¿Es necesario el localismo en el Surf?

¿Es necesario el localismo en el Surf?

Localismo en el surf

Locales diputándose sus olas. Foto _ Zalo Campa

Este tema viene de muy lejos, cuando los viajes se hicieron populares y las tablas empezaron a ser más ligeras. A los surfers, se nos llena la boca de cuentos de olas perfectas, y muchos picos se hacen populares.

Entonces, lo que al principio es querer compartir con amigos, se llena de extraños que luchan por una ola. Y los picos populares se convierten en batallas campales.

 

TIPOS DE LOCALISMO

Hay diferentes tipos de localismo.

LOCALISMO EXTREMO

Hay ese que te echan del pico sin más. Ponte fuera, no eres bien recibido. O que antes de entrar ya te dicen que esa ola no es para ti.

Hay lugares que ni se te ocurra aparcar el coche porque puede que te quedes sin él antes de tocar el mar.

LOCALISMO SOLO EN EL PICO

Otro lugares, te permiten entrar pero sólo puedes estar abajo, en la segunda sección, mal lugar, porque seguramente pasaras las horas como espectador, no te dejarán coger ni una ola.

LOCALISMO SOLO CUANDO HAY LOCALES

Hay otros picos donde el número de locales es escaso. Y si no hay nadie o casi nadie surfeando no vas a tener problemas, pero si durante el baño entra un grupito de surfers chillando y con expresiones tales como, ¿qué hace esta gente aquí?  Entonces mejor ir saliendo sino quieres tener un problema.

LOCAL DE TODAS LAS OLAS

Después hay surfers locales que extreman su postura hasta límites fuera de lugar. Son locales de las olas de toda una zona, no de un pico en especial. Y suelen estar cabreados en cada sitio donde surfean y tratan de ejercer su postura y su voluntad allí donde vayan a surfear, aunque estén a kilómetros de su pico natural.

J-bay, una ola con un fuerte localismo

Dicen que es la segunda mejor ola del planeta. Pero posiblemente sea la segunda ola con más localismo. Foto _ José V. Glez

Pero entonces, ¿es el mar de todos, o sólo pertenece a unos pocos? Si es así, ¿qué razón de ser tienen las escuelas? ¿Para qué enseñarte si luego cuando progreses no puedes surfear los picos populares?

 

ENTENDIENDO AL LOCAL

Tu tuviste la suerte de nacer enfrente de una maravillosa ola que rompe 200 días al año. Cuando eras chico sólo la compartías con amigos. Pero a alguien, un día, se le ocurrió ponerla en una guía para surfers y decir que la ola es de buena calidad.

Y una mañana, vas a surfear y el pico está lleno de extraños. Hablas con tus amigos, los de siempre, y empieza la criba. ¡Tú no puedes surfear en mi ola!

Llega el localismo. Es como si alguien se cagara en el jardín de tu casa, y eso molesta. Y molesta cuando el que viene de fuera no sabe casi ponerse de pié. No entiende las normas de prioridad o es un espabilado que quiere cogerlas todas para él.

Olas frías de Lofoten

Si no quieres tener problemas con los locales viaje a lugares fríos e inóspitos, como Noruega. Foto _ José V. Glez

EJEMPLOS DE LOCALISMO

Imaginemos por un momento que hay una ola que para surfearla sólo puedes acceder a ella por mar, coger un barquito que te lleve. Tú y tus amigos van siempre allí.

Pero en el muelle hay una empresa que se dedica a hacer excursiones y un grupo de surfers de otro lugar pagan para que les llevan a esa ola que sólo surfeas tú y los locales amigos tuyos.

Y un día, mientras surfeas tú y un colega, llega ese barco cargado de surfers que llenen el pico, y los surfers encima tienen buen nivel. Ese día no coges olas. Tú y tu amigo quedan relegados por la superioridad numérica del grupo que acaba de llegar.

