Francisco Saenz, surfer, instructor y ¿político?

Francisco Saenz, surfer, instructor y ¿político?

MAYO, 2019

Entrevista: Miguel Gomá

Edición y grabación: Ylenia Ruisoto

Fran vive en el pueblo más famoso de Europa, si hablamos del Surf. En La Santa, todos le conocen por Franito.

Nos desplazamos a la isla vecina, a conocer a la persona que hay detrás del famoso surfer pero también al político que acaba de nacer dentro de él.

En el porche de su casa, con una mirada profunda que guarda cientos de batallas, y con una sonrisa que bien podría ser un anuncio de una marca de dentífrico, Franito nos acoge, con una niña en brazos y dos perros que salen ladrando a saludarnos. 

 

¿Cuánto años llevas en el surfing?

Empecé con 8 años, tengo 43, calcula. 35 me parece, pues a lo tonto unos cuantos ya.

¿Por qué te llaman Franito?

Porque tardé en desarrollarme, en el instituto era un canijo y creo que hasta los 24 o 25 años siempre me pedían el carnet en las discotecas.

No me salía bigote, no tenía pelo en pecho, también creo que tiene que ver con la piel de mi madre, la verdad que tenía una cara de niñato hasta los 25 o 28 años y luego tardé en desarrollarme y porque supongo que Franito porque era menudito.

Recuerdo un EPSA que se hizo en Fuerteventura ¿te acuerdas, el que hizo Matador? que quedastes en muy buena posición, llegaste a semis. ¿Qué te ha dado el surfing profesional

Hablando de ese campeonato tengo un muy buen recuerdo, un EPSA con muy buenas olas, con surfistas muy buenos, Micky Picon, Patrick Beven, algunos surfistas que subieron al top.

Y hubieron muy buenas olas, buenos tubos, la ola del Hierro de izquierda hice algún tubo. Fue un año que tuve una muy buena tabla, una tabla de PUKAS, nunca lo olvidaré y ese año se me dió bastante bien, quedé “rookie” del año por la EPSA.

¿El surfing que me ha aportado? Pues, hombre no lo cambio por nada, se que abandoné los estudios para dedicarme a competir y me aportó sobre todo muy buenos viajes, buenas experiencias, estuve en un equipo que en aquella época tenía los mejores surfistas del mundo, Kelly Slater, Tom Carrol...

Organizaban campamentos de entrenamiento por Australia, por Marruecos, Francia, entonces compartí con muchos pros buenas experiencias y buenos momentos y aprendí mucho.

Y sobretodo hice lo que más me gustaba que era surfear y competir y estuve intentándolo durante años, hice el circuito europeo y los pro juniors, el de Francia que quedé noveno con 15 años, como todo joven que quiere competir y destacar.

Y en parte con lo que ganaba en competición y lo poquito que me daban los sponsors, porque siempre consideré que era un surfista malpagado,  pues me pude permitir muchos de esos viajes.

Franito viene de menudito. Foto _MAGT

¿Nunca llegaste a vivir del surfing profesionalmente hablando?

No, para nada. Mi principal sponsor fueron mis padres que la verdad cuando me veía en apuros en un viaje e iba con la esperanza de conseguir un resultado para ganar algo de dinero y poder tirarme una semana o dos más, y no se daban bien las cosas, ellos estaban ahí siempre.

Para un canario, fuera de aquí todo son gastos. Tuve un sponsor que era fuerte pero que quizás no apostó del todo por mí. Pero si no es por mis padres que estaban siempre cuando estaba en apuros y sin dinero, muchas veces me tenía que venir a casa y buscarme un trabajo.

Aquí donde tu me ves, trabajé en el aeropuerto cargando maletas para ahorrar dinero, otro verano trabajé 3 o 4 meses reponiendo refrescos, en un puerto descargando contenedores, de mantenimiento en un hotel.

Todos esos trabajos los combinaba con los meses que me iba a competir para conseguir dinero, cuando un buen surfista profesional que esté bien pagado lo que hace durante esa estancia en la isla es entrenarse para ir a competir.

Yo no, yo entrenaba currando.

Y considero que estaba mal pagado porque en aquella época llegué a estar en el top 16 europeo, fui portada de muchas revistas y a nivel de Canarias junto a uno o dos más éramos un referente a nivel internacional.

Los cabildos, las instituciones me daban ayuditas, pero entonces el surf no tenía tanto reconocimiento y yo le puse muchas ganas y esfuerzo, pero han habido otros surfistas que han tenido más ayudas que yo y lo han visto claro: No me voy a dejar años de mi vida compitiendo, es preferible estudiar y competir cuando pueda.

Pero bueno, yo me volqué porque era el momento que podía hacerlo.

El surf de lanzarote es muy potente pero los surfistas de Lanzarote flaquean en una cosa, en olas chopis y pequeñas porque las olas en Lanzarote son muy fuertes y entrenas siempre en esas condiciones. ¿Es eso verdad?

Si, es posible, si es verdad que nos acomodamos, tenemos muy buenas olas y bueno si te dedicas a surfear sólo olas buenas es verdad que cuando ibas fuera lo pagabas, porque realmente la gran mayoría de los campeonatos que habían por Portugal, Francia y norte peninsular eran olas de playa y no era como ahora que hacen periodos de espera, te ponían un fin de semana, ibas, y estuviera como estuviera. yo recuerdo campeonatos de olas muy, muy pobres, muy blandas y si que se notaba.

Pero yo personalmente me obligaba a entrenar en todo tipo de condiciones, porque aquí en Canarias tenemos olas muy buenas, pero también olas muy malas que si quieres surfear los días malos y olas pobres las encuentras y era cuestión de buscarlo.

Pero depende, porque en Las Palmas es una cuna de surferos muy potentes que estuvieron ahí arriba y que entrenaban duro en la playa de La Cicer  y lograron resultados muy buenos.

Miguel Morales, cuando yo empecé a competir, era un espectáculo, hacía aéreos y reverse que los vascos y los del norte no habían visto nunca en aquella época, para mí fue un referente.

La segunda vez que fui al pro-junior de Capbreton, creo que tenía yo 15 años, Miguel tendría uno o dos más que yo, yo hice un noveno resultado, pero Miguel quedó cuarto. Luego lo fue dejando por lesiones o por trabajo y cada año que yo subía siempre me preguntaban todos, ¿dónde está Miguel Morales?

Pero también hubieron otros, Juanfra Betancor y Guillermito Gimenez; Guillermo es que destrozaba la playa, es que le encantaba, cogía cualquier ola…

Creo que ha habido surfistas de todo tipo, pero a día de hoy, ha cambiado mucho.

Los surfers a día de hoy, los jóvenes están todo el día alternando buenas olas con malas y aparte es que tienen campeonatos un fin de semana si y uno no. Mira Portelli que acaba de hacer una final en el Siroko, los Dylan y Connors que en cualquier ola, buena o mala surfean y surfers como Lejo, Ignacio, Nahuel, Moi, Kai y las chicas en general son mucho más completos.

Pero yo siempre intenté coger olas malas para prepararme e ir arriba a competir.

Foto _Antón Carus

No crees que el surfista canario siempre le ha sido más complicado destacar fuera por tener que viajar y salir, siempre los campeonatos son fuera, en Canarias pocos. ¿No crees que deberíamos intentar traer u organizar más eventos en Canarias?

