¿Por qué sale agua por la nariz horas después de surfear?

¿Por qué sale agua por la nariz horas después de surfear?

Goteo-de-nariz

¿Alguna vez te has preguntado por qué horas después de surfear te gotea la nariz? 

 

Imagina que vas a surfear. Las olas son brutales y te dan una paliza. El agua salada entra en tu nariz, tu boca y hasta en las orejas.

En este punto, puedes ver cómo el agua se abre camino en tu cabeza. Es extraño pensar, pero ese agua que gotea horas más tarde, ¿dónde estaba encerrada?

Cavidad-nasal

Dentro de la cavidad nasal hay varias zonas, donde el salitre puede retenerse horas o incluso días.

Cada zona se abre y se cierra, dependiendo de qué señales se den al cerebro. En el caso de un surfista, es probable que el agua se quede en la primera zona. 

El cerebro no siempre tiene tiempo para reaccionar cuando nos damos un buen revolcón, por lo que inconscientemente cierra áreas de la cavidad nasal, y el agua queda atrapada dentro.

surfear-en-invierno

Cuando salimos del agua nos quedamos fríos, el aire de nuestra nariz está mucho más caliente que el aire que la rodea.

Expiramos el aire caliente de nuestra nariz, este se pone en contacto con las bajas temperaturas exteriores y produce la condensación en la punta de tu nariz, por lo tanto, el exceso de humedad brota de tu nariz.

¿Has notado cómo se llena de vapor el baño cuando te duchas? algo similar ocurre en nuestra nariz, las gotas de agua se condensan, y gotean por tu nariz. 

El-pato

Con un revolcón, segundos bajo el agua, desorientado y con el corazón bombeando a full, sin que te de tiempo a respirar, todo se va poniendo cada vez más negro y tragas agua, mucha agua.

Por lo que tenemos extra de agua salada, hasta que el cerebro pueda relajarse y liberar ese agua.

No es predecible cuando pasará, pero lo que es seguro que cuando te pase, vas hacerte esa pregunta.

Es una condición muy común, el exceso de goteo a través de los conductos nasales. No debes avergonzarte cuando empieces a gotear, al fin y al cabo, RESPIRAMOS SURF. 

 

 

Guía de surf
Lo que nunca debes decir a una SURFER

Lo que nunca debes decir a una SURFER

Aunque tú no lo entiendas, puede ser que el mar domine mis horas. Aunque no lo sepas hemos apostado por esta pasión, hemos dormido en la furgoneta, hemos dejado las huellas en esa habitación, mi cama se queja fría al llegar la mañana, inventamos mareas y encendemos con besos el labio de ese mar.

Nos miran como a bichos raros, están ahí cerquita de nosotros, observándonos pero nunca nos dicen nada. Vamos a la playa y ahí les tenemos, a veces sales del agua y siguen ahí, en la misma posición muertos de frío.

Pero cuando abren la boca, ¿qué pasa? La cagan, nos sacan de las casillas, creen que lo saben todo con observarnos día tras día. Seguro que sabéis de que hablo. Ahí van unas cuantas perlas que nos sueltan.

¿CUANDO HACE FRIO TAMBIEN TE METES?.

¡Claro que sí!, me encanta jugar con los pinguinos entre serie y serie.

A mí cada vez que me preguntan eso me quedo más helada que el agua que tocan mis pies. ¡TOMA YA!.

A ver, te voy explicando por el camino. En invierno es cuando hay mejores olas, si tienes la suerte de vivir en agua cálidas mejor, pero si vives en el Norte, el agua está heladita, ¿y?, no hay nada que no lo arregle un buen neopreno.

¿Quieres que profundicemos más?. Vamos allá, si todavía tienes frío y necesitas calorcito instantáneo pues a mear dentro del agua. Tu cuerpo te lo agradecerá.

nieve

YA SURFEARAS COMO CARISSA MOORE.

¡Desde luego que sí! Su surfing y el mío es similar, con las horas que meto casi hago los Cut Back y reentrys mejor que ella.

¿La diferencia entre ella y yo? Sólo cambia mi cuerpo, el suyo y el morenito, claro ella es Hawaiana y yo del Norte. Eso es lo primero que se me pasaría por la cabeza, pero la lógica es bien distinta.

A ver como te explico. ¿Realmente pensaste la pregunta?

Pasamos muchas horas en el agua pero no por eso somos pro, es muy difícil llegar a ese nivel a no ser que seas un prodigio y tengas medios económicos para surfear otras olas lejanas, para aprender y mejorar. Surfeando la ola de siempre no avanzarás mucho.

carissa-moore

¿TE TIÑES EL PELO?

¿Te has fijado bien en nosotros?, algún detalle se te escapa.Todos nos teñimos, pero no el pelo, nos teñimos el alma de pasión en cada sesión. Guardaremos el secreto del tinte de nuestras caricias.

El salitre aclara nuestro pelo a unos más que otros, depende de tu color de pelo. No somos muy coquetos y desde luego que buscando olas, tu crees que ¿perderiamos el tiempo en pasar por chapa y pintura?

YAEL PEÑAFoto _José V. Glez / Fanfi Shop

¿VAS A COGER OLAS?.

furgoneta-surfer

¿SURFEASTE HAWAII?

Fue tan intenso que perdí la noción del tiempo, creo que todavía sigo allí. Maldivas, Hawaii, Indonesia, Australia…Todas las olas que habitan en mi alma las conozco bien pero en sueños, de momento.

De ser surfer a surfear Hawaii hay un trozo, casi como los kilómetros que nos separan. No todos tenemos la suerte y el dinero para degustar esos paraísos. Con ir cada vez que puedo a la que tengo en casa me doy por contenta.

No, es una manía que tengo de madrugar todos los días, meter la tabla y el traje a la furufa, para desayunar en la playa. ¿Qué pregunta es esa?

Algo de razón puedes tener, hoy en día tenemos mucho postureo a nuestro alrededor y algunos van con mejores tablas que tú y ni tocan el salitre. Eso sí nuestro radar en seguida les detecta. Son unos pardillos que piensan que son más guays al ponerse su disfraz para ligar. 

Los surfistas con lo único que ligamos son con las olas, en ese cupido si creemos.

Hawaii

HAWAII.  Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Y si leyendo mis palabras se te pasa por la cabeza que te voy a enseñar a surfear, lo tienes claro. Yo os transmitiré mi feeling.

Eso se lo dejamos a los expertos, que para eso luchan en las escuelas, a enseñaros a surfear y quitaros de la cabecita esas dudas que soltaís de vez en cuando. Para todo lo demás por aquí estaremos con mucho gusto.

Guía de surf
Las 7 mentiras del Surf

Las 7 mentiras del Surf

surfers

Hay una brisa que nos llega al alma, caminar hacia ella nos da la calma. Así que tranqui cariño, ve despacito y te lo cuento poco a poco.

Esa ola me dice ven y el camino me lo bebo, la melodía que más me gusta es el sonido de sus besos.

Nuestra perdición nos lleva a veces a disfrazar la verdad. Esa que rompemos con pequeñas mentiras y partimos en el aire con nuestro baile, esa que nos deja tocar dentro, donde no ha tocado nadie.

¿Quién no contó alguna que otra mentira?, pues sí, así somos, pasionales y algo fantasmas hablando de las olas. Y el que diga que no, también miente.

Seguro que algunas que te mostramos te refrescará la memoria.

LA ÚLTIMA Y SALGO

“Espera, la última y salgo”. La reina de todas las mentiras. Me confieso pecadora de ella.  Cuando un surfer te dice esas palabras, ya puedes esperar un buen rato, hacer la compra o darte una vuelta, para cuando vuelvas seguro que todavía está en el agua.

No podemos evitarlo nos pierde la pasión, y si las olas están perfectas, ¿cómo vamos a salir? Ya luego veremos como lidiar el asunto.

¿VISTE EL TUBAZO QUE ME HICE?

Lo típico al salir del agua. Y ¿cómo le dices a un colega que debió soñarlo porque no le vimos en sus entrañas?, pues con otra mentira para no herir su ego.

Desde luego que lo ví, como para no verlo. Fue increíble, y tanto que lo fue, al menos en sus sueños. ¡Como nos gusta fantasear!.

Panorámica de ola canaria

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

PERDONA, NO TE VÍ

Esta es de las gordas, Llevas dos horas en el agua y solo pudistes coger dos olitas en condiciones. Nos quema por dentro, nos quema fuera y la sangre se nos envenena al ver esa ola que tanto esperábamos, ¿qué hacemos?

Pecar y saltarle la ola by the face, pasando del que tenemos al lado, como si no le hubiéramos visto pegadito a nuestro culo durante dos horas. Eso sí, luego al volver al pico con carita de buenos le decimos, ¡PERDONA, NO TE VI!

Claro de boca para afuera, porque en la mente tenemos un vístete deprisa que no llegas.

saltar la ola

UN BAÑO RAPIDITO

Ni nosotros nos creemos esa mentira. Vamos que ni se nos pasa por la cabeza. Cuando vamos al agua se para el tiempo, no hay reloj. Perdemos la noción del tiempo emborrachándonos de olas.

Es difícil separarse de algo tan placentero aunque tengamos prisa. En el mar no hay prisa, hay que cortejar esa ola, besarla suavemente y con calma, para que ella nos invite a esa habitación turquesa, recorrer su cuerpo poco a poco, hasta perder la noción.

NO LO VEO CLARO

Típica excusa que ponemos cuando no nos apetece entrar, hace un frío del carajo o estamos acojonaditos de lo grande que está. Bueno no pasa nada, mañana volvemos y si está adecuado nos metemos.

Somos especiales y tenemos algo de humanos, también tenemos miedos y nos cansamos después de una noche larga, como para entrar al agua a quitarte las legañas.

no lo veo claro

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

NUNCA TENEMOS FRÍO

¡Y UNA PORRA!, no es lo mismo surfear en las calientes aguas de Canarias que aquí en la península.

Eso dicen algunos gallos del norte, yo soy del norte y en invierno cuando el agua a 14 graditos se te cuela por el cuello y va bajando donde la espalda pierde su nombre, es como para morirse.

¿Qué hacemos? muy fácil, mear en el agua. Ahora dirás que nunca lo hiciste, mentira seguro.

Es una guarrada sí, pero dios que gusto ese calorcito. Luego a remojo el neopreno con dos taponcitos de oraldine y desinfectado.

frio en agua

EN 4 DÍAS APRENDES

¡NO TE LO CREES NI DORMIDO!, y también dirás que haces unos aéreos como Filipe Toledo, con lo fácil que es claro.

Pues chico dame clases porque en el tiempo que llevo no conseguí hacer un aéreo en condiciones. O tu eres un portento o yo soy muy negada.

El surf es muy duro, necesita muchas horas y sobre todo mucha paciencia. Puedes estar cuatro horas en el agua y solo coger dos olas decentes. El resto estarás remando y esperando la ola adecuada.

Está claro que cuanto más vayas, más aprenderás, pero de ahí a que en cuatro días lo aprendes, va ser que no.

Filipe Toledo

¿Ahora refrescaste la memoria?, o seguimos…

Guía de surf