Robb Wilson, la fotográfia le salvó la vida

Robb Wilson, la fotográfia le salvó la vida

Después de años fuera del agua, Wilson regresa al océano no solo detrás de la lente sino también en una tabla de surf. “Still Here” es un testimonio del poder que el océano ejerce sobre los surfistas y cómo ese poder se puede utilizar en el proceso de curación cuando el objetivo de un surfista es volver a él.

En septiembre llegan las olas canarias

En septiembre llegan las olas canarias

Titulo-derecha-del-Hierro

No ha terminado el verano, pero si hemos cambiado de mes, llega septiembre y todo cambia, el viento, los olores de la brisa del mar, el color de las olas.

Afilamos las quillas, llega la temporada buena, a veces se adelanta a agosto, pero es el 1 de septiembre cuando todo cambia y llegan los mares del norte. 

Fotografías _ Adrian Villalba

Ad zone

Neoprenos Vissla en Canarias
Yumano surf en Fuerteventura
[margin bottom=”50″]

Las primeras marejadas suelen ser limpias, el viento casi es inexistente. Olas pequeñas pero bien colocadas, para ir abriendo el apetito que estuvo escondido en los meses anteriores.

Los giros no se hacen esperar, las paredes llanas y esbeltas llaman a gritos los giros de los primeros afortunados que bajaron a surfearlas.

Yumano, uno de los que no pierden la ocasión cuando vuelve el otoño prematuro a las costas norteñas de Las Islas Canarias.

[margin bottom=”50″]
Mirando-a-la-ola
[margin bottom=”50″]

Ellos juegan en los charcos, están de vacaciones, buscan “bulgaos” o acosan cangrejos, a veces tratan de cazar “Bullones”

Tu paras un instante y miras el futuro, porque con la ola rompiendo al fondo te imaginas tu canto girando en cada curva, en cada labio de la ola.

No está perfecto, ni grande ni pequeño, es lo que es, lo que hay, el primer baño del norte que da el pistoletazo de salida a una temporada nueva añorada…

[margin bottom=”50″]
Lazi surfeando en el Hierro

Y ya en el agua, mientras remontas, los colegas hacen lo que tienen que hacer, destrozar las olas, una tras otras.

Lazi, puede que sea el más radical, sin piedad, una tras otras sus quillas destrozan cada pulgada de ola. 

Y tú que remontas tras una ola perfecta, le ves como te escupe en las narices cada vez que mete canto en el labio

Mitch aéreo en el Hierro
Mitch volando en El Hierro

 

Es tiempo para los más jóvenes y los más vaientes. Siempre es tiempo para ellos.

Mich disfrutó de una de las primeras olas de la temporada, y es un placer ver como despegan los jóvenes, surfean mejor que los mayores, más estilo, más radicales, les falta sólo una cosa, un poco más de cuerpo.

Dentro de dos años o tres serán mejores y más potentes que los anteriores. La cantera canaria está servida.

 

Lazi cut back en El Hierro

 

Pero de momento, son los veteranos los que marcan el ritmo. Y los jóvenes lo saben. Por eso se quedan mirando cada paso que dan, cuando remontan al pico.

Lazi, sigue siendo un referente del surf majorero. No se pierde un baño, a veces dos al día, y él es el estímulo y el surfer en quien se fijan los jóvenes para ir aprendiendo.

Una de sus maniobras más estudiadas y con más potencia, el cut back.

Thiemo giro en la derecha del Hierro

 

Y mientras los grandes giran una y otra vez, los jóvenes aprendices toman nota de cada movimiento.

Thiemo es otro que no suele faltar a la cita con las olas. Perfect lay back en la derecah del Hierro.

Lazi surf en Fuerteventura

 

¿Todavía quieres saber como son las olas? Cuando dejan de soplar los alisios, el mar se transforma en una especie de lago.

Las aguas suelen estar calmadas, se ve el fondo como si fuera un cristal. Los peces brillan bajo tus pies y el Sol calienta pero sin quemar.

Y las olas rompen placidamente, casi sin dejar espumas, es como si llegaran al baile llenas de timidez. Pero eso es sólo al principio de septiembre, luego, la furia de mar descarga sobre la tierra más antigua de Canarias.

Y los surfers lo saben, por eso esperan apaciblemente que termine el caluroso agosto. Sólo hay que esperar 31 días.

Y mañana, cuando llegue diciembre, seremos el eco de las olas que rompieron en nuestras costas.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

OLAS PERDIDAS

olas-perdidas
RELACIONADAS

CORA LEE, LA SIRENA DE GC

cora-lee
RELACIONADAS

OLAS GIGANTES DE CANARIAS

olas-gigantescas

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION

¿Hay ángeles en las olas?

¿Hay ángeles en las olas?

Nubes en el horizonte

El día estaba perfecto, la derecha corría limpia, el viento soplaba suave off shore, sólo se veían algunas nubes negras en el horizonte. Fotografías _ José V. Glez / Fanfi Shop

 

Historias Radicales.

(Los ángeles de las olas)

Puedes creer o no, lo que te cuento me pasó de verdad. Ellos o ellas están ahí, velando por todos.

Estaba mediano pero petado de gente, las olas rompían de derecha. Me entraron los nervios de siempre, esa ansiedad que recorre tu cuerpo cuando llegas al pico y ves olas perfect.

Me echaba para atrás un poco la gente y que no era la marea perfecta, poco fondo y siempre en mi mente la roquita esa que está más a flor de agua.

Y esas nubes negras que pintaban de gris el horizonte y que rugían de vez en cuando, pero por el momento, el Sol brilla.

Entras y pillas tu primera ola, un rentry, un floater y a remontar, sonrisa de lado a lado, y cuando llegas al pico algo ha cambiado.

Hay menos gente, el mar se mueve de forma extraña, el viento ya no es terral y el Sol ha dejado de brillar.

Viene una serie más grande de lo normal, empiezas a sentirte intranquilo. Ya sólo estoy yo y alguno más despistado a cincuenta metros de mí.

Igual todo cambia de nuevo, pienso, y vuelve a salir el Sol, con la luz de Lorenzo todo se ve distinto.

Y de repente, el mar cambia. El viento sopla distinto, se mueven las olas de otra manera, el Sol se esconde.

 

La tormenta llegó de repente

Todo cambia de repente

 

Vuelve a brillar el Sol, por esta razón sigo dentro, pero esta vez no dura mucho, y el viento ya no sopla desde tierra, las olas vienen más desordenadas.

La nubes empiezan a cubrirlo todo. Caen gotas de lluvia, el viento arrecia, y ya sólo quedo yo en la mar.

Cojo una ola y me deja hacer un par de giros, no quiero irme ya. Acabo de entrar, quiero otra más, aunque las condiciones cambien.

Remonto de nuevo al pico. Y entonces, las veo romper, mar adentro, grandes espumas blancas. Desaparecen y crecen delante mía. Empiezo a remar con fuerza.

Pero la primera ola rompe en mis narices, tengo que hundirme con fuerza, no la llego a pasar del todo, me arrastra hacia atrás, pero logro subir de nuevo.

La primera la pasé por los pelos, pero las siguientes eran tan grandes que no había salida

 

Gigante

Olas gigantescas como edificios

Nada se parece a cuando llegué. El mar está demasiado revuelto. Y pasé con muchos apuros esa última ola. Miré a tierra. Parece que está tan lejos la orilla.

Vuelvo a mirar al horizonte, muros de agua se vienen hacia mí. No hay salida. Los nervios están haciendo que consuma mis energías.

Y entonces llega esa montaña de agua gris, que parece cemento e intentas pasarla por debajo, pero es tan grande que te tira de nuevo hacia atrás, caes desde la cresta.

Empiezas a dar vueltas, intentaba buscar una salida, no sabía donde estaba la superficie, todo era negro, ya no me queda aliento. Voy a ahogarme.

Sólo un pescador me miraba atónito. Y yo, perdido buscando entre las espumas de las olas.