La industria y las grandes marcas, y donde realmente se vende es fuera, en la península, esto son islas y las marcas aquí invierten menos, porque quieren invertir pero piden bastante y es verdad que la gran mayoría de los campeonatos están fuera y tenemos que ir fuera.

Hay de todo, gente que no se quiere implicar. Yo en mi historia, en mis años desde que dejé la competición hasta ahora he organizado un campeonato del circuito canario, he organizado otro para niños en Famara y he organizado dos pro-juniors con la WSL, yo he aportado mi granito y soy un competidor y tengo una escuela, pero hay muchas marcas que deberían de unirse, asociarse, implicarse.

La federación lo ha intentado y luego incluso les cuesta reunir una bolsita de premios para los competidores, habrá que preguntarles a las marcas por qué ellos no se quieren implicar más.

Yo sé que la WSL siempre quiere venir, pero al final son las instituciones las que tienen que poner muchísimo dinero.

¿Por qué un sponsor fuerte no quiere apostar aquí? Será por el volumen de población que hay. Y supongo que quieren más repercusión, que se convierta en venta.

Aquí de verdad que se pueden hacer muchas más cosas.

Franito es uno de los surfers que estará ligado por siempre a la ola del Quemao. Foto _MAGT

¿Qué opinas de esa contradicción de que no queremos que se hagan eventos porque no queremos que se masifiquen las olas?

Yo he visto a los locales disfrutar de un evento en su pico. Pero también entiendo que esto se ha convertido en una burrada.

Soy partidario y apuesto por un campeonato mundial. Sé que eso va a traer una repercusión a nivel internacional y va a traer muchísima gente a las islas pero luego el local quiere ver cosas buenas para él.

No podemos atraer todo y luego nosotros ver como esto revienta y ver que nuestras olas se masifican y que nuestros hijos, va a llegar un punto, en el que para meterse al agua van a tener que pedirle un permiso o una licencia a alguien que controle o acabará controlando las olas.

Si hago un campeonato quiero ver una respuesta por parte de una asociación o una federación que me ayude a regular toda esta locura.

Ahora mismo Canarias es un punto de interés europeo por sus olas. Se quieren rodar series de surfing.  Vale, de acuerdo, pero cuenta con el local.

Yo creo que en Las Américas se hace un campeonato muy bueno, yo fui a colaborar el primer año y la cuadrilla que había trabajando era gente local de la playa, eso es super importante.

Soy partidario de que se hagan eventos internacionales, pero que la riqueza que se genere se quedé en su mayoría en Canarias.

Otra cosa es que nos durmamos y no hagamos nada. Aquí deberíamos de asociarnos los surfistas, que cuando venga un evento de fuera, contrate a los surfers de esa asociación, surfers, fotógrafos, cámaras de vídeo etc…

Porque si al final todo crece de forma desmesurada y sin que se regule, el canario ama su tierra, y ve todo como una amenaza y es lo que está sintiendo.

Vas a playas tranquilas como Famara una mañana  y ya veo un montón de gente en el agua, un montón de movimiento que antes no estaba ahí.

Se tienen que regular las actividades. Se ordene todo un poco, no puede ser que una playa se llene sin control de escuelas, el espacio es reducido, pues se tiene que regular tanto el número de escuelas como la calidad de estas.

¿Cuál sería el camino entonces?

Yo pienso que somos nosotros los que tenemos que crear nuestra marca. Fíjate en el Quemao Class, hay muchas empresas de fuera que quieren entrar y para mí eso es un gran ejemplo por parte de Jorge “El Goma”.

Esos son las cosas que hay que hacer y en Famara no hay eventos para niños donde se beneficie y seamos nosotros los que hagamos las cosas.

Un festival, con un campeonato para niños, con skate, con conciertos, que dure una semana o dos, que traiga turismo pero que la organización sea una marca canaria.

La WSL quiere traer una triple corona, me parece bien, pero nosotros no podemos esperar, tenemos que movernos. A veces parece que algunos canarios critican al canario que levanta un poquito la cabeza.

¡No, señores!, hay que unirse y si tú quieres hacer una cosa bonita con una marca que está contando contigo, pues intentar sacarla pero con el apoyo de la gente, no estés ahí fuera sólo para machacar y criticar, intenta involucrarte, participar y así es como se consiguen las cosas.

Aquí podríamos tener un buen circuito canario, dos o tres campeonatos con la WSL y dos o tres festivales y ahí nos garantizamos que nuestros jóvenes tengan una salida y todos nos beneficiemos.

¿De qué se vive en Canarias?

No nos damos cuenta de que hay un turismo que está alcanzando una relevancia muy importante, el turismo activo. Y tenemos que beneficiarnos de este turismo, hay que regularlo, hay una economía sumergida en nuestras playas que tiene que aflorar.

Hay que formar a nuestra juventud sobre el potencial de los deportes activos. El canario es que es muy conformista, tenemos un buen clima, damos un paseo y estamos viviendo en un paraíso.

Y hasta que no vemos el problema en nuestro salón de casa no nos movemos. Un surfer de una gran ciudad viene a Canarias, porque hay olas, trabaja en una recepción, unos turistas le preguntan donde pueden dar un curso de surf, y el mismo les ofrece el curso, alquila unas tablas y hace dinero, se puede hacer dinero muy fácil, pero estas prácticas tienen que regularse.

Los jóvenes tienen que educarse y conocer nuestro potencial, que sepan la riqueza que tiene Canarias, para que ellos sean los primeros en crear sus agencias y que emprendan y monten negocios.

Hay que trabajar en equipo, no puede ser que un canario monte una tienda de surf y no vaya nadie a comprarle. Hay que apoyarse.

Foto _MAGT

¿Crees que la Federación canaria debería hacer más?

Hay que apoyar a la federación, yo soy el primero que reconozco que le he dado la espalda a la federación Canaria porque no comparto muchas cosas pero he hablado con el presidente y están ahí, se puede hablar con ellos.

Ahora mismo se está involucrando para regular todo en Lanzarote.

Desde la FCS se hacen algunos eventos, pero la gente no está contenta, las rondas son de 15 minutos, no hay premios destacables y hay que volver a retomar este asunto para impulsar ese circuito con mejores olas, con mejores premios que motive más a la cantera.

Creo que falta unión, apoyar y apostar más. Y la federación ahora tiene que regular todo el sector en las islas, y es algo que me consta que ya están haciendo.

Canarias debería ser como Tahití, y perseguir un modelo sostenible con un turismo basado en la calidad y no en la cantidad.

Si César Manrique levantara la cabeza y mirara lo que pasa en Famara, esa playa ya hace años que tendría sus dos banderitas con sus 6 escuelas haciendo un trabajo de calidad y que cada 4 años se de oportunidades para que otras escuelas entren presentando nuevos proyectos.

Franito en slow motion en la ola más poderosa de Canarias. Secuencia _José V. Glez

¿Habría que regular incluso el alquiler de tablas de surf?

No debería estar permitido lo que está pasando, tu no puedes alquilar una tabla dura y mandarlo a cualquier pico de la isla.

Una escuela no puede tener 30 alumnos en el agua y alquilar por otro lado 30 o 40 tablas. Tu no puedes tener en un isla como Lanzarote, pequeñita, una isla que hay que buscar la sotenibilidad y te lo estás cargando porque estás metiendo 80 tíos al agua.

40 por ahí sin monitores a matarse, que luego los surfers locales o los pescadores tenemos que estar rescatándoles porque se ven en apuros, sino nos matan a nosotros primero.