Te cabreas, pataleas, y terminas discutiendo en el agua. Incluso intentas llamar la atención a la empresa de excursiones marítimas.

La empresa es de alguien que no surfea, no entiende de localismo ni de surf, ni de olas. Sólo entiende de dinero. Para ellos es una entrada de dinero. ¿Van a dejar de llevar a gente y dejar de ganar dinero porque tú se lo digas, o le amenaces?

Hay países donde el Surf no es un deporte de masas. Marruecos es uno de ellos, además está lleno de olas por descubrir. Foto _ José V. Glez

BUSCANDO SOLUCIONES AL PROBLEMA 

Este sería un caso difícil de resolver. Por ser local no puedes evitar que una empresa haga su trabajo. La solución, como siempre está en la diplomacia.

Hablar con la empresa para que no lleve a muchos surfers de golpe y llene el pico sería una solución.

Además explicarle a los surfers de fuera que hay locales que comparten su pico, siempre que reSpeten las normas de prioridad. Intentar hacer amigos con los que vienen de fuera y no enemigos. Puede que alguno de ellos sea local de una ola popular en su lugar de origen y te invite un día a surfear su ola.

Siempre hay una salida a los conflictos, y en ningún caso con el uso de la fuerza o la intimidación, eso sólo trae malos rollos en el agua, y siempre hay alguien que pierde, unas veces el de fuera, otras los locales. Hay que buscar la forma de que ganemos todos.

Ola perfecta solitaria

Todavía quedan miles de picos por descubrir. Quizás dentro de poco te conviertas en el local más duro de tu secret spot. Foto _ José V. Glez

COMO EVITAR EL LOCALISMO

Evitar el localismo es fácil. Evitando los picos populares. El océano está lleno de playas y de olas. Y solemos dejarnos llevar por las multitudes. Igual llegas a la playa y hay tres picos, uno lleno de gente, y dos medio vacíos. Vete a los vacíos, aunque sean de peor calidad. Cogerás más olas.

Observar el ambiente en el pico antes de entrar, te evitará malas e indeseables situaciones en el agua.

Mantener en todo caso el orden de prioridad y respetar siempre a los locales y a los que no lo son. Hablamos de personas, como tú y como yo.

Una de mis frases favoritas es: Si el pico está lleno de surfers es un buen lugar para hacer nuevos amigos. Nunca sabes con quién te vas a encontrar en el agua.

Si tu nivel no es muy bueno, evita siempre las olas complicadas o que precisen un alto nivel. Si no estás preparado no surfees Pipeline.

Sigue el código no escrito que ya relatamos un día en un artículo previo en este medio.

Si no hay otro lugar donde surfear, madruga para que estés sólo en el agua. Los locales no suelen madrugar. O espera el momento, nadie está 12 horas cogiendo olas, entra cuando menos gente halla en el pico o cuando veas que muchos empiezan a salir.

Pide PERDÓN a todas horas y discúlpate si haces una acción impropia o inadecuada.

Viaja mucho y busca tu secret spot. Si hay algo que he aprendido en mi vida es que hay decenas de olas escondidas cerca de las populares. Con el tiempo esas olas se han ido haciendo populares, y he tenido que empezar nuevas búsquedas.

El que busca siempre encuentra.

Tubo en El Confital

Cuanto más grande estén las olas menos gente hay en los picos. Bueno esto se da en casi todo el planeta menos en Hawaii. Foto _ MAGT

Y SI TODO FALLA

Si después de leer todos estos consejos sigues teniendo problemas para surfear olas. Te aconsejo dos cosas:

  • Viaja a lugares donde hay olas artificiales, Texas, Snowdonia, etc… Es muy poco lo que pagarás por tener 10 olas perfectas sólo para ti.
  • Vete a un país donde no haya mucho ambiente surfing. Los hay a decenas, Sudamerica, el centro de África, China. O viaja a Australia. Tiene tantas playas que necesitarías más de una vida para visitarlas todas.

