¿Por qué surfeamos?

¿Por qué surfeamos?

El-Quemao-a-través-de-la-ventana

El Quemao desde el salón. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

Los surfistas sentimos la necesidad de volver al agua. ¿Cómo explicamos eso?, es algo que debeís entender y descifrar. Así lo escribo, sin ortografía,  mi filosofía y mis letras, más honestas.

Soñamos con olas perfectas en lugares exóticos. Soñar es uno de los procesos más apasionantes y lleno de incógnitas que realiza nuestro cerebro de forma cotidiana. En ellos expresamos los deseos más prohibitivos, de los que sentimos la necesidad de realizarlos.

Motivos por los que surfeamos

 

El Surf es una adicción, un placer eterno. Somos más felices cuando estamos en contacto con el agua y el viento que impulsa, nuestros sueños, ahogando miedos en las entrañas de ese tubo.

Es nuestra rica fauna, que no solo vale la pena, vale la alegría, de definir sus perfiles más nobles.

Nos conecta con la madre naturaleza, es algo así, como el cordón umbilical de la unión física e interna. 

Amamos el planeta donde vivimos y adoramos el mar que nos dio la vida. Hay lazos imposibles de romper.

Aéreo-Manuel-Lezcano

Perspectivas inusuales que nos educan en ver lo que no se ve. Foto_ Jesús Carceller

Nos sirve de cura, libera nuestra mente, alma y espíritu. Nos enseña a vivir el momento, respirando profundo, sin dudar, sin soltarnos de su abrazo.

El espíritu está dentro de nuestro cuerpo. En cada ola dejamos que nos lleve y nos guie mandando al corazón y nuestro alma.

Es lo que llevamos dentro, no puede verse, ni tocarse, pero si lo sentimos con una fuerza inexplicable.

Quemao

Una mezcla de pasión y locura. Foto_Ylenia

Es un estilo de vida y  las costuras de nuestro alma.  A ver quién es el guapo, que nos dice como descosemos un tubo de cristal, cuando en esa ilusión, me quedo con lo puesto.

Es la expresión que designa nuestro estilo, o manera en que entendemos el Surf. Un conjunto de comportamientos o actitudes que en ocasiones, actuamos como auténticos depredadores de olas.

Nos gusta bailar como extraños en la multitud. Foto_Magt

Nos hace ser mejores personas al estar en contacto con el agua.  A su vez, somos capaces de ver más allá de la superficie, más allá de lo que ven, lo que no sienten lo mismo que nosotros.

Despertamos cuando estamos a solas con el viento Off Shore, encendiendo ilusiones de un nuevo amanecer. Nos gusta esa suave caricia y aroma en nuestra piel.

Cuando el salitre toca nuestra piel, el cerebro se activa e intenta solucionar los problemas que nos ocupa el día a día, necesitando para ello que el flujo de sangre en el mismo sea el doble, que el necesario durante el baño.

Por esosurfear puede ser la solución a un problema que no conseguimos resolver.

 

 

Ellos-hablan-otro-idioma

Hablamos otro idioma. Foto_Magt 

Nuestro cuerpo se moldea y tonifica. Cuando estás en el agua, entras como en una profunda meditación, solo quieres olas y surfear hasta que no puedas con la vida, pero tanta pasión puede tener su lado oscuro “las lesiones”, normalmente son más por caídas que por el deporte en sí.

Aporta muchos beneficios sanos y a muchos incluso les ha salvado indirectamente la vida.  Grandes surfistas han pasado por los excesos, alcohol y drogas,  y se han enganchado a esta droga sana de surfear su vida.

La-Graciosa

Soñamos con lugares lejanos, cálidos donde la luz del Sol lo inunda todo. Foto_ José V. Glez / Fanfi Shop

¿Y la sonrisa que ponemos al ver la rubia fresquita que nos espera fuera?, salir del agua con ese sabor salado y mezclarlo con ese líquido dorado, es el mayor de los placeres.

Sin duda es la rubia más popular de la comunidad surfera, en todos los saraos, de boca en boca, en las olas, ahí está, no falla.

Es el mejor hidratante para la piel, te da energía si tienes la tensión baja y una gran cantidad de antioxidantes, que tú cuerpo agradecerá. Es un gran afrodisíaco, su lúpulo hará que fluya la pasión.

¿Y después de surfear?, el mayor de los placeres. Foto_Magt

Pedí prestada una libreta para describirlo, pero sigo sin poder expresar con palabras el por qué surfeamos.  Lo que si sé es sentir lo que me dá. LIBERTAD.

Nadie como nosotros entendemos la maneras de su abrazo.  No se como podríamos vivir sin ese rumbo, ni alejarnos de él.

 

Guía de surf
Mundaka, esa ola envenenada

Mundaka, esa ola envenenada

la-ola-envenenada
Mundaka, esa ola envenenada. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Veneno vimos en la sacudida de Mundaka. La sustancia que desencadenó la lesión de Kepa. Su enzima le lanzó al fondo del abismo.

Su vida pendió de un hilo, cerró los ojos y tragó saliva. Volvió a nacer gracias a la libertad que probó enredándose con ella. Las arrugas de su cama eran las que más conocía.

Amarla casi le cuesta la vida con su beso envenenado, pero no se puede elegir el porqué la amamos aunque sus besos nos quiten la vida.

mundaka-la-envenenada
Ahora miraremos a la ola con otros ojos. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

Hablar de Kepa es hablar de Mundaka, su ola, su casa. Millones de veces nos recreó los ojos con su surfing, nos hacía soñar llevándonos lejos.

Todavía me tiembla el cuerpo cuando me enteré y vi sus palabras de agradecimiento, si, de agradecer el volver a nacer desde el hospital. Tras el susto me toca pensar y mandarle toda la fuerza y ánimos de nuestra humilde casa. Se lo debemos por tantas aventuras que nos muestra en sus viajes, por ser tan humilde y uno de nuestros surfistas más queridos.

cuando-algo-falla
Cuando algo falla, empieza la aventura. El famoso spot de Arnette y Kepa Acero.

Estas son sus palