Clay Marzo, sin frío en Baja

Clay Marzo, sin frío en Baja

Es una locura ir a surfear con Clay, y a la vez es increíble. Porque su surf lo es.  La primera vez que entramos con un fuerte viento off shore, Clay protestaba por su nuevo neopreno que Cheyne Magnusson le consiguió. Repetía una y otra vez que no podía remar con su 4/3mm, aún así surfeó unos buenos boquetazos. Salimos y fuimos directos a comernos unos tacos, probablemente los mejores del mundo. Ya saben lo que le gusta a Marzo la comida.

De vuelta a la playa, nos encontramos con Rusty Long, con una mano ensangrentada, “se estaba poniendo duro”, y cuando un surfer de ese calibre te dice eso, es que está difícil de surfear. Asi que buscamos un lugar para hacer un surf sin muchos riesgos, y encontramos una playa vacía de gente, de surfers y con unas olitas tipo Hossegor bien colocadas con el viento fuerte off shore. Entonces surgió la magia, y comenzó el show de Clay. Y durante unas horas surfeó con sólo los shorts en un agua congelada de apenas 15º C. Después de hora y media salió del agua muerto de frío, hasta la médula, aún así nos dijo: “Brah, te lo dije, podía hacerlo”.