Recuerda, evita siempre las confrontaciones. La violencia no sirve para nada. El arma más poderosa es la palabra.

Respondiendo a la pregunta de este artículo, sí es necesario que haya cierto orden en las olas y que deben de ser los locales quienes se encarguen de ese orden, pero siempre usando el respeto y la solidaridad hacia los demás.

Hay leyes para cada cosa que hacemos en la vida fuera de las olas, deberían de haberlas para el surf, al igual que las hay dentro de otros deportes.

En el fútbol existe el fuera de juego, en el baloncesto pasos, falta en ataque, en el SURF hay unas normas básicas de convivencia, que impere sobretodo la prudencia, la sensatez y la amistad y solidaridad.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado con surfers a los que les hacemos el vacío en el agua y en dos horas no han podido coger una ola?

Piensa que ese surfer puedes ser tú si vas a un país lejano, déjale coger una ola.

 

Guía de surf
La felicidad la tienes a 100 metros

La felicidad la tienes a 100 metros

A veces más cerca, por lo general más lejos. ¿Quién puede surfear a principios de diciembre en bermuditas? ¿En qué lugar de España podemos tener esa dicha? Y además, ¿en que lugar de España podemos tener infinita variedad de olas para todos los gustos y necesidades? Si todavía no has adivinado que estamos hablando de Canarias, lee de nuevo entre líneas, y descubrirás que estás mucho más cerca de la felicidad de lo que pensabas.

Fotos clásicas del surf español (2)

Fotos clásicas del surf español (2)

Charly en Lanzarote

Carlos Gómez ha sido y es un referente del surf en Lanzarote. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Texto _ MAGT

Caleta de Caballo ha dado siempre muy buenas sesiones, aguanta tamaño y la derecha a veces tira tubos que terminan en sifonazos.

Carlos Gómez se enamoró de la isla, de sus olas de la tierra tostada, unas veces, y roja y ardiente otras, su alma echó raíces que andan a saltos entre sus picones y sus rompientes.

publicidad-vissla
poderoso-quemao

El Quemao, poderío y hermosura. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Hay una ola que muchos temen y unos pocos adoran. Aunque si mantienes la piel seca y erosionada, todos admiramos, aunque sea sólo verla.

Muchos dicen que es como Hawaii, yo nunca he tenido la oportunidad de catar la ola que te tira de las orejas, pero si he oído hablar de su poder y su leyenda.

Del Quemao poco sé pues nunca la he surfeado, se que es buena, de forma y de poderío, y ruin si te coge en su abrazo que te empuja de cabeza al río.

Al río de lava que corre vivo debajo de su estruendo, cuando rompe su manto pesado, como dos amantes que quieren fundir sus labios, en un beso ardiente que mata el alma y entierra retos, rompe pasiones y araña corazones.

franito

Franito,  es a Lanzarote como la isla al volcán. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

“Macumba” señalaba a poniente, gritaba míralo. Yo con el Sol en contra, entre destellos y sombras, le veía romper las olas.

El niño de La Santa, Franito, porque era chiquito, de edad y de altura. Ahora me cuesta llamarle así, después de 20 años.

Mucho hemos oído de Francisco Saenz “Franito”, es otra de esas leyendas que viven en historias de soldados que se baten en singular batalla, esta vez sin lanza y sin espadas.

El domina los tubos, pero también domina las estelas que dejan arco iris a su caída. El es el arquitecto de planos que dibuja con gracia y estilo, y todo a mano alzada.

julian-cuello-y-lanzarote

Otra vez la reina, bajo su falda un canario, Julian Cuello. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Lanzarote es así, unas veces cálida y otras fría. Unas veces escondida en brumas matinales y otras quemándose bajo la calidez de la bola encendida.

Camellos, picones rojos y negros, mal países infinitos, montañas que escupen fuego, uvas que crecen de las cenizas y salpicón de blanco y verde. Y sus vinos, no olvidemos sus vinos.

