Fotos clásicas del surf español (2)

Fotos clásicas del surf español (2)

Charly en Lanzarote

Carlos Gómez ha sido y es un referente del surf en Lanzarote. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop   

Texto _ MAGT

Caleta de Caballo ha dado siempre muy buenas sesiones, aguanta tamaño y la derecha a veces tira tubos que terminan en sifonazos.

Carlos Gómez se enamoró de la isla, de sus olas de la tierra tostada, unas veces, y roja y ardiente otras, su alma echó raíces que andan a saltos entre sus picones y sus rompientes.

publicidad-vissla
poderoso-quemao

El Quemao, poderío y hermosura. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Hay una ola que muchos temen y unos pocos adoran. Aunque si mantienes la piel seca y erosionada, todos admiramos, aunque sea sólo verla.

Muchos dicen que es como Hawaii, yo nunca he tenido la oportunidad de catar la ola que te tira de las orejas, pero si he oído hablar de su poder y su leyenda.

Del Quemao poco sé pues nunca la he surfeado, se que es buena, de forma y de poderío, y ruin si te coge en su abrazo que te empuja de cabeza al río.

Al río de lava que corre vivo debajo de su estruendo, cuando rompe su manto pesado, como dos amantes que quieren fundir sus labios, en un beso ardiente que mata el alma y entierra retos, rompe pasiones y araña corazones.

franito

Franito,  es a Lanzarote como la isla al volcán. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop   

“Macumba” señalaba a poniente, gritaba míralo. Yo con el Sol en contra, entre destellos y sombras, le veía romper las olas.

El niño de La Santa, Franito, porque era chiquito, de edad y de altura. Ahora me cuesta llamarle así, después de 20 años.

Mucho hemos oído de Francisco Saenz “Franito”, es otra de esas leyendas que viven en historias de soldados que se baten en singular batalla, esta vez sin lanza y sin espadas.

El domina los tubos, pero también domina las estelas que dejan arco iris a su caída. El es el arquitecto de planos que dibuja con gracia y estilo, y todo a mano alzada.

julian-cuello-y-lanzarote

Otra vez la reina, bajo su falda un canario, Julian Cuello. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop   

Lanzarote es así, unas veces cálida y otras fría. Unas veces escondida en brumas matinales y otras quemándose bajo la calidez de la bola encendida.

Camellos, picones rojos y negros, mal países infinitos, montañas que escupen fuego, uvas que crecen de las cenizas y salpicón de blanco y verde. Y sus vinos, no olvidemos sus vinos.

Costas abrazadas por el océano que muchas veces quiere entrar con fuerza y otras duerme tranquilo. Los canarios sabemos bien de esa tierra del Norte del archipiélago, por eso muchos dejamos familia, perro, novia y a veces hijos, sólo para bailar con damas, damas que vienen de lejos.

No son rubias pero tienen ojos azules, azules y verdes, por eso Julian vino al Norte, enamorado de la dama que ruge bajo la falda del volcán. El Quemao y Julian Cuello, instantáneas que guardamos en los recuerdos.

Antonio Marqués, en las diferentes olas del Sur. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Al Sur de la tierra de Gerias, saltando una bocaina, hay otra tierra más seca, más arida, más erosionada. Y al Sur del Sur, rompen olas distantes y distintas.

Todo cambia en el Sur, la luz, los vientos, que son malos allí, aquí gritan de belleza. Y las olas, que olas, verdes, turquesas, es la costa prometida, el edén en la tierra.

A veces, rompen en lenguas de arena, la que sirve de paseo para turistas despistados y ociosos que buscan calma, calor, risas. Y Antonio Marqués conoce las bondades de esa lengua de arena.

damian-moro

Damian Moro, mejor decimos su tabla. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Cuando quieres una toma así, tienes que nadar con las sirenas. No es fácil ni en los días perfectos robarle un recuerdo al tiempo.

El surfer que dibuja en el reverso de las olas es Damian Moro. Otro de esos nombres que oyes cuando vienes a Canarias.

Y es que hay muchos surfers y muchos buenos, dentro y fuera del agua. El canario es un pueblo noble, como debe de ser.

antonio-marques-y-la-graciosa

La isla del Tesoro, perdida en el mar canario. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop. Antonio Marqués, él si sabe lo que es un tesoro. Foto _ MAGT

Las islas están llenas de contrastes y de costas, unas parecen piscinas, pero en ciertos días del año, con determinadas condiciones, rompen olas apartadas, perdidas, olvidadas.