Una tabla de alquiler tiene que tener un seguro, el surfer que la alquila tiene que tener un papel de una escuela que certifique su nivel y que puede entrar en determinados picos.

Y te estás encontrando a gente que no sabe ni remar en olas como la Izquierda o El Quemao y en otras olas, que no saben ni ponerse de pie.

Si reguláramos hasta ese punto el surfing en Canarias, nos convertiríamos en un referente a nivel mundial.

Al igual que se regula a los visitantes en los volcanes para que no estropeen esa riqueza, se tiene que hacer también con las playas.

Cada ola debería tener un panel informativo, para que todo tenga un orden y no se cometan los atropellos que al final va en detrimento de nuestro modelo económico que es el turismo.

Antes teníamos un turismo de más calidad, venía el surfer vasco, y dejaban dinero en la isla, ahora viene el turismo de masas que no beneficia a nadie y perjudica esa sostenibilidad que hacía de Lanzarote un paraíso. No sólo de Lanzarote, de Canarias en general.

¿Qué ha cambiado en el surfing desde que tu empezaste hasta ahora?

Internet lo ha cambiado todo. Antes no existían las predicciones meteorológicas, habían algunas en el periódico, pero ese nivel de boyas que hay ahora que te miden el periodo, el tamaño la dirección del viento.

El factor sorpresa se ha perdido, antes ibas a la playa y te encontrabas una ola perfecta o el mar enorme y tenías que dar la vuelta a la isla si querías surfear.

Ahora, el día antes ya sabes donde vas a surfear y por mucho que madrugues ya te vas a encontrar a toda la peña en el agua. Por un lado es positivo por si vas a viajar.

En el tema competición es que lo tienes todo ahí, en directo, el internet ha dado cosas buenas y malas.

Lo bueno de antes es que éramos pocos, que éramos un grupo de amigos e ibas a surfear para divertirte y ahora ya hay entrenadores que van con los chicos a los campeonatos.

Y muchas veces es verdad que hay muchos niños que surfean y parece que no lo están sintiendo, el surfing de competición inculcado por otros surfistas o entrenadores y a mí me gusta más el surf libre y de ir a disfrutar.

De hecho, durante una época, desde mi escuela me enfoqué en la competición y salieron de esta un campeón de Canarias junior y otro infantil, pero me he dado cuenta que esto no es lo principal, busco más el disfrute e inculcar valores a los chicos.

Hago campamentos en verano buscando más eso, el disfrute, que desconecten del cole, del stress y enseñarles valores, respeto por el medio ambiente por ellos mismos.

¿Y qué ha cambiado en las tablas de surf?

Ahora con la tecnología nueva, las máquinas de pre-shapes y todos los test que se hacen y la calidad de los materiales tenemos tablas que sabemos que desde la primera ola van a funcionar y van a ir rápidas.

Son tablas muy buenas, porque antes de que te lleguen a tí las ha probado Kelly Slater con todos sus amigos en la piscina de olas.

Luego hay shapers  nuevos que hacen un gran trabajo, aquí en Lanzarote tenemos a Yeray García que ha estado en Australia con los mejores.

Y los neoprenos, cuando yo tenía 14 años era un corto corto acartonado, pasaba frío, ahora es increible la calidad de los neoprenos.

Recortar es fundamental para entrar en la segunda sección del Quemao. Foto _MAGT

Hablemos de la cantera canaria

Hay una cantera excepcional. Lo de Luis Díaz no es normal. Y acaba de quedarse sin sponsor, es algo inexplicable.

¿Cómo un Gabriel Medina canario, lo que hace en el Quemao, no es normal lo que ha hecho este invierno aquí, puede perder el sponsor?

Y no sólo aquí, los tubos que se hace en Galdar, y luego encima tiene un surfing en olas pequeñas impresionante y que al final lo que demuestra esto es que las marcas apuestan por los suyos y aquí nos llegan migajas.

Por eso tenemos todos que unirnos y crear y luchar por nuestras marcas y hacer nuestros campeonatos y sacar marcas de aquí y apostar por lo nuestro.

Es una pena lo de Luis, no me lo explico, porque puede que la marca esté pasando por un bache, pero mantiene a otros surfers franceses que no le llegan ni a la suela del zapato.

¿Necesita un surfer pro el componente de las redes sociales ?

Si, porque si definimos surfer pro como lo que es, que vive de ser profesional, que gana lo suficiente como para vivir del surf.

Ahora una marca lo que quiere es vender y si tiene a un surfista con unas redes sociales con un millon de seguidores y no surfea muy bien, va a apostar por ese perfil antes que por uno que tenga un surfing mejor, que gane campeonatos pero no tenga seguidores.

El surfista ha pasado de ser un deportista de élite a ser una plataforma más de lanzamiento de los productos de su sponsor. Ya pocos son los negocios que viven del boca a boca, las redes sociales han acaparado todo. Es una pena, pero todo es así ahora. 

Cuéntanos cuál ha sido tu mejor momento en el agua, esa sesión épica, y también el peor momento tuyo surfeando.

Cogiendo olas ha habido muchos momentos buenos. Pero si es verdad que hace muchos años cuando empecé con mi escuela, estaba con los niños y había un Quemao perfecto.

Salí de currar de dar clase con los niños, pero cuando llegué la marea había bajado mucho. Antes siempre se surfeaba el Quemao sólo en marea llena. Y aquel día todos me contaban el Quemao que me había perdido.

Yo miraba las olas, y había unos tubos increíbles. Así que cogí  mi 6´6″ y me fui pal agua, aunque todos me decían que tuviera cuidado que estaba muy seca la marea.

Pero entré y estaba sólo y me cogí unos tubos. Y cuando salí me felicitaron los chicos porque el mejor Quemao me lo había cogido yo en ese momento.

Los peores la verdad que han sido en Fuerteventura. Un día en el Hierro con medio metro, venía un poco trasnochado de fiesta y en la primera ola partí la tabla, salí, cogí otra y en la siguiente con la marea también muy vacía, me lanzó el pico de boca contra la baja, choqué con la cara y me hice como un escorpión, los pies tocaron mi cabeza, me hice dos protusiones discales que a día de hoy me están pasando factura.

Y otra vez fue un viaje de Nixon con Jonathan González,  que también fue después de salir de fiesta, casualidad de la vida.

En la izquierda de Agustino, estaba enorme, tan grande que tuvimos que salir remando entre la playa y el muelle y no nos matamos de milagro, se nos hacía de noche, y siempre nos acordamos Jonathan y yo de ese día.

Contrates salvajes, picón de volcanes e indómito océano Atlántico. Foto _Itmar Diéguez

¿Qué sponsors tienes hoy en día?

Tengo Firewire, las tablas de Kelly, que bueno, le caí en gracias al comercial, que es un gran amigo mío, y que es de esos comerciales que apuestan por los surferos.

Y además soy de los pocos “puretillas” que mantiene la marca, pero porque he demostrado que me desvivo por la marca.

Estoy haciendo casi un trabajo de asesor a nivel nacional con las tablas. Y desde luego este ha sido el mejor sponsor de tablas que he tenido nunca. Pero me gustaría decir que PUKAS, también se portaron muy bien conmigo y que incluso creo que me dieron más de lo que podían.

Y luego RIP Curl, que tengo que darle las gracias a Pablo Gutiérrez  e Iñigo Iraola que también me arropan un poquito con la ropa y me dan unos neoprenos de calidad.

Luego tengo a Seis, otro de los que apuestan por los surfers, me da unas cremas para el Sol o alguna amarradera o antideslizante de su marca, pero sobretodo la crema seventyone.

Y ahora tengo un nuevo amigo que sacó una vaselina, Twenty arttw9) y me envía para los niños que siempre les ponemos y van realmente bien.

Y un herbolario de un amigo surfero, Herbolario Ecoclick que me da unos productos y me da un masaje al mes y la verdad es que estoy encantado, me cuida y se preocupa.

Y Lanzawagen, que gracias a ellos me muevo por la isla.

¿Cuánto años llevas con la escuela?

La fundé en el año 2001, pero estuve dando clases de surf unos años antes porque empecé en la escuela de Gorka Yarritu en Sopelana y fue él quien me motivó a montar una escuela.

Trabajé en su escuela con niños, y la verdad es que me encantó. Mis padres son profesores jubilados y dos hermanos licenciados en educación física también y bueno creo que el tema de la educación me viene de familia.

Y a los 24 o 25 años que vi que me costaba mantenerme en el circuito y vi que del surfing profesional no podía vivir, decidí montar mi propia escuela, que arrancó gracias al apoyo de mi familia.

Al principio la monté en Arrecife, estuve como 10 años allí y niños, casi siempre niños a llevarlos a surfear por ahí. También doy a adultos, tengo de todo, también extranjeros, pero intento no perder al niño de la isla. Hago muchos cursos de fines de semana con los niños.

Pero también he trabajado con niños de alto rendimiento, Luis, Melania, los Suárez, los hermanos Amatriaín y muchos más no con un nivel tan alto pero que vienen a perfeccionar, trabajamos mucho la video- revisión.

Pero soy un referente en escuela de y para niños. Pocas escuelas trabajan con niños, es muy duro trabajar con niños.

¿Crees qué se ha perdido la cultura del surf con todo esto de las redes sociales?

Si es una pena, recuerdo lo bonito que era antes cuando venían hacerte un reportaje de fotos para una revista, y recuerdo de ir corriendo al aeropuerto a comprar las revistas de surf porque era el primer sitio donde llegaba.

Yo tenía una mesa en mi escuela donde los chicos se reunían a ver revistas de surf.

El papel era una gozada, a mí todavía me encanta, las conservo y a veces las saco y los pibes flipan y es curioso porque a veces he visto a alguno viendo una foto van a usar los dedos para hacerla más grande como si fuera un móvil, me meo de risa.

Pero el internet es lo que hay, ha sido una revolución, todo se mueve por ahí, ahora todo va mucho más rápido, un pibe no te lee un artículo largo. Hay mucha información, mucha propaganda, mucha chorrada.  Los pibes jóvenes,  por ponerte un ejemplo, no saben quien es Tom Carrol.

Foto _MAGT

¿No debería haber una asignatura en las escuelas de surf sobre cultura e historia del surf?

Claro, por supuesto, tiene que haberlo y hay que apoyarlo, mira en Somo hay una escuela museo del surf y haces un recorrido por los pasillos visitando la historia del surf en la zona. Aquí tiene que llegar, llegarán esas cosas.

¿Cuales han sido los mejores surfistas de Canarias?

A nivel internacional siempre ha sido Jonathan González, él ha sido nuestra punta de lanza. Siempre me he fijado mucho en los estilos a la hora de surfear y Jonathan siempre será nuestro Kelly Slater.

El surf de canto, es a base de un buen surf, está bien hacer aéreos y caérlos , tiene mucho mérito, pero hay que saber surfear con los cantos. En eso concuerdo con David Acevedo, y su hijo viene a mi escuela todos los años, y surfea muy bien ese surf de cantos.

También hay un grupo de tamañeros, en donde se han unido un grupo de aquí con algunos tinerfeños. Esa es la unión de la que hablo. Flipé con Vilayta surfeando el Quemao con el padel.

Y luego hay una cantera de jóvenes promesas muy buena. 

 

Te presentas en las listas para la alcaldía de Tinajo este próximo 26 de mayo. Si fueras el alcalde ¿qué es lo primero que harías a nivel de surfing?

Para empezar, no quiero ser alcalde, me conformo con coger una concejalía.

Aportaría mi granito de arena haciendo campeonatos de skate y surf y enriqueciendo el turismo activo, de actividades, promoviendo el respeto por el medio ambiente y potenciar la cultura de surf canario a la juventud.

Entre volcanes y lava. Foto _MAGT

¿Qué es la política para ti?

Para mí es un nuevo proyecto.  Quiero derivar un poquito mi trabajo en la escuela  y que me ayuden monitores jóvenes que he formado y quiero seguir trabajando con la escuela y hacer vídeo-correcciones para seguir motivando a las jóvenes promesas.

Pero la política es un instrumento que puedo usar para mejorar las condiciones del surf en la isla, formamos un grupo de trabajo en el que nos apoyamos mutuamente con el único fin de hacer cosas buenas para la isla, recuperando centros turísticos, el vertedero nuevo, mejorar la gestión del agua.

En definitiva, un partido como Coalición Canaria que defendemos los intereses y derechos de los canarios.

Además, el actual alcalde me tiene totalmente convencido de su pasada labor en el municipio y quiero aportar mi grano de arena para mejorar, si cabe, un poco más esa gestión que ha realizado estos años atrás.

En RADICAL SURF magazine nos comprometemos para seguir aportando cultura a la forma de vida y el deporte del surf.

Nuestros socios y socias hacen un esfuerzo para que podamos escribir noticias como esta. Sin ellos RADICAL SURF MAG no sería posible. Si te ha gustado este contenido y también quieres unirte al proyecto SURF REVOLUTION, sigue el siguiente link.

Antón Carús, ¿fotógrafo de surf?

Antón Carús, ¿fotógrafo de surf?

MARZO, 2019

Fotos: Antón Carús

Entrevista: Miguel Gomá

¿Quién es Antón Carús, cuéntanos un poco tu vida?

Nací en Bilbao y tengo 63 años. Empecé en el surf en los años 70 cuando no había ni amarraderas ni trajes de neopreno.

Pero lo que realmente me enganchó fue el windsurf cuando comenzaba en España a finales de los 70. Formé parte de los pioneros del windsurfing y en 1982/83 participé en el Campeonato de Windsurf del Mundo con el equipo de tablas francesas SAINVAL,

En aquellos años eran regatas de triángulo olímpico. Cuando empezaron a llegarnos fotos de Hawaii de gente surfeando con las tablas de windsurf, fue cuando empecé a meterme en la fabricación de tablas.

Mis inicios fueron cortando una tabla de windsurf y modificándola para olas y allí fue donde me aficioné y me metí en Banana Custom, uno de los primeros talleres en España en fabricar tablas de surf y los primeros en lanzarnos a la aventura de tablas de windsurf para olas.

Mis últimos años en Bilbao fueron los primeros años de Styling Surfboards, una marca muy potente y muy conocida en la península junto con Pukas y donde han shapeado muchos de los mejores shapers del mundo como Tom Parrish, Gary Linden o Rusty Preisendorfer.

En 1987 vine a Lanzarote. Un amigo empezaba con un proyecto nuevo y necesitaba gente.

Olita fue la primera tienda de surf, windsurf & skate en la isla, tenía también alojamiento para surfistas y aquí fue donde empecé a fabricar las primeras tablas de surf que se hicieron en Lanzarote y que fueron las Olita Surfboards.