Costas abrazadas por el océano que muchas veces quiere entrar con fuerza y otras duerme tranquilo. Los canarios sabemos bien de esa tierra del Norte del archipiélago, por eso muchos dejamos familia, perro, novia y a veces hijos, sólo para bailar con damas, damas que vienen de lejos.

No son rubias pero tienen ojos azules, azules y verdes, por eso Julian vino al Norte, enamorado de la dama que ruge bajo la falda del volcán. El Quemao y Julian Cuello, instantáneas que guardamos en los recuerdos.

Antonio Marqués, en las diferentes olas del Sur. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Al Sur de la tierra de Gerias, saltando una bocaina, hay otra tierra más seca, más arida, más erosionada. Y al Sur del Sur, rompen olas distantes y distintas.

Todo cambia en el Sur, la luz, los vientos, que son malos allí, aquí gritan de belleza. Y las olas, que olas, verdes, turquesas, es la costa prometida, el edén en la tierra.

A veces, rompen en lenguas de arena, la que sirve de paseo para turistas despistados y ociosos que buscan calma, calor, risas. Y Antonio Marqués conoce las bondades de esa lengua de arena.

damian-moro

Damian Moro, mejor decimos su tabla. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Cuando quieres una toma así, tienes que nadar con las sirenas. No es fácil ni en los días perfectos robarle un recuerdo al tiempo.

El surfer que dibuja en el reverso de las olas es Damian Moro. Otro de esos nombres que oyes cuando vienes a Canarias.

Y es que hay muchos surfers y muchos buenos, dentro y fuera del agua. El canario es un pueblo noble, como debe de ser.

antonio-marques-y-la-graciosa

La isla del Tesoro, perdida en el mar canario. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop. Antonio Marqués, él si sabe lo que es un tesoro. Foto _ MAGT

Las islas están llenas de contrastes y de costas, unas parecen piscinas, pero en ciertos días del año, con determinadas condiciones, rompen olas apartadas, perdidas, olvidadas.

Antonio Marqués disfrutó de unos triángulos en una playa de arena negra, acotada por un espigón al Sur y un acantilado al Norte.

No vamos a contar como se llega, Canarias es una aventura, y además de 7 islas hay 8 islotes. ¿Cuántas veces puedes perderte buscando un tesoro en sus costas? ¿quince?

imanolyeregui

Imanol Yeregui, tubos turquesas en Canarias. Foto _ MAGT

Corría el año 2010, por eso el nombre de esta entrada. Aunque hace ya más de 20 que fotografiamos las olas, volver a buscar esos recuerdos de ayer, nostagias de nuestra memoria.

Y si conoces a Imanol Yeregui, igual ni lo vez en esta foto, surcando tubos turquesas en las cálidas aguas canarias. Era un muchachito que tenía una lectura precisa en las olas, Gorka Yarritu lo sabía , yo también lo notaba.

Imanol Yeregui, Gorka Yarritu y Nacho González, como han crecido los chicos. Fotos _ MAGT

Fue un viaje relámpago, y la llamada fue a última hora. Yo a Gorka lo conocía de verle en revistas del Norte, su nombre sonaba. Pero de Nacho y de Imanol, no eran nada, sólo una promesa de futuro.

Y fue muy grata la compañía. Hablamos del tiempo, de las olas, de surfers españoles y de fuera. De como veía Gorka a sus pupilos.

Ahora que el tiempo ha pasado Nacho e Imanol han crecido. Uno gana campeonatos y el otro se libra de cazadas de olas gigantes. Mis niños, como han crecido, que rápido corren las agujas.

el-acantilado

Bajo el Acantilado, del calor al frío Norte. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

No es solo el lenguaje, hay algo que nos une más allá de un país, de un continente. Es otra fuerza. Y los surfers lo sabemos.

