuerzas opuestas y complementarías, el ying es el lado femenino (tierra, oscuridad, pasividad y absorción) y el yang el lado masculino (cielo, luz, actividad y penetración), no pueden estar  el uno sin el otro, y no se puede ser completamente ying o completamente yang.

Cuando estás en el agua, entras como en una profunda meditación, solo quieres olas y surfear hasta que no puedas con la vida, pero tanta pasión puede tener su lado oscuro “las lesiones”, normalmente son más por caídas que por el deporte en sí, las más comunes para el surfista son estas:

 

  • HOMBRO :   es una de las lesiones mas frecuentes, por estar la mayor parte del tiempo remando para llegar al pico y para coger la ola. Esta zona hay que hacer un buen calentamiento antes de entrar al agua.
  •  RODILLA:  esta parte del cuerpo se sobrecarga por tener que soportar el peso del cuerpo y el equilibrio en la misma posición.
  • PIE Y TOBILLO:  todo nuestro peso pasa por la rodilla y termina en nuestro tobillo y pie.
  • LA ESPALDA:  lumbares, cervicales, dorsales pero son menos comunes, si puede ser más las contracturas pero por mala postura.

 

También  podemos encontrarnos con lesiones por accidente, que son las más habituales, Los golpes con los fondos rocosos,  con otros surfistas que no respetan las normas  o por ser novatos,  te pueden sacar un ojo o abrirte la cabeza con la tabla.

Para prevenir las lesiones que no son por accidente tenemos que hacer un entrenamiento específico y exhaustivo, trabajo de fuerza, cuádriceps para coger fuerza y estabilidad en las rodillas, isquiotibiales, glúteos, aductores y musculatura del tren superior redondo mayor y dorsal.

Miren este vídeo del  DR. LUIS IRRIBARRA,  bien detallando las lesiones.

Normalmente los que practicamos surf, nos aporta sacrificio, solidaridad, pasión, equilibrio, emoción. A mí me hace amar y vivir ,si tengo un día gris el mar me cuida y mima, pero algunos están hechos para la contradicción, es el precio de este sueño, que es quizás lo peor, no les gusta renunciar a nada, no entienden de normas, quieren ganar siempre, las mejores olas; esto les lleva a la ira y esta al sufrimiento.

Hace un mes por desgracia lo viví de cerca en el agua, rompían olas bastante decentes, el pico estaba abarrotado, y entraron “forasteros” que se creen dueños de las playas y eso no gusta nada a los locales, siempre hay que respetar unos códigos, y lamentablemente no lo respetaron,  comenzó una batalla de saltarse las olas y golpes unos contra otros, no había normas ni educación, me daba vergüenza estar presenciando eso, me salí del agua por pánico, cada vez se ponía peor la situación, uno de los “locales” era de color y fueron a por él como un perro de presa, enseguida se abarrotó la zona y sacaron al chico del agua, pensé  que fuera se calmaría la tensión, pero fue al revés, le empezaron a dar patadas y golpes por todos los lados, “dios, que rabía me dio”.

"el surf no es violencia ni racismo, es diversión, amistad, deporte, solidaridad, esta clase de gente camina rápido hacia el lado oscuro"

En cuanto pude me acerqué a él, estaba temblando por frío o miedo, o ambas a la vez, esa mirada triste se me quedó en mi mente plasmada, esta gente violenta y racista que entran al pico en busca de problemas, no merece estar en el agua y mucho menos entiende lo que es el surf y sus virtudesel surf NO es violencia ni racismo, es diversión, amistad, deporte, solidaridad, esta clase de gente camina rápido hacia el lado oscuro. Estas peleas por desgracia, son muy habitual en nuestras playas, surf y bodyboard juntos, mirar lo que pasa.

“Somos humanos, nuestra naturaleza está ligada a actos feos y deshonestos, a perseguir beneficios para uno mismo por encima de otros si es preciso. El que puede dominar la intención  de cometer pecados es un bobo o un santo.”  

palabras sabias de nuestro director Magt

"Es curioso que lo que más amamos, es lo que nos separa y al final te pierdes lo mejor"

El surf   te regala unas sensaciones  que hoy por hoy es lo más gratificante de mi vida, aporta muchos beneficios sanos y a mucha gente incluso le ha salvado indirectamente la vida, grandes surfistas han pasado por el lado oscuro del surf, como Mitch Coleborn, arrestado unos años atrás en Tofino por enseñar los genitales en público y delante de niños a causa del alcohol.

O el gran Andy Irons, que nos dejó a todos helados tras su repentina muerte, uno de mis favoritos y tres veces campeón del mundo, que murió a los 32 años en una habitación de hotel de un ataque al corazón por la combinación de drogas y alcohol.

Andy-irons

Hagamos que el mundo nos recuerde por soñar despiertos, los sueños siempre aciertan, navegar siempre hacia mar abierto y si alguna vez te pierdes, solo mira dentro y encontrarás el buen camino, yo no lo dudaría, ¿y tú?

Como cura es la mejor medicina, son muchos los que han salido del lado oscuro de los excesos, alcohol y drogas,  y se han enganchado a esta droga sana de surfear su vida. SOLO TU DECIDES SI SALIR DEL LADO OSCURO Y EQUILIBRAR TU YIN Y YAN.

Guía de surf