Estuve alrededor de quince años haciendo tablas y en 1993 lo dejé preocupado por mi salud por tantos años glaseando. Fabriqué unos cuantos miles y con Styling fuimos varios años campeones de España de Surf con nuestro rider Jorge Imbert

Posteriormente en Lanzarote, con las tablas de windsurf que hice en Lanzarote en mi última etapa, fuimos campeones de España de windsurf de olas con los hermanos Barreiro y los hermanos Cabrera.

Con la fotografía me aficioné desde muy joven, mi tío era radiólogo y mi primo y yo nos metíamos en su consulta donde revelaban las placas y revelábamos nuestros carretes de blanco y negro.

Mi primera cámara fue una Voigtlander alemana y mi primer equipo serio para surfing lo tuve a principios de los 80, era una reflex Pentax MX con empuñadura de motor eléctrico para sacar secuencias y la utilizaba con un zoom Pentax 80-200mm y un Tamron 500mm.

Disparaba siempre en formato diapositiva que era lo mas económico para disparar gran cantidad de fotos y podía enseñárselas a los amigos mediante proyecciones y las revistas también pedían fotos en formato diapositiva.

La fotografía siempre ha sido un hobby para mi, he colaborado esporádicamente con revistas como 3sesenta, Surfing Spain, Surphang Magazine y una revista alemana de SurfGirls.

Hace dos años colaboré con el libro Surfing Basque Country, la historia del surfing vasco y donde reconocen mi trabajo como fotógrafo pionero del surf en Euskadi.

¿Por qué Canarias y por qué Lanzarote?

Era joven y practicaba el windsurfing y tenía amigos en Lanzarote.

Tenía trabajo si venía y no me lo pensé dos veces.
Hoy mi corazón es canario al igual que mi mujer, mis hijos y mi nieto.

¿Por qué fotografía deportiva y no otra?

La deportiva es la que más me gusta por la acción que transmite, pero he tenido épocas en las que he hecho retratos, macro, etc.

¿Qué come un fotógrafo?

Los fotógrafos vivimos de la luz y es nuestra mayor preocupación, la que alimenta nuestras fotos.

En lo gastronómico, cuando hay buenas condiciones y se esperan olas todo el día, desayuno fuerte y me llevo agua, fruta y barritas energéticas para aguantar el día.

¿Cuál es tu equipo de fotografía actualmente?

Tengo un par de cámaras, pero para surf o windsurfing uso principalmente una Canon 80D con un Canon 70-200mm 2.8 y un Sigma 150-600mm f5-6.3.

La pregunta que no puede faltar. ¿El fotógrafo nace o se hace?

Nadie nace sabiendo por lo tanto todos nos hacemos, pero hay algunos que tienen un don especial que es el ojo fotográfico y con el que se nace, son los genios de la fotografía.

¿Cuál crees que ha sido la mejor foto que has sacado nunca?

He sacado muchas buenas fotos pero la mejor foto todavía no la he sacado y espero no sacarla nunca.

Cada vez que salgo a fotografiar voy con la ilusión de sacar mi mejor foto, si algún día digo que tengo mi mejor foto, será que he perdido la ilusión por la fotografía.

¿Qué es lo que más te gusta de sacar fotos de surf, cuando estás en la playa haciendo las fotos o el procesado luego en el despacho?

Ambas me gustan, cuando estás fotografiando disfrutas del espectáculo y el ambiente surfero.

En casa disfrutas del trabajo que has hecho y es cuando descubres, al revisar el material, los fotones que tienes.

Me gusta editar y suelo hacer bastante foto-montaje, que es otro tipo de arte fotográfico.

Algunos de mis foto-montajes se hicieron virales en las redes sociales.

¿Sólo en Lanzarote o te mueves a alguna otra isla?

Sólo me falta visitar El Hierro, pero normalmente de surfing sólo fotografío en Lanzarote.

Tengo pensado jubilarme a finales de año y entonces si me gustaría acercarme al QS de Tenerife, Frontón King, etc y a los mundiales de windsurf en Pozo Izquierdo y el Médano.

¿Alguna preferencia sobre que tipo de ola y surfer te gusta fotografiar?

Como yo disparo desde fuera del agua, me gusta cualquier ola que dé buena perspectiva.

El Quemao es una ola muy fotogénica en sus dos secciones y siempre da fotos espectaculares.

En cuanto a los surfers no hay duda que los más pros dan muy buenas fotos, pero disfruto mucho también en las sesiones con los más chinijos, hay varios que surfean increíble, en Lanzarote hay una gran cantera de futuros campeones.

¿Qué es lo más importante en una buena foto de surf?

Que transmita, bien por el escenario, el surfista o la luz, colores, etc…

¿Quién es el mejor fotógrafo de surf de España y quienes son tus referencias?

Es difícil decir quien es el mejor fotógrafo, en la península y en Canarias hay buenísimos fotógrafos, casi todos nos seguimos en las redes sociales.

Admiro a todos, desde los que se la juegan desde el agua hasta los que se curran un montón de horas al sol en las rocas.

Si fuera joven me gustaría ser como Jon Aspuru y acompañar a Natxo Gonzalez fotografiando las mejores y las más grandes olas del mundo.

¿Algún secreto para hacer una foto perfecta?

Para surf siempre busco definición y siempre utilizo bastante velocidad y los puntos centrales de enfoque.

Si vas a hacer retratos, buscas poca profundidad de campo y así desenfocar el fondo, cada tipo de fotografía tiene su truco.

¿Qué piensas de la aparición de las máquinas de pre-shape?

Fue un gran invento y cambiaron la manera de fabricar.

Ahora con las máquinas, las marcas de tablas hacen media docena de diseños y las fabrican todas iguales como churros. Antes era más personalizado el shape para cada encargo.

¿Sigues todavía glaseando?

Lo deje ya hace años, era un trabajo muy bonito pero llegó un momento que empecé a preocuparme por mi salud, después de tantos años trabajando con materiales muy tóxicos.

Hiciste las primeras tablas de Franito, ¿qué surfers canarios han usado tus tablas?

Tuve en el equipo a Mingo Padrón, Chani Tavio, Luisito Lemes y Franito en aquellos años que empezaban los primeros surfers locales.

¿De qué vive Antón actualmente?

Cuando dejé de hacer tablas trabaje casi otros quince años como guía en excursiones que hacíamos en Lanzarote y Fuerteventura con los Jeep Safari.

Estos últimos años trabajo en la recepción de un hotel en Puerto del Carmen. Espero retirarme dentro de muy poquito y poder disfrutar de mis aficiones el tiempo que me quede.

En RADICAL SURF magazine nos comprometemos para seguir aportando cultura a la forma de vida y el deporte del surf.

Nuestros socios y socias hacen un esfuerzo para que podamos escribir noticias como esta. Sin ellos RADICAL SURF MAG no sería posible. Si te ha gustado este contenido y también quieres unirte al proyecto SURF REVOLUTION, empieza por asociarte al proyecto.

Fotos clásicas del surf español (2)

Fotos clásicas del surf español (2)

Charly en Lanzarote

Carlos Gómez ha sido y es un referente del surf en Lanzarote. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Texto _ MAGT

Caleta de Caballo ha dado siempre muy buenas sesiones, aguanta tamaño y la derecha a veces tira tubos que terminan en sifonazos.

Carlos Gómez se enamoró de la isla, de sus olas de la tierra tostada, unas veces, y roja y ardiente otras, su alma echó raíces que andan a saltos entre sus picones y sus rompientes.

publicidad-vissla
poderoso-quemao

El Quemao, poderío y hermosura. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Hay una ola que muchos temen y unos pocos adoran. Aunque si mantienes la piel seca y erosionada, todos admiramos, aunque sea sólo verla.

Muchos dicen que es como Hawaii, yo nunca he tenido la oportunidad de catar la ola que te tira de las orejas, pero si he oído hablar de su poder y su leyenda.

Del Quemao poco sé pues nunca la he surfeado, se que es buena, de forma y de poderío, y ruin si te coge en su abrazo que te empuja de cabeza al río.

Al río de lava que corre vivo debajo de su estruendo, cuando rompe su manto pesado, como dos amantes que quieren fundir sus labios, en un beso ardiente que mata el alma y entierra retos, rompe pasiones y araña corazones.

franito

Franito,  es a Lanzarote como la isla al volcán. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

“Macumba” señalaba a poniente, gritaba míralo. Yo con el Sol en contra, entre destellos y sombras, le veía romper las olas.

El niño de La Santa, Franito, porque era chiquito, de edad y de altura. Ahora me cuesta llamarle así, después de 20 años.

Mucho hemos oído de Francisco Saenz “Franito”, es otra de esas leyendas que viven en historias de soldados que se baten en singular batalla, esta vez sin lanza y sin espadas.

El domina los tubos, pero también domina las estelas que dejan arco iris a su caída. El es el arquitecto de planos que dibuja con gracia y estilo, y todo a mano alzada.

julian-cuello-y-lanzarote

Otra vez la reina, bajo su falda un canario, Julian Cuello. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Lanzarote es así, unas veces cálida y otras fría. Unas veces escondida en brumas matinales y otras quemándose bajo la calidez de la bola encendida.

Camellos, picones rojos y negros, mal países infinitos, montañas que escupen fuego, uvas que crecen de las cenizas y salpicón de blanco y verde. Y sus vinos, no olvidemos sus vinos.

Costas abrazadas por el océano que muchas veces quiere entrar con fuerza y otras duerme tranquilo. Los canarios sabemos bien de esa tierra del Norte del archipiélago, por eso muchos dejamos familia, perro, novia y a veces hijos, sólo para bailar con damas, damas que vienen de lejos.

No son rubias pero tienen ojos azules, azules y verdes, por eso Julian vino al Norte, enamorado de la dama que ruge bajo la falda del volcán. El Quemao y Julian Cuello, instantáneas que guardamos en los recuerdos.

Antonio Marqués, en las diferentes olas del Sur. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Al Sur de la tierra de Gerias, saltando una bocaina, hay otra tierra más seca, más arida, más erosionada. Y al Sur del Sur, rompen olas distantes y distintas.

Todo cambia en el Sur, la luz, los vientos, que son malos allí, aquí gritan de belleza. Y las olas, que olas, verdes, turquesas, es la costa prometida, el edén en la tierra.

A veces, rompen en lenguas de arena, la que sirve de paseo para turistas despistados y ociosos que buscan calma, calor, risas. Y Antonio Marqués conoce las bondades de esa lengua de arena.

damian-moro

Damian Moro, mejor decimos su tabla. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Cuando quieres una toma así, tienes que nadar con las sirenas. No es fácil ni en los días perfectos robarle un recuerdo al tiempo.

El surfer que dibuja en el reverso de las olas es Damian Moro. Otro de esos nombres que oyes cuando vienes a Canarias.

Y es que hay muchos surfers y muchos buenos, dentro y fuera del agua. El canario es un pueblo noble, como debe de ser.

antonio-marques-y-la-graciosa

La isla del Tesoro, perdida en el mar canario. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop. Antonio Marqués, él si sabe lo que es un tesoro. Foto _ MAGT

Las islas están llenas de contrastes y de costas, unas parecen piscinas, pero en ciertos días del año, con determinadas condiciones, rompen olas apartadas, perdidas, olvidadas.

Antonio Marqués disfrutó de unos triángulos en una playa de arena negra, acotada por un espigón al Sur y un acantilado al Norte.

No vamos a contar como se llega, Canarias es una aventura, y además de 7 islas hay 8 islotes. ¿Cuántas veces puedes perderte buscando un tesoro en sus costas? ¿quince?

imanolyeregui

Imanol Yeregui, tubos turquesas en Canarias. Foto _ MAGT

Corría el año 2010, por eso el nombre de esta entrada. Aunque hace ya más de 20 que fotografiamos las olas, volver a buscar esos recuerdos de ayer, nostagias de nuestra memoria.

Y si conoces a Imanol Yeregui, igual ni lo vez en esta foto, surcando tubos turquesas en las cálidas aguas canarias. Era un muchachito que tenía una lectura precisa en las olas, Gorka Yarritu lo sabía , yo también lo notaba.

Imanol Yeregui, Gorka Yarritu y Nacho González, como han crecido los chicos. Fotos _ MAGT

Fue un viaje relámpago, y la llamada fue a última hora. Yo a Gorka lo conocía de verle en revistas del Norte, su nombre sonaba. Pero de Nacho y de Imanol, no eran nada, sólo una promesa de futuro.

Y fue muy grata la compañía. Hablamos del tiempo, de las olas, de surfers españoles y de fuera. De como veía Gorka a sus pupilos.

Ahora que el tiempo ha pasado Nacho e Imanol han crecido. Uno gana campeonatos y el otro se libra de cazadas de olas gigantes. Mis niños, como han crecido, que rápido corren las agujas.

el-acantilado

Bajo el Acantilado, del calor al frío Norte. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

No es solo el lenguaje, hay algo que nos une más allá de un país, de un continente. Es otra fuerza. Y los surfers lo sabemos.

El Acantilado, un lugar muy al Norte, dejamos Canarias para vivir otros lares, otras olas. El mar Cantábrico es otra costa llena de posibilidades.

santi-merodio-y-pablo-solar

Santi Merodio y Pablo Solar, dos clásicos del surf. Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

Pero todos nuestros recuerdos no se limitan a Canarias. Muchos son de tierras lejanas, pero todos con un mismo corazón.

Santi y Pablo Solar, seguro que te suenan estos nombres, sino es así es porque eres muy joven o porque no practicas el surf. Suele pasar, que llegan usuarios ajenos pero se quedan un rato por curiosidad.

pablo-cutierrez-y-michel-velazco

Pablo Gutierrez y Michel Velazco, otros dos clásicos del surf. Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

Dime 10 nombres de surfers españoles. Seguro que estos dos están entre ellos. Leyendas para un recuerdo cercano que no queremos ni debemos olvidar.

El Brusco, la ola más tubera de Cantabria. El Guti y el Brusco es como decir Franito y el Quemao.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

CLASSIC SURF PICTURES V

fotos-clasicas-iv
RELACIONADAS

SURFERS DE FORTUNA

surfers-de-fortuna
RELACIONADAS

VERANOS TORMENTOSOS

veranos-tormentosos

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Quemao Class 2016, la mejor ola de Canarias

Quemao Class 2016, la mejor ola de Canarias

Aritz Aranburu, Uno de los grandes domando a una de las grandes.