El Acantilado, un lugar muy al Norte, dejamos Canarias para vivir otros lares, otras olas. El mar Cantábrico es otra costa llena de posibilidades.

santi-merodio-y-pablo-solar

Santi Merodio y Pablo Solar, dos clásicos del surf. Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

Pero todos nuestros recuerdos no se limitan a Canarias. Muchos son de tierras lejanas, pero todos con un mismo corazón.

Santi y Pablo Solar, seguro que te suenan estos nombres, sino es así es porque eres muy joven o porque no practicas el surf. Suele pasar, que llegan usuarios ajenos pero se quedan un rato por curiosidad.

pablo-cutierrez-y-michel-velazco

Pablo Gutierrez y Michel Velazco, otros dos clásicos del surf. Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

Dime 10 nombres de surfers españoles. Seguro que estos dos están entre ellos. Leyendas para un recuerdo cercano que no queremos ni debemos olvidar.

El Brusco, la ola más tubera de Cantabria. El Guti y el Brusco es como decir Franito y el Quemao.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

CLASSIC SURF PICTURES V

fotos-clasicas-iv
RELACIONADAS

SURFERS DE FORTUNA

surfers-de-fortuna
RELACIONADAS

VERANOS TORMENTOSOS

veranos-tormentosos

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Fotos clásicas del Surf español (I)

Fotos clásicas del Surf español (I)

eneko-acero-y-ris

Eneko Acero y El Ris. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop 

Por Magt. 

Eneko Acero y El Ris

 

Son fotos “viejas”, o quizás no, del 2010. Las rescatamos de uno de aquellos números impresos, cuando imprimíamos revistas. Cosa que volveremos a hacer en breve, no lo duden.

Pero hablamos de clásicos del Surf, y Eneko Acero y el Ris, pueden ser dos clásicos que no pueden faltar.

Rescatamos los mejores momentos del número 38, cuando todavía muchos de los protagonistas de aquellas páginas tenían un brillante futuro por delante.

Algunos llegaron a conseguir sus metas, otros se quedaron en el camino, arrastrados por la crisis que llegaba al sector.

publicidad-vissla
kelly-slater-y-reef-mcintosh

Kelly Slater y Reef McInstosh. Foto_ Zack Noyle

Kelly Slater y Reef McInstosh

 

Esta imagen nos vino directamente de la marca Quiksilver, fue durante el memorial del Eddie Aikau, entonces Kelly Slater y Reef McInstosh surfeaban bajo el patrocinio de la misma marca, Quiksilver, otra vez.

Era difícil imaginar en aquel momento que Kelly dejara de volar bajo el brazo de la ola envuelta en la montaña y mucho menos pensar que Slater haría su fantástica e increíble piscina de olas.

Eran, desde luego, otros tiempos, y eso que estaban muy cercanos a los de hoy en día. Otro clásico que no podía faltar, Waimea, Slater, Reef. Y todo bajo la mirada de Zack Noyle.

jose-maria-cabrera-eneko-y-kepa

José María Cabrera, Eneko y Kepa Acero. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Un canario y dos vascos

 

El desfase del giro bajo la montaña amarilla de José María Cabrera, que en esa edición se ganó la foto de la portada, contrasta con el andar pausado de los hermanos Acero.

Entonces, Eneko surfeaba para la marca FOX y Kepa estaba con Reef. Ninguno de ellos, se esperaba que cinco años más tarde su mundo cambiaría radicalmente, pero siempre llenando sus vidas de alegrías.

felix-ortega

Félix Ortega y El Confital. Foto_ MAGT

El Confital y Félix

 

El chico del collar de conchas y la melena larga. La típica imagen que exportábamos los canarios hace unos veinte años, isleños a rabiar y hippies a no poder más.

Ahora todo ha cambiado, los surfers son pijos universitarios que van con coches GTI a la playa con chicas sacadas de la portada de Comopolitan y muy repeinados.