 

Despues de salir rescatado

Los ángeles corretean entre las espumas

Ya no hay agua y caigo en el vacío súbitamente. Cuando toco suelo es algo parecido al algodón pero más húmedo. Se mueven miles de burbujas de un lado a otro.

Miro a mi alrededor, arriba y abajo, es como un túnel, o como una burbuja de aire. Dos seres, ¿quizás ángeles?, discuten delante mía sobre cuando echarme fuera de la burbuja.

  • ¿Estoy muerto o esto es una especie de alucinación? Pregunté en voz alta.
  • Eres el primero que nos ve. No hubo elección, las olas han crecido demasiado rápido y tú no deberías estar ahí. Te empeñaste en ir a por otra. Sin nosotros morirían muchos antes del tiempo escrito y estipulado. Dijo uno de los seres.
  • Ahora, es el momento. Gritó el otro.

Me cogieron por los brazos y me empujaron con fuerza fuera del túnel o de la burbuja. Todo fue tan rápido. Coge aire, fueron sus últimas palabras. Y me sumergí de nuevo en el revuelto de espumas blancas.

Mis pies tocaron la arena de la playa y me pude poner de pié. Miré a las olas otra vez. Observé las espumas. Sólo un pescador y yo permanecíamos en la costa.

Epílogo

Cuando voy de copas con los colegas cuento la historia, me da igual que me crean o no. Ellos, están ahí. Con un par de copas en las venas, me suelto y hablo por los codos.

Los colegas ya me han puesto mote, “el delirante”, pero yo sé que aquello pasó de verdad.

Muchas veces recuerdo aquella vez que caí de cabeza con dos palmas de agua y no toqué de milagro el fondo, o las quillas que me rozaron la cabeza, o el choque con otro surfer en medio de un tubo.

Enseguida atas cabos y te das cuenta que muchas más cosas deberían pasar y no suceden. Algo, o alguien está ahí. Evitando accidentes diarios.

Por más que intento recordar como eran aquellos seres, no lo logro. Es como si perdiera en mi memoria aquel archivo con sus caras. ¿Serán ángeles de la guarda?

Guía de surf
¿Cuales son las maniobras claves del Surf?

¿Cuales son las maniobras claves del Surf?

Clay Marzo
Clay Marzo. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

Un montón de maniobras

Desde que entras en el agua hasta que sales, la remada, el patito para pasar la ola, el esperar sobre tu tabla, el take off.

En ese momento empieza el feeling del deslizamiento sobre algo que cobra vida y se mueve bajo tus pies.

Desde el Bottom turn hasta que dejas la ola, encadenas maniobras una detrás de otra. Pero hay dos, que te hacen gritar cuando las terminas.

Que hace que los demás griten cuando las terminas. Son el culmen del sentimiento. Y volverás al día siguiente a surfear pensando en hacerlas una y otra vez.

Thiago Camarao
Thiago Camarao. Foto _ MAGT

El tubo, la maniobra que hace la ola

Ella se enrosca sobre si misma. Es curioso, el agua siempre está ahí, se mueve de un lado a otro, pero es la misma agua.

Las olas nacen y mueren pero su esencia esta viva, porque su esencia es el líquido que las sostiene y las transforma.

Cuando las crestas se disparan hacia adelante, forman los codiciados tubos. Esos que nos envuelven, y nos transportan a un clima sin palabras.

CJ HOBGOOD
CJ Hobgood. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

¿Cuales son las mejores maniobras del Surf?

¿Es el tubo la reina de las maniobras?, ¿es mejor el feeling de un aéreo qué el que te da un tubo?

¿Cuántas maniobras podrían puntuar un 10 en la WSL por si solas?

¿Cual crees tú que es o son las mejores maniobras? Todas son importantes, sin todas las demás estas dos no existirían.

Yadin Nicole
Yadin Nicol. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

El aéreo, la maniobra que te lleva al cielo

Todos estaremos de acuerdo en que entubarse, es lo más del Surf. Igual alguno podría discrepar con que el aéreo sea una maniobra clave.

Pero seguro que el que discrepe es porque no ha volado todavía. La libertad de la ingravidez es otro de los momentos claves del Surf.

Y yo me puedo equivocar. Pero, ¿se equivocan los jueces? Sólo hay dos maniobras que pueden puntuar un 10 en una manga de competición.

Podríamos luego discutir que nada tiene que ver el surf libre o free surfing con el surf de competición, pero creo que uno es el reflejo del otro.

José Luciano Casillas, “El Pecas”. Secuencia _ MAGT

El tubo, la mejor valorada

En casi todas las entrevistas a profesionales y aficionados del Surf, te contestarán que el tubo es lo más.

Algunos te dirán que volar, y otros te dirán que las sensaciones que te dan estas dos son incomparables.

Si nos enganchamos el primer día que nos deslizamos sobre las olas. El primer día que surfeas un tubo ya no hay vuelta atrás.

Antonio Marqués. Secuencia _ MAGT

El aéreo, recortando distancias

Da igual mi opinión, cada uno tiene su perspectiva y sus sentimientos dentro. Un floater largo, un potente rentry en su sitio.

Aún así sigo pensando lo igual. El tubo te lleva a las entrañas del deseo, el aéreo te acerca un poco más a Dios.

Al cielo de las estrellas.

más de 10 tubos que puntuaron por encima de 8

Estamos a la espera del Volcom Pipe Pro. Estas son las mejores olas del evento del año pasado. Quienes las protagonizaron.

Que puntuaciones obtuvieron. Las tomas alucinantes, las olas más todavía. Los protagonistas si que saben lo que es la dicha del tubo.

¿Todavía sigues pensando que el tubo no es la reina de las maniobras?

vissla-publi

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

OLAS PERDIDAS

olas-perdidas
RELACIONADAS

LO QUE NADIE SABE DE ARITZ

LO QUE NADIE SABE DE ARITZ
RELACIONADAS

EL 7º SECRETO CANARIO

EL SEPTIMO SECRETO CANARIO

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION

Lo que nadie sabe de Aritz Aranburu

Lo que nadie sabe de Aritz Aranburu

Retrato Aritz Aranburu
Aritz Aranburu. Retrato _ José V. Glez / Fanfi Shop

La primera vez que ví a Aritz Aranburu fue en un evento, yo ni sabía quien era Aritz, y lo miraba bajo la insistencia del “Pata Palo”. Mira, mira como va Aritz.

Y recorría los tubos como ninguno, se confundía con las cortinas del mar al hacer giros en sus faldas, pero yo pensaba que Juan Ignacio decía aquello porque él distribuía las tablas Pukas por Canarias en aquellos años.

Y claro, Aritz cabalgaba sobre las Pukas, todavía hoy lleva esa marca bajo sus zapatos de agua salada.

Desde entonces Aritz empezó su sueño y nació el nuestro, “GO ARITZ”. Ver Aritz en la élite mundial es un orgullo para todos nosotros. 

Aritz girando
Aritz Aranburu este otoño en Canarias. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

¿Quién es Aritz Aranburu?

¿Dónde nació Aritz?

Zarautz, podríamos escribir sólo esta palabra y sería más que suficiente. Es un pequeño pueblo pesquero al Norte de España.

¿Quienes son los padres de Aritz?

Rafa Aranburu y Karmele Azpiazu, Aritz proviene de una familia humilde de pescadores, y su familia ha sido el principal pilar de su triunfo. No hay oro suficiente en este planeta para que Aritz pague la dedicación y el apoyo de su familia.

Su abuela arreglaba redes y su abuelo traía chipirones de Guethary, él recuerda paseos en bote con su abuelo a quien llamaban el guapo de la playa, en vez de guardaplaya.

“Es que era guapo”, dice la abuela de Aritz. Desde luego, su nieto si lo es. Que se lo pregunten a las miles de fan que pululan en sus redes sociales.

Aritz Aranburu
Aritz Aranburu, el poder en sus piernas. Foto _ José V. Glez / Fanf Shop

¿Cúal ha sido el mejor regalo?

Aritz con sólo 2 añitos robaba los “paipos” (bodyboard) en la playa, con tres años le regalaron uno, fue el mejor regalo de su vida.