 

El Quemao, este año tuvo un brillo especial, se juntaron todos los factores necesarios para la perfección. Siempre es mágica la ola, pero en esta edición la protagonista fue ella, por encima de todos los que cabalgaron sus tubos de cristal.

 

Francisco Saenz (Franito), si hay un surfer que está realmente ligado a la historia de esta ola, ese es Franito. ¿Cuántas historia puede contarte de la dama que rompe enfrente de las nasas de pescar?

 

Dimitri Ouvré, este no es un campeonato como otros, la única forma de surfear es entrar en sus tubos, esto es el Pipeline europeo.

 

¿Cuántas olas rompieron en solitario? ¿Cuántas veces peleamos por una y cuántas mueren solas? Nosotros fuimos testigos de las que se escaparon sin pena ni gloria.

 

Unas veces la pillas a contrapico y el tubo es profundo, pero otras, tienes que hacerte un amplio bottom para luego colocarte en las fauces del tubo. Jonathan González, bailando con Lobos.

 

Hubo un punto de marea en el que los riders surfeaban dos tubos en la misma ola, Natxo González fue uno de los afortunados.

 

No sabríamos decir que sección llegó a ser más intensa, abajo, los tubos eran más pequeños, pero los labios más gruesos y el fondo parecía que quería saltar para besarte el cuerpo. William Aliotti, en el segundo tubo de la bella.

 

Ahora bien, arriba es arriba, y tenías que pillarla desde el pico si querías pasar mangas; es más, si no la pillas desde arriba es casi una odisea empalmar con la segunda sección, así que el espectáculo estaba servido, Dimitre Ouvré, un tubo amplio en la primera sección del Pipeline canario.

 

Impone cuando ves llegar las líneas desde el horizonte, se acerca un muro de agua, pero no es agua normal, parece más densa, dura como si fuera de ladrillos, y cuando remontas al pico, impone más, ese grueso labio que aterra y al mismo tiempo atrae. Estamos perdidos, no podemos vivir con ella, pero tampoco sin ella.

 

Gony Zubizarreta acababa de llegar de Rusia, y vaya contraste, de la fría estepa al calor del enero canario, con vientos soplando cálidos desde el Sáhara. “Vaya puro paraiso”, decía sin parar, estaba para blasfemar.

 

Jonathan González, esta ola es especial en el take off, de esa maniobra depende el éxito o el fracaso, y aquí, no es precisamente fácil, los takes suelen ser muy verticales. Algunos como Jonathan tienen el control y la sangre fría de serie.

 

El ya está acostumbrado a lidiar con olas difíciles, La Guancha, El Frontón, son muchas olas de take off tardíos y de tubos de infarto. A Antonio Marqués se le notaba que se desenvolvía bien, demasiado bien.

 

No lo dice un canario que nunca ha salido de Canarias, ni alguien que ha visto un video, lo dicen los que la han catado. El Quemao, es la hermana de Pipeline, ¿no te parece este bottom de Gony Zubizarreta que está surfeando a la reina?

 

En esta edición, son muchos los que vinieron de lejos, a El Quemao la fama le precede, y Dimitre Ouvré vino a eso, a surfear sus tubos y sentir su poder. Para el que está fuera, el placer es verles surfear, para los de dentro es el feeling a la enésima potencia.

Este es el más grande de los surfers que ha dado la tierra de los toros y del vino.Aritz Aranburu, un invitado de lujo que aprovechó al máximo sus momentos.

 

William Aliotti lo conocimos hace unos años en el Nixon Surf Challenge en La Graciosa. Su surf es el de la nueva escuela, aéreos por todas partes. Pero no tuvimos la ocasión de comprobar como se desenvolvía en olas más pesadas, con tubos cuadrados. En El Quemao Class nos sorprendió. Mucho futuro y bueno vemos desde el Caribe.

 

Otro de los grandes de la tierra del Croissant, Joan Durù va bien en todo tipo de olas, y tienen condiciones épicas en otoño por La Landas, olas también difíciles, de take off verticales, El Quemao no se le resistió, salió por la puerta grande.

Franito se le notaba los años lidiando con la reina, él las bajaba desde atrás, a la contra, en take off tardíos, y los tubos, los suyos en particular, fueron profundos, largos, interminables, y al final la ola lo escupía con despecho.

 

Marc Lacomare le conocemos bien en esta casa, le seguíamos desde que era pequeñito y todos decían que era el surfer revelación, todavía hay muchas esperanzas en depositadas en este joven surfer. El Quemao no es una ola fácil y Lacomare supo estar a la altura. Brillos de cristal en una ola idílica.

Natxo González se coló en la final, junto a Dimitre, a Aritz y a Franito. Fue la mejor final que se recuerda en años, las olas rompían perfectas, funcionando las dos secciones, un tubo arriba y otro abajo, Cuando te hacías dos seguidos en la misma ola, salias con los brazos en alto.

Compiten en el agua, cuando las olas rompen en la costa con estruendo, con la piel mojada parece que se odian, pero fuera del agua hay lazos invisibles que los atan, la amistad y la atracción de los que se batieron con una ola de mala reputación, y salieron ilesos esta vez, el año que viene vendrá otra edición más, serán los mismos o vendrán otros distintos, pero ella, ella siempre será la misma, unas veces viene tranquila y otras enfadada, te acaricia como a un hijo y otras de empuja y te muerde el alma.

Dimitre Ouvré, ganador del QUEMAO CLASS 2016, ¡CONGRATULATIONS!

 

La ola asesina, el Quemao

La ola asesina, el Quemao

Cuando la ves por primera vez, con los parámetros que la hacen perfecta, es amor a primera vista, tan bonita, tan altiva, tan bella, sus caderas, sus brazos. Quieres enseguida meter la mano bajo su falda y tocar sus medias transparentes, quedas en estado de shock. ¿Puede haber algo tan hermoso?

Y cuando te da su primer abrazo, algo falla, notas que no es el embrujo de la sal que te acaricia, su golpe es seco, duro, directo. Entonces la miras de otra forma. Pero ella vuelve otra vez a enamorarte, haces que olvides el pasado, te mira con la profundidad del océano, y estas perdido y vuelves a su abrazo.

Joan Durú. Te sedujo y luego te escupió. Foto _José V. Glez

Nadie escapa a sus encantos. Mucho se ha escrito de olas que sesgan vidas. Pero ninguna habita tan cerca como El Quemao. Ya pasó el evento, ellas llegaron mejor que nunca, tan bellas tan sublimes. Ha sido un evento impresionante, pero siempre hay un pero, y muchas veces no se dicen, se callan, la verdad molesta.

 

Las desventuras de Alvaro Padrón

Alvaro es un bodyrider de Tenerife, esta era su segunda vez en El Quemao, ya había participado el año pasado. Entonces, en aquel mes del 2015, Alvaro tuvo la mala suerte de estar paseando por su manga sin pillar una sóla ola, no le cuadraron. A veces, hasta los más grandes del mundo como Kelly Slater, han tenido esa mala fortuna, que no te cuadren esas olas que necesitas puntuar.

Este año el campeonato empezó con olas cuadradas de 2 metros y Alvaró entró con ganas a por una de las más gordas. Take off y para adentro, un tubazo. La desdicha volvió a cruzarse en su camino, el abrazo de la ola, lo arrastró y lo lanzó contra la baja. La chupada se quedó seca, y su espalda tocó de lleno.

Ahora que han pasado unos días Alvaro está en su casa, recuperándose de un gran susto, cuando lo sacaron decía que se iba a quedar en silla de ruedas. No podía mover nada, ni sentir los dedos de sus pies.