Aún así, Félix sigue siendo la imagen del rebelde surfer sin causa que en el fondo todos quisimos ser. Libre como las olas y el viento. Y si Félix Ortega es un clásico, El Confital lo es más, una ola clásica que nunca dejará de pasar de moda, al igual que Pipeline o Mundaka. 

Aquel año todavía llegaba a Canarias los WQS cargados de expectación, de emoción y de olor a parafa. Mucho olor a parafa…

Sanchís y Canarias. Foto_ MAGT

Benjamín Sanchís se enamoró en Canarias

 

 

Cuando ganas fama a nivel internacional, sobretodo porque eres de esos que se lanza a coger olas del tamaño de catedrales, es como si jugaras en otra liga y no te codearas con el resto de los mortales.

Así que cuando Sancho viene a Canarias, es un privilegio tenerle cerca y ver que sigue siendo normalito. ¿Por qué viene a Canarias? ¿Quizás porque una canaria atrapó su corazón?, ¿quizás por la perfección de sus olas?

Canarias tiene muchos peligros, algunos son tan malos que te atrapan en sus aguas para siempre. ¿Cual de ellos enganchó a Sancho?

hodei-collazo

Hodei Collazo. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Hodei Collazo. Otro clásico en el Surf

 

Hodei me recuerda a las golondrinas, tan pronto desaparece como ellas, y vuelve y cada vez con más fuerza. Su surf es selecto, con líneas marcadas y giros estudiados. Con fuerza y estilo.

Hodei es un clásico que no puede faltar en cualquier publicación que se respeta a sí misma. Nosotros no ibamos a ser una excepción.

eric-rebiere-y-el-quemao

Eric Rebiere. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

El Quemao y Eric

 

 

Otros dos clásicos que no se nos pueden escapar. El Quemao, nuestro Pipeline canario. A veces me atrevería a decir que es mejor que la reina. Y luego, otro surfer que durante años vivió en las islas.

Eric, se enamoró de una princesa isleña, y se unió a la familia canaria. Más tarde, se fue a vivir a Portugal, ahora baila con las olas gigantes de Nazaré.

Alex Zirke, Eduardo Acosta, hermanos Marqués y Félix Ortega. Fotos_ José V. Glez / Fanfi Shop

Canarios de pura raza

 

 

Entonces Alex era poco conocido, despuntaba por un surf bonito y con fuerza, pero Alex siguió otro camino, el de las olas gigantes, y Canarias, también es parada de colosales monstruos de agua y espuma.

Luego no podían faltar los clásicos, Eduardo Acosta, que una vez fue campeón de España o los hermanos Marqués, que por más que les veo surfear, no sé cual de los dos es mejor. 

Y Felix Ortega, otra vez el chico del collar de conchas y de la melena revuelta. Canario de pura casta.

carlos-anting-y-sergio-bethencourt

Sergio, Antín y Carlos Marqués. Retrato_ José V. Glez / Fanfi Shop. Acción _ MAGT

Leyendas canarias

 

 

Y en la foto de la izquierda corren los nombres de leyendas de surfers que suenan en mi mente desde que era pequeñito. Ellos son el Curren y el Carrol canario. Anting y Sergio Betencourt.

Y luego, bajo los volcanes de Lanzarote, después de una edición increible de un campeonato de españa, Carlos Marqués se despachaba a gusto entre olas que suaves corrían mientras el viento las peinaba.

damian-moro-y-el-confital

El Confital. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Fotos clásicas del Surf español

 

 

Y si en España hay una caleta encantada donde las olas rompen en un verde turquesa, el Sol juega en cientos de contrastes con las estelas, y el calor, ese calor que abrasa en pleno enero…

Esa ola clásica, probablemente una de las mejores de Europa, esa es El Confital. Y en ella, otro de esos nombres canarios que suena con fuerza. Damian Moro.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

BUTTONS, LA LEYENDA

buttons-la-leyenda
RELACIONADAS

SOUTH TO SIAN

south-to-sian
RELACIONADAS

MAREA LLENA

Marea llena

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS