Los mejores Surfcamps de Corralejo, LAOLA

Los mejores Surfcamps de Corralejo, LAOLA

fuimos-a-surfear-cartel-laola

Fui a surfear, es el cartel que te encuentras en la entrada del Surfcamp

 

Surfcamps de Corralejo

Podríamos decir que Fuerteventura, una de las famosas islas afortunadas en medio del Atlántico, es uno de los destinos más apetecibles para la práctica del surf, entre otros deportes (Kite, Sup, Windsurf, buceo, pesca, etc…)

Sus playas se llenan últimamente de viajeros de todo el viejo continente, que llegan buscando las transparencias de sus aguas verdes turquesas, sus olas perfectas para la iniciación, su primavera eterna…

Empezamos una serie de artículos donde nos adentraremos en cada uno de los negocios que ofrecen actividades, restauración o alojamiento para esa juventud inquieta que quiere conocer el feeling de atravesar una ola de principio a fin.

 

piscina-laola-surfcamp

La piscina te invita a relajarte después de coger mil olas

 

LAOLA Surfcamp

La oferta turística en Corralejo es muy variada, pero si quieres levantarte y sentir surf durante el resto del día lo mejor es que busques alojamientos con identidad surfer 100%.

LAOLA surfcamp es un de esos lugares preparado por surfers y para surfers donde respirarás un ambiente único y que además de un alojamiento en villas 5 estrellas, te ofrecerán un amplio abanico de actividades que harán de tu estancia una experiencia surf al completo.

El día que nos acercamos para hacer esta entrevista nos sorprendió el cocinero en plena tarea haciendo unas exquisitas tortillas de papas. Los olores y el ambiente entrañable y acogedor te invitaban a entrar y a quedarte a pasar una velada.

Felipe-Surfeando en Corralejo

Felipe siempre tiene un hueco para disfrutar de las olas majoreras

 

RADICAL SURF:  LAOLA surfcamp. ¿Por qué ese nombre y no otro, a quién se le ocurrió la idea?

LAOLA:  Estabamos buscando un nombre que inspire al surf,  al mar y escribimos un montón de nombres Dorian y yo. Tenía que ser sencillo de recordar y también que “suene” bien.

Un día surfeando en noviembre en Galicia a primera hora le dije en el surf lo único que cuenta es las ola, da igual donde estés que haga calor o frío, si hay olas hay surfing. Y dijimos “LAOLA” juntos a la vez y así es como surgió el nombre.

RS:  ¿Quién o quienes son los responsables de LAOLA surfcamp?

LAOLA:   El manager del Surfcamp es David y yo “Felipe” soy el fundador de LAOLA Surfcamp. Somos españoles pero hemos crecido en Suiza por eso nuestro acento “Francés” nos sale a veces.

 

salon-laola-surfcamp

El acogedor salón es también una improvisada tienda de surf

 

RADICAL SURF:  No sois de Canarias. ¿Por qué decidieron venirse a Canarias y no a otros lugares de la península, o a otros países?

LAOLA:  Empecé en Galicia, pero muy rápido me di cuenta que en Galicia es muy difícil trabajar en invierno. Entonces busqué otro lugar y parecía obvio que Canarias era el lugar por su clima y su olas.

RS:  ¿Qué otras actividades además de alojamiento ofrecéis a vuestros clientes?

LAOLA:  Antes de nada somos una escuela de SURF, tenemos nuestra Surfhouse y también ofrecemos Yoga, SUP, y desde hace poco Kitesurf.

 

 

YOGA en LAOLA surfcamp

Hacer Yoga es otra de las actividades que ofrece el surfcamp

 

RADICAL SURF:  ¿De qué país o países suelen ser los clientes que atendéis mayoritariamente?

LAOLA:  Tenemos clientes de toda Europa, el hecho de que hablamos David y yo Francés desde pequeños hace que tengamos bastantes Francófonos, aunque somos españoles y todo el staff habla ingles y español.