 

Todo empezaba perfecto, se torció y al final acabó pluscuamperfecto

Así de hermoso amaneció ese domingo, brisa terral y olas que rozaban la locura de nuestros anhelos. Muy vacía todavía la marea, pero presagiaba un día para recordar.

Pero siempre hay un pero, La primera manga que entró fue de body y ya comentamos el desenlace de Alvaro, pudo haber sido sólo un susto, pudo haber sido mucho peor, pero los primeros auxilios fracasaron, no estaba la ambulancia medicalizada, las motos de agua, dos, no estaban en el agua, cuando sacaron una, no tenían la llave para arrancarla, tuvo que entrar la gente nadando a socorrer a Alvaro. Lo del tiempo de espera de la ambulancia no tiene nombre, aparecieron los fantasmas de la partida de David Infante, otra vez se repetía la historia. Organización 0, Quemao 1. Empezabamos mal.

Dimitri Ouvre. perfección en el contest. Foto _José V. Glez

Pero las cosas fueron mejorando a cada minuto, hubo muchas tablas rotas y muchas caídas, cada caída un encogimiento en el corazón. Pero el resto ya es historia, una que marcará un hito en el surf canario. Esperamos que esto sólo sea el principio, un principio lleno de momentos gloriosas donde algunos salgan con los brazos estirados de la furia de los tubos del Quemao y otros terminen con las palmas moradas de tanto aplauso gritado.

Por _MAGT

 

Crónica de un Domingo suroeste y 24ºCelcius

¿Cómo ha sido?, ¿olas de verdad?, ¿es cierto la calidad de los invitados? Estas y muchas preguntas tendrás o será que serian muchas de las que me podría hacer y ya dejé de cuestionar.

Decir que El Quemao fue bien, no estaríamos hablando honestamente, porque lo vivido ayer antes de dar salida a las mangas, simplemente fue extraordinario. Un Sábado de freesurf con calidad de surfers y un mar consistente, habiendo series un poco comprometidas, pero no para los que andaban sin rodeos desde el pico para conectar con el segundo pico hasta quedarse Eric Rebiere solo en una marea seca, muy seca entrando por detrás con nivel CT.

Lacomare, Duru, Jonathan, Franito, Alliotti hasta un Pecas sabio y con dosis de la vieja escuela, marcaron surf del grande. También no olvidemos a la gente del norte,  Natxo, Aritz, Indar, Zumo, Hodei, Eukeni. Máxima expectación con Marco Imbernón y su alma gemela Manuel Lezcano. Muchos hicieron gala de su potencial con unos bottoms amplios y francamente demoledores para dar frenada y entrar o salir despedidos en la segunda sección, donde o lo das todo o la baja no comprenderá de lamentaciones… Gony llegó con el pelo rojo desde Israel con la boca abierta de la calidad que encontró, sin embargo, su deseo era la de marcar surf hawaiano en la Santa Tinajo. Nos levantamos como aquella final en la que España se alzo con el mundial, viendo como a más de uno se le fue la cerveza.

Marc Lacomare, un placer envolverse en su regazo. Foto _José V. Glez

Quemao Class, es de una magnitud en la que aún intento asimilar una avenida llena de entusiasmo. Es la segunda vez que tenemos el honor de verla con la élite, la cual, ha sido elegida. Tarea, dicho de paso, nada fácil, ya que hay surfers que adoran el “poder” de ella, de la que te hace meditar la situación antes de remar. No he visto un solo competidor que no preguntara a su otro competidor sobre la tabla. Lo común después de ver la serie era, vaya!, tenia pensado entrar con el 6´1, ¿ y tú, qué crees?… una pregunta que dice mucho.

Las horas pasaban y la marea iba marcando series colocadas hasta el punto de ver la sección última en su esplendor, donde la euforia del público retumbaba. También se nos encogió el alma con la mala suerte que tuvo el Tinerfeño siendo uno de los más grandes bodyboarders, Alvaro Padrón lo paso mal, se vivió un momento delicado. Eso y más tiene el Quemao, donde dió el impulso la sonrisa de David Infante, “El Fula”.

Remas, y dicen ellos, los super héroes, que la sensación en el drop no es de vértigo… Nosotros que estamos en el otro lado lo vemos jodido!!!. Ellos, los elegidos controlan de manera sabia el miedo. Caer en seco a esas alturas, terminar aplastado al cerrarse la ola, o la nota que destacó ayer y hoy, ver unas cazadas de chiste, son las anécdotas que diferencian esta ola.

Ya lo han dicho dos de los invitados Aritz y Natxo, un privilegio estar entre amigos, los mejores surfers europeos sin marcajes, disfrutando de surf del bueno. Un lujo vivir en Canarias, donde estamos teniendo un espectacular surf cada día!!!

¿Olas de verdad?… APOTEÓSICAS.

Lunes, la final y las dulces palabras de Franito

En un principio el mar no parecía lo que acabó siendo, uno de los mejores Quemaos en años. Muy sólido según avanzaba la marea. Particularmente me decanto por el segundo pico cuando las condiciones se dan. Todo encajó, viento suave, marea, fuerza y sabiduría de lectura en como remar y donde para bombear dentro de los tubos.

El Quemao requiere ser un devorador de tubos y los más hartos están ahí.

Eukeni Masa, cómodo y sereno. Foto _José V. Glez

Natxo González se llevó la mejor ola con su 10 cuando después de salir de un primer tubo, conectó con sus brazos en otro de dimensiones anchas, colorido, profundo y soberbio. Aritz Aranburu, sabemos que tiene el callo a los tubos dantescos, es decir, se paseaba cómodamente. El local y amigo Franito, tenía guardado sus mejores armas para empezar su carismático estilo. Fran alegró su playa, la ola que le encanta y a su vez respeta. El niño que ha mamado Quemaos como nadie, se hizo con la final. Francamente el resultado no lo es todo. El nos regaló esperanza y más allá de el don que posee, me quedo con su sonrisa dentro y fuera de los barrels. Dimitri iba a una velocidad de vértigo, muy deep en el bowl, un charger experimentado y no dejó opción alguna. Hubo gente como el local Manuel Lezcano que mereció estar en una final, pero ya sabemos que solo hay 4 puestos… Joan Duru, digamos que me dejó impresionado con el potencial, no sólo en los drops, sino, como hay que ir bien profundo sin perder velocidad. Tubos muy limpios y complejos se marco el joven William Aliotti con frescura y más estilo que nadie, un tipo 10. Gony, Jonathan, Julián fueron algunos de los que dieron lo mejor, sin embargo, ya sabemos que aunque la ola nos sea familiar, nos puede poner en un aprieto sin llegar aquellas que por fortuna las machacarían.

Quemao hay diversos, pero digamos que este ha sido especial por su orientación. El Domingo, primer día de inauguración, las condiciones recordaban a Pipe, donde las series llegaron a estar serias. Un surf extremo donde muchos decían que era el mejor evento de Europa. El mar bajó y ofreció la magia de la natura el Lunes. Un Quemao jamás visto con tantísimo talento. Me quedo con la sonrisa de todos, me regocijo con un pueblo entregado, me enorgullezco de una comunidad unida y una gente extraordinaria.

Gracias por dar lo mejor de cada uno y hacer felices a muchos y muchos.

Por _José V. Glez

Guía de surf