Antonio Marqués disfrutó de unos triángulos en una playa de arena negra, acotada por un espigón al Sur y un acantilado al Norte.

No vamos a contar como se llega, Canarias es una aventura, y además de 7 islas hay 8 islotes. ¿Cuántas veces puedes perderte buscando un tesoro en sus costas? ¿quince?

imanolyeregui

Imanol Yeregui, tubos turquesas en Canarias. Foto _ MAGT

Corría el año 2010, por eso el nombre de esta entrada. Aunque hace ya más de 20 que fotografiamos las olas, volver a buscar esos recuerdos de ayer, nostagias de nuestra memoria.

Y si conoces a Imanol Yeregui, igual ni lo vez en esta foto, surcando tubos turquesas en las cálidas aguas canarias. Era un muchachito que tenía una lectura precisa en las olas, Gorka Yarritu lo sabía , yo también lo notaba.

Imanol Yeregui, Gorka Yarritu y Nacho González, como han crecido los chicos. Fotos _ MAGT

Fue un viaje relámpago, y la llamada fue a última hora. Yo a Gorka lo conocía de verle en revistas del Norte, su nombre sonaba. Pero de Nacho y de Imanol, no eran nada, sólo una promesa de futuro.

Y fue muy grata la compañía. Hablamos del tiempo, de las olas, de surfers españoles y de fuera. De como veía Gorka a sus pupilos.

Ahora que el tiempo ha pasado Nacho e Imanol han crecido. Uno gana campeonatos y el otro se libra de cazadas de olas gigantes. Mis niños, como han crecido, que rápido corren las agujas.

el-acantilado

Bajo el Acantilado, del calor al frío Norte. Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

No es solo el lenguaje, hay algo que nos une más allá de un país, de un continente. Es otra fuerza. Y los surfers lo sabemos.

El Acantilado, un lugar muy al Norte, dejamos Canarias para vivir otros lares, otras olas. El mar Cantábrico es otra costa llena de posibilidades.

santi-merodio-y-pablo-solar

Santi Merodio y Pablo Solar, dos clásicos del surf. Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

Pero todos nuestros recuerdos no se limitan a Canarias. Muchos son de tierras lejanas, pero todos con un mismo corazón.

Santi y Pablo Solar, seguro que te suenan estos nombres, sino es así es porque eres muy joven o porque no practicas el surf. Suele pasar, que llegan usuarios ajenos pero se quedan un rato por curiosidad.

pablo-cutierrez-y-michel-velazco

Pablo Gutierrez y Michel Velazco, otros dos clásicos del surf. Fotos _ José V. Glez / Fanfi Shop

Dime 10 nombres de surfers españoles. Seguro que estos dos están entre ellos. Leyendas para un recuerdo cercano que no queremos ni debemos olvidar.

El Brusco, la ola más tubera de Cantabria. El Guti y el Brusco es como decir Franito y el Quemao.

[margin top=”7″ bottom=”7″]

RELACIONADAS

CLASSIC SURF PICTURES V

fotos-clasicas-iv
RELACIONADAS

SURFERS DE FORTUNA

surfers-de-fortuna
RELACIONADAS

VERANOS TORMENTOSOS

veranos-tormentosos

REPORTS | VIDEOS | SURF SHOP | SURF GUIDE

COPYRIGHT © 2016. SURFING REVOLUTION. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

La ola asesina, el Quemao

La ola asesina, el Quemao

Cuando la ves por primera vez, con los parámetros que la hacen perfecta, es amor a primera vista, tan bonita, tan altiva, tan bella, sus caderas, sus brazos. Quieres enseguida meter la mano bajo su falda y tocar sus medias transparentes, quedas en estado de shock. ¿Puede haber algo tan hermoso?

Y cuando te da su primer abrazo, algo falla, notas que no es el embrujo de la sal que te acaricia, su golpe es seco, duro, directo. Entonces la miras de otra forma. Pero ella vuelve otra vez a enamorarte, haces que olvides el pasado, te mira con la profundidad del océano, y estas perdido y vuelves a su abrazo.

Joan Durú. Te sedujo y luego te escupió. Foto _José V. Glez

Nadie escapa a sus encantos. Mucho se ha escrito de olas que sesgan vidas. Pero ninguna habita tan cerca como El Quemao. Ya pasó el evento, ellas llegaron mejor que nunca, tan bellas tan sublimes. Ha sido un evento impresionante, pero siempre hay un pero, y muchas veces no se dicen, se callan, la verdad molesta.

 

Las desventuras de Alvaro Padrón

Alvaro es un bodyrider de Tenerife, esta era su segunda vez en El Quemao, ya había participado el año pasado. Entonces, en aquel mes del 2015, Alvaro tuvo la mala suerte de estar paseando por su manga sin pillar una sóla ola, no le cuadraron. A veces, hasta los más grandes del mundo como Kelly Slater, han tenido esa mala fortuna, que no te cuadren esas olas que necesitas puntuar.

Este año el campeonato empezó con olas cuadradas de 2 metros y Alvaró entró con ganas a por una de las más gordas. Take off y para adentro, un tubazo. La desdicha volvió a cruzarse en su camino, el abrazo de la ola, lo arrastró y lo lanzó contra la baja. La chupada se quedó seca, y su espalda tocó de lleno.

Ahora que han pasado unos días Alvaro está en su casa, recuperándose de un gran susto, cuando lo sacaron decía que se iba a quedar en silla de ruedas. No podía mover nada, ni sentir los dedos de sus pies.

 

Todo empezaba perfecto, se torció y al final acabó pluscuamperfecto

Así de hermoso amaneció ese domingo, brisa terral y olas que rozaban la locura de nuestros anhelos. Muy vacía todavía la marea, pero presagiaba un día para recordar.

Pero siempre hay un pero, La primera manga que entró fue de body y ya comentamos el desenlace de Alvaro, pudo haber sido sólo un susto, pudo haber sido mucho peor, pero los primeros auxilios fracasaron, no estaba la ambulancia medicalizada, las motos de agua, dos, no estaban en el agua, cuando sacaron una, no tenían la llave para arrancarla, tuvo que entrar la gente nadando a socorrer a Alvaro. Lo del tiempo de espera de la ambulancia no tiene nombre, aparecieron los fantasmas de la partida de David Infante, otra vez se repetía la historia. Organización 0, Quemao 1. Empezabamos mal.

Dimitri Ouvre. perfección en el contest. Foto _José V. Glez

Pero las cosas fueron mejorando a cada minuto, hubo muchas tablas rotas y muchas caídas, cada caída un encogimiento en el corazón. Pero el resto ya es historia, una que marcará un hito en el surf canario. Esperamos que esto sólo sea el principio, un principio lleno de momentos gloriosas donde algunos salgan con los brazos estirados de la furia de los tubos del Quemao y otros terminen con las palmas moradas de tanto aplauso gritado.

Por _MAGT

 

Crónica de un Domingo suroeste y 24ºCelcius

¿Cómo ha sido?, ¿olas de verdad?, ¿es cierto la calidad de los invitados? Estas y muchas preguntas tendrás o será que serian muchas de las que me podría hacer y ya dejé de cuestionar.

Decir que El Quemao fue bien, no estaríamos hablando honestamente, porque lo vivido ayer antes de dar salida a las mangas, simplemente fue extraordinario. Un Sábado de freesurf con calidad de surfers y un mar consistente, habiendo series un poco comprometidas, pero no para los que andaban sin rodeos desde el pico para conectar con el segundo pico hasta quedarse Eric Rebiere solo en una marea seca, muy seca entrando por detrás con nivel CT.

Lacomare, Duru, Jonathan, Franito, Alliotti hasta un Pecas sabio y con dosis de la vieja escuela, marcaron surf del grande. También no olvidemos a la gente del norte,  Natxo, Aritz, Indar, Zumo, Hodei, Eukeni. Máxima expectación con Marco Imbernón y su alma gemela Manuel Lezcano. Muchos hicieron gala de su potencial con unos bottoms amplios y francamente demoledores para dar frenada y entrar o salir despedidos en la segunda sección, donde o lo das todo o la baja no comprenderá de lamentaciones… Gony llegó con el pelo rojo desde Israel con la boca abierta de la calidad que encontró, sin embargo, su deseo era la de marcar surf hawaiano en la Santa Tinajo. Nos levantamos como aquella final en la que España se alzo con el mundial, viendo como a más de uno se le fue la cerveza.

Marc Lacomare, un placer envolverse en su regazo. Foto _José V. Glez

Quemao Class, es de una magnitud en la que aún intento asimilar una avenida llena de entusiasmo. Es la segunda vez que tenemos el honor de verla con la élite, la cual, ha sido elegida. Tarea, dicho de paso, nada fácil, ya que hay surfers que adoran el “poder” de ella, de la que te hace meditar la situación antes de remar. No he visto un solo competidor que no preguntara a su otro competidor sobre la tabla. Lo común después de ver la serie era, vaya!, tenia pensado entrar con el 6´1, ¿ y tú, qué crees?… una pregunta que dice mucho.

Las horas pasaban y la marea iba marcando series colocadas hasta el punto de ver la sección última en su esplendor, donde la euforia del público retumbaba. También se nos encogió el alma con la mala suerte que tuvo el Tinerfeño siendo uno de los más grandes bodyboarders, Alvaro Padrón lo paso mal, se vivió un momento delicado. Eso y más tiene el Quemao, donde dió el impulso la sonrisa de David Infante, “El Fula”.

Remas, y dicen ellos, los super héroes, que la sensación en el drop no es de vértigo… Nosotros que estamos en el otro lado lo vemos jodido!!!. Ellos, los elegidos controlan de manera sabia el miedo. Caer en seco a esas alturas, terminar aplastado al cerrarse la ola, o la nota que destacó ayer y hoy, ver unas cazadas de chiste, son las anécdotas que diferencian esta ola.

Ya lo han dicho dos de los invitados Aritz y Natxo, un privilegio estar entre amigos, los mejores surfers europeos sin marcajes, disfrutando de surf del bueno. Un lujo vivir en Canarias, donde estamos teniendo un espectacular surf cada día!!!

¿Olas de verdad?… APOTEÓSICAS.

Lunes, la final y las dulces palabras de Franito

En un principio el mar no parecía lo que acabó siendo, uno de los mejores Quemaos en años. Muy sólido según avanzaba la marea. Particularmente me decanto por el segundo pico cuando las condiciones se dan. Todo encajó, viento suave, marea, fuerza y sabiduría de lectura en como remar y donde para bombear dentro de los tubos.

El Quemao requiere ser un devorador de tubos y los más hartos están ahí.

Eukeni Masa, cómodo y sereno. Foto _José V. Glez

Natxo González se llevó la mejor ola con su 10 cuando después de salir de un primer tubo, conectó con sus brazos en otro de dimensiones anchas, colorido, profundo y soberbio. Aritz Aranburu, sabemos que tiene el callo a los tubos dantescos, es decir, se paseaba cómodamente. El local y amigo Franito, tenía guardado sus mejores armas para empezar su carismático estilo. Fran alegró su playa, la ola que le encanta y a su vez respeta. El niño que ha mamado Quemaos como nadie, se hizo con la final. Francamente el resultado no lo es todo. El nos regaló esperanza y más allá de el don que posee, me quedo con su sonrisa dentro y fuera de los barrels. Dimitri iba a una velocidad de vértigo, muy deep en el bowl, un charger experimentado y no dejó opción alguna. Hubo gente como el local Manuel Lezcano que mereció estar en una final, pero ya sabemos que solo hay 4 puestos… Joan Duru, digamos que me dejó impresionado con el potencial, no sólo en los drops, sino, como hay que ir bien profundo sin perder velocidad. Tubos muy limpios y complejos se marco el joven William Aliotti con frescura y más estilo que nadie, un tipo 10. Gony, Jonathan, Julián fueron algunos de los que dieron lo mejor, sin embargo, ya sabemos que aunque la ola nos sea familiar, nos puede poner en un aprieto sin llegar aquellas que por fortuna las machacarían.

Quemao hay diversos, pero digamos que este ha sido especial por su orientación. El Domingo, primer día de inauguración, las condiciones recordaban a Pipe, donde las series llegaron a estar serias. Un surf extremo donde muchos decían que era el mejor evento de Europa. El mar bajó y ofreció la magia de la natura el Lunes. Un Quemao jamás visto con tantísimo talento. Me quedo con la sonrisa de todos, me regocijo con un pueblo entregado, me enorgullezco de una comunidad unida y una gente extraordinaria.

Gracias por dar lo mejor de cada uno y hacer felices a muchos y muchos.

Por _José V. Glez

Guía de surf