RS:  Canarias por supuesto, pero ¿por qué la isla de Fuerteventura?

LAOLA:  Vine de vacaciones a Fuerteventura y me encantó la energía de la isla, la gente, las ola, el clima y el mojo picón.

 

Clase de Kite Surf en Corralejo

No sólo dan cursos de Surf, el Kite desde hace unos meses es otra de sus ofertas

 

RADICAL SURF:  ¿Cómo puedo contactar con ustedes si quiero disfrutar de vuestro ambiente y servicios?

LAOLA:  Los mas fácil es llamarnos al 666 54 62 16 o enviado un mail a info@laolasurfcamp.com y para más información puedes consultar nuestra página web: laolasurfcamp.com

RS:  ¿Cuántas personas forman vuestro equipo, quienes son y que labor realizan?

LAOLA:  En Total somos 10 personas, entre monitores de SURF de SUP de Yoga, cocinero, administración. Alfonso, Jolan, Gala, Lorena, Felipe (monitores de Surf), Rodolphe (Cocinero), Sandra (administración), Natxo (masajista), Ana (profesora de Yoga) y David que es el manager del surfhouse.

 

Las habitaciones están preparadas para que descanses después de un agotador día de surf

 

RADICAL SURF:  Están ubicados en el pequeño pueblo norteño de Corralejo. ¿Por qué decidisteis ese lugar dentro de la isla y no otro sitio como Lajares, Cotillo , Morra Jable, etc…?

LAOLA: Elegimos Corralejo para responder a la demanda de los clientes, quieren surfear, pero también disfrutar de la vida nocturna de Corralejo, y este lugar tiene una vida nocturna los 365 días del año.

 

 

Canarias es el destino, si piensas aventurarte porque quieres aprender a hacer surf, o sólo a surfear, LAOLA surfcamp es uno de esos sitios que deberías tener en cuenta en tu agenda o incluso elegirla como alojamiento. Su equipo, sus instalaciones y su oferta no te defraudarán.

Guía de surf
¿Hay olas en Valencia o sólo paella?

¿Hay olas en Valencia o sólo paella?

Ola-perfecta-en-Valencia

También hay olas perfectas en Valencia. Foto _Victor González

SI ERES DEL MEDITERRÁNEO, OLVÍDATE DE SURFEAR.

“Si eres del Mediterráneo, no eres un surfer”, es la típica afirmación que dicen los que hablan por hablar, esos mismos que balbucean y aseguran que “la paella no es de Valencia”.

Pues señores, en Valencia se surfea, está claro que no tenemos un Mavericks en Port Saplaya, o que no podemos presumir de un buen fondo de reef en nuestras playas. Pero cuando el Júcar se pone, no hay quien nos saque del agua. Y allí estamos a remojo horas y horas.

 

Ola-para-surfing-en-Valencia

El Levante entre la arena y el cielo. Foto _Victor González

EL ROCE HACE EL CARIÑO

Vivir en el Mediterráneo tiene sus cosas buenas, salir en busca de una ola se convierte en una aventura, y vaya aventura, los viajes al norte son películas llenas de anécdotas.

Y ¿quién puede presumir de llenar el coche de comida, neoprenos, tablas y aún así caber cinco individuos en un VW Polo? De aquí la frase: “donde hay roce, nace el cariño”, y debéis saber que no hay nada mejor.

Pues nosotros nos enamoramos de esa forma de vivir, de que “salir, beber, el rollo de siempre” se quede en el último grado de prioridades y pegarte el viajecito una vez al mes esté en el lugar más importante de la agenda, subrayado y con colores fluorescentes.

Marcando-destinos-de-surf

Las mejores olas marcadas con rotulador fluorescente. Foto _Carla Ribera

HAY OLAS DE CLASE MUNDIAL

Además, estamos situados en una zona geográficamente estudiada, tenemos olas de clase mundial a la vuelta de la esquina, nada más y nada menos, que a seis horitas de coche más un par de peajes by the face.

Todo esto para llegar a tierras gabachas y disfrutar de Hossegor o Vieux Boucau (entre otras), como buen surfista mediterráneo.

Una vez allí, engorilados, como quien no ha visto el mar en su vida, nos falta tiempo para mal-ponernos los neoprenos y disfrutar de la bilirrubina que corre por nuestras venas, al sentir que la tabla se desliza por la ola bajo nuestros pies.

Y tras un día entero de agotamiento y éxtasis acumulado, qué mejor que dormir como reyes en Star Surf Camp y todo el resto… dejarlo fluir.

Panoramica-El-Jucar

Entre paella y horchata. Foto _Victor González

EL MEDI LLEGA HASTA EL ALGARBE

Si nuestra costa no está para rascar una ola, lo dicho, una media de ocho horas para conquistar el País vasco o Cantabria, y alrededor de siete para cabalgar EL Palmar, Caños de Meca o Hierbabuena junto a locales gaditanos.

Los surfistas del mediterráneo somos siempre turistas, pero eso también tiene su esencia, acostumbrados a surfear olas que no son nuestras y a compartir lo que a todos tanto nos hace vibrar, nos consideramos viajeros, y además conformistas, porque nos da igual si llueve, truena o nieva, si la previsión marca medio metro ventado, todos nos lanzamos al Mar.

Porque el surfing es eso, disfrutar de lo que venga sin darle demasiadas vueltas y sin mirar el reloj.

Tienda-de-surf-Gondwana

Tu me quieres, yo te quiero. Foto _Adrian Villalba

HASTA HAY TIENDAS DE SURF EN VALENCIA

Y si fuese verdad que “si eres del Mediterráneo, no eres un surfer” ¿qué hace Gondwana Surf Shop en la ciudad del Garbí? Una tienda, que más que tienda es una familia, porque entras y respiras surfing.

Con casi quince años a sus espaldas, un team de jovenes surfistas a los que patrocinan y una marca propia de tablas de surf, esta tienda es una de las más reconocidas mediterráneamente hablando.

Desde sus inicios han estado marcando tendencia, cultura y moda, dando caña para que éste deporte, que todos amamos, siga creciendo y evolucionando siempre a más y mejor, no hay ningún reto que se les quede por imposible.

Hacen charlas motivadoras, organizan jornadas con películas y documentales de surf, además de organizar viajes a destinos top. ¡Vamos, todo lo que hace cualquier tiendecilla de barrio!

También tienen servicio de venta y shapeo de tablas, para ellos crear el quiver perfecto para cualquier nivel de surfing es tarea hecha, además te dan la opción de diseñar tu tabla, así tal cual suena, diseñada por ti: medidas, colores, rocket… y siempre acompañado de asesoramiento personalizado y trato único.

Pero lo mejor de todo es que son una familia que trabaja en equipo, les gusta saber tu evolución, tus viajes, te recomiendan spots e incluso con visitarles ya sabes la previsión para las próximas dos semanas.

Entonces, si no existe el surf en el Mediterráneo, ¿Qué hace una tienda tan surfer en pleno Valencia?

 

 

Guía de surf
Las 7 mentiras del Surf

Las 7 mentiras del Surf

surfers

Hay una brisa que nos llega al alma, caminar hacia ella nos da la calma. Así que tranqui cariño, ve despacito y te lo cuento poco a poco.

Esa ola me dice ven y el camino me lo bebo, la melodía que más me gusta es el sonido de sus besos.

Nuestra perdición nos lleva a veces a disfrazar la verdad. Esa que rompemos con pequeñas mentiras y partimos en el aire con nuestro baile, esa que nos deja tocar dentro, donde no ha tocado nadie.

¿Quién no contó alguna que otra mentira?, pues sí, así somos, pasionales y algo fantasmas hablando de las olas. Y el que diga que no, también miente.

Seguro que algunas que te mostramos te refrescará la memoria.

LA ÚLTIMA Y SALGO

“Espera, la última y salgo”. La reina de todas las mentiras. Me confieso pecadora de ella.  Cuando un surfer te dice esas palabras, ya puedes esperar un buen rato, hacer la compra o darte una vuelta, para cuando vuelvas seguro que todavía está en el agua.

No podemos evitarlo nos pierde la pasión, y si las olas están perfectas, ¿cómo vamos a salir? Ya luego veremos como lidiar el asunto.

¿VISTE EL TUBAZO QUE ME HICE?

Lo típico al salir del agua. Y ¿cómo le dices a un colega que debió soñarlo porque no le vimos en sus entrañas?, pues con otra mentira para no herir su ego.

Desde luego que lo ví, como para no verlo. Fue increíble, y tanto que lo fue, al menos en sus sueños. ¡Como nos gusta fantasear!.

Panorámica de ola canaria

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

PERDONA, NO TE VÍ

Esta es de las gordas, Llevas dos horas en el agua y solo pudistes coger dos olitas en condiciones. Nos quema por dentro, nos quema fuera y la sangre se nos envenena al ver esa ola que tanto esperábamos, ¿qué hacemos?

Pecar y saltarle la ola by the face, pasando del que tenemos al lado, como si no le hubiéramos visto pegadito a nuestro culo durante dos horas. Eso sí, luego al volver al pico con carita de buenos le decimos, ¡PERDONA, NO TE VI!

Claro de boca para afuera, porque en la mente tenemos un vístete deprisa que no llegas.

saltar la ola

UN BAÑO RAPIDITO

Ni nosotros nos creemos esa mentira. Vamos que ni se nos pasa por la cabeza. Cuando vamos al agua se para el tiempo, no hay reloj. Perdemos la noción del tiempo emborrachándonos de olas.

Es difícil separarse de algo tan placentero aunque tengamos prisa. En el mar no hay prisa, hay que cortejar esa ola, besarla suavemente y con calma, para que ella nos invite a esa habitación turquesa, recorrer su cuerpo poco a poco, hasta perder la noción.

NO LO VEO CLARO

Típica excusa que ponemos cuando no nos apetece entrar, hace un frío del carajo o estamos acojonaditos de lo grande que está. Bueno no pasa nada, mañana volvemos y si está adecuado nos metemos.

Somos especiales y tenemos algo de humanos, también tenemos miedos y nos cansamos después de una noche larga, como para entrar al agua a quitarte las legañas.

no lo veo claro

Foto _ José V. Glez / Fanfi Shop

NUNCA TENEMOS FRÍO

¡Y UNA PORRA!, no es lo mismo surfear en las calientes aguas de Canarias que aquí en la península.

Eso dicen algunos gallos del norte, yo soy del norte y en invierno cuando el agua a 14 graditos se te cuela por el cuello y va bajando donde la espalda pierde su nombre, es como para morirse.

¿Qué hacemos? muy fácil, mear en el agua. Ahora dirás que nunca lo hiciste, mentira seguro.

Es una guarrada sí, pero dios que gusto ese calorcito. Luego a remojo el neopreno con dos taponcitos de oraldine y desinfectado.

frio en agua

EN 4 DÍAS APRENDES

¡NO TE LO CREES NI DORMIDO!, y también dirás que haces unos aéreos como Filipe Toledo, con lo fácil que es claro.

Pues chico dame clases porque en el tiempo que llevo no conseguí hacer un aéreo en condiciones. O tu eres un portento o yo soy muy negada.

El surf es muy duro, necesita muchas horas y sobre todo mucha paciencia. Puedes estar cuatro horas en el agua y solo coger dos olas decentes. El resto estarás remando y esperando la ola adecuada.

Está claro que cuanto más vayas, más aprenderás, pero de ahí a que en cuatro días lo aprendes, va ser que no.

Filipe Toledo

¿Ahora refrescaste la memoria?, o seguimos…

Guía de surf