Su madre dice que era tan pequeñito que parecía un supositorio.

¿Cómo lo llamaban en la playa cuando era pequeño?

Le llamaban Power Txiki, por la potencia que tenía en sus piernas siendo tan pequeñito.

Aritz Aranburu retrato
Su forma de mirar el mar era distinto al de los demás. Retrato _ José V. Glez / Fanf Shop

¿Qué no encontraba Aritz en sus comienzos?

Desde pequeñito ya apuntaba maneras, su forma de mirar el mar era distinto a los demás.

Su principio fue duro, no había neoprenos de su talla y la gente le miraba como si estaría mal de la chota. El frío que hacía y el surfeando su vída, engranando su sueño.

Todo esto le hizo más fuerte, sabía que para llegar lejos había que surfear las olas buenas, el crudo invierno.

Su constancia y familia le dió su recompensa.

¿Por qué se dedicó a la competición?

Desde pequeño Aritz le atraía el campeonato del mundo que pasaba por Zarautz, las tablas de surf, el movimiento de gente.

El mismo afirma que no podía dormir los días antes del campeonato.

Aritz cut back
Sus padres le engañaban diciéndole que le comprarían una armónica. Foto _ MAGT

¿Cuándo le compraron su primera tabla?

Aritz se negaba a hacer la primera comunión sino le compraban una tabla de surf. Durante semanas, sus padres le engañaban diciéndole que le comprarían un armónica.

Para su sorpresa, un día le llevaron al garage y le dieron su primera tabla de surf.

¿Qué hacía para ir a surfear a Francia?

Siempre que había olas grandes en Francia hacia todo lo posible para engañar a un mayor para llevarle, cantarles, bailarles y hasta correr en pelotas por la playa.

Vaya si mereció la pena todas esas aventuras, gracias a ello hoy es el que mejor sabe leer la habitación sagrada.

¿Quién es su ídolo?

Aquí no hay sorpresas, no falla, casi todos los surfers del mundo, incluidos los profesionales, toman como referencia a Kelly Slater.

La primera vez que lo vió fue en Zarautz, en el campeonato del mundo. Aritz tenía 10 años y Kelly Slater 24.

Le sacó una foto, estaba lejos y de espaldas, pero era Kelly Slater, admite su padre. Además, era la época de Los vigilantes de la Playa, Pamela Anderson. Kelly era el surfer en quién se fijaría Aritz. El dios del surf.

Aritz Aranburu Tubo01
Aritz Aranburu Tubo02
Aritz Aranburu Tubo03
Aritz Aranburu Tubo04
Aritz Aranburu Tubo05
Aritz Aranburu Tubo06
Aritz Aranburu Tubo07
Aritz Aranburu Tubo08
Aritz Aranburu Tubo09
Tiene un don para elegir los mejores tubos. Secuencia _ MAGT

¿Quién además de sus padres fue clave para llegar al Top mundial?

Aitor Francescena “GALLO” fue el que más creyó en él y el que le entrenó. Sin él, Aritz no hubiera llegado nunca al top mundial. Nadie apostaba por él.

 

¿Cuál es la maniobra que más domina?

La potencia de sus giros son espectaculares, hecha mucha agua y eso le da un punto extra a la hora de la valoración por los jueces.

Pero no son sus giros la clave de su poderoso surf, tiene un don para encontrar y surfear los mejores tubos de una manga.

Tiene una lectura estupenda para las olas con tubos, sabe donde posicionarse y coger la mejor, lo hemos visto muchas veces y algunos de sus competidores lo han sufrido en sus carnes.

Gran velocidad y giros potentes. Secuencia _ MAGT

¿Qué era lo que menos le gustaba de su entrenador Gallo?

Aitor Francescena “GALLO” tenía una fe ciega en el potencial de Aritz. De ahí que cuando sólo tenía 8 años Gallo soltaba en voz alta que en 10 años Aritz Aranburu alcanzaría el CT.

Cuando eso pasaba Aritz quería estar escondido debajo de su cama. “No lo digas en alto que se van a reir de nosotros”.

El tiempo le dio la razón, las promesas se cumplieron y Aritz, 10 años después entraba en el Top mundial.

¿Cuál es su punto flaco en competición?

Su amigo Adur Letamendia se lo recordó entre botellas de sidra. Gran velocidad y giros potentes, va de lujo en olas grandes pero falla en las pequeñas.

Es verdad que cuando las olas son pequeñas su surf desluce y otros que dominan los aéreos son más espectaculares, pero eso no impidió que lograra su meta.

Fue sólo un obstacúlo, quizás el punto débil que fallaba para mantenerse arriba.

Aunque si hablamos con honestidad, Aritz Aranburu nunca ha dejado la cima, aún estando fuera del CT.

¿Cuántas veces ha ganado a Kelly Slater en una manga?

Aritz Aranburu ha ganado al Dios del Surf, al novio de Pamela Anderson, al ídolo de su infancia dos veces.

La primera vez fue en Tahití, en la poderosa Teahupoo. Su surf a contramano en los poderosos tubos no dejó indiferente a los jueces. No fueron unas condiciones increíbles de perfección.

Pero Aritz puso su don a trabajar y eligió las mejores. Probablemente sea el mejor tuberider de Europa, probablemente el mejor del mundo.

El vídeo que corona estas líneas demuestra el injusficado enfado de Slater en Portugal, la segunda vez que Aritz Aranburu batía al todopoderoso Slater.

Parece ser que el minuto de ira se diluyó enseguida, y Kelly felicitó a Aritz y repartió trozos de su tabla entre los competidores.

Lo que más le duele a su madre

Lo que más la duele a su madre que después de entrar en la élite mundial, ganar en Tahití a Slater, casi no le conoce nadie en España.

Pero no sólo eso, compitiendo en Pipeline tuvo un percance y hasta que la moto de agua no lo puso salvo y sano en la orilla estuvo con el suspiro contenido.

Ese momento se puede comparar sin lugar a dudas con el sufrimiento de una madre por su hijo torero.

Pipeline es una ola con mala leche según Aritz Aranburu. Hay poco fondo y es coral, si te caes te queda un tatuaje para el resto de tu vida.

Pero por otro lado es la ola que siempre ha soñado un surfer con surfear, más aún, es la ola donde se reconoce tu mérito.

¿Qué pasó con sus estudios?

Los dejó antes de terminar bachillerato. Pero los retomó y terminó, incluida la selectividad mientras competía, y empezó empresariales.

Una cosa es verdad a todas luces, Aritz Aranburu en sí es una empresa de éxito, su ejemplo debería estudiarse en las universidades.

No sabemos si ha terminado la carrera de empresariales, pero la vida le ha dado un master en esas asignaturas.

Aritz Aranburu es el chico guapo que todos quisiéramos ser, es el Robert Redford de las olas, un ejemplo para muchos y envidia para otros.

Desde el principio Aritz nos robó el alma, rimando nuestros latidos al compás de su surf. Nos tiramos del colchón al sentirle tocar la puerta de la habitación soñada.

Y a cuidado su imagen en las redes sociales con esmero. Más de 70.000 personas le siguen en facebook o instagram y ha hecho mucho por el surf en este pequeño país del viejo continente.

Una de las mejores entrevistas de su vida fue un capítulo que le dedicó Informe Robinson junto con Kepa Acero, SOÑANDO OLAS. Si tienes tiempo te invitamos a que vuelvas a verlo o a que lo veas por primera vez.

Lo tienes justo sobre estas líneas y su copia en Youtube ha alcanzado más de 111.000 visualizaciones.

Nosotros, esperamos con este pequeño granito satisfacer a una entregada madre y a toda su familia, para que algún día todos sepan en España quien es Aritz Aranburu.

Aritz tubo blanco
Toda una vida ligada a la habitación verde. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop
publicidad-billabong-women

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

OLAS PERDIDAS

olas-perdidas
RELACIONADAS

SURFERS DE FORTUNA

RELACIONADAS

OLAS DE LAVA

olas-de-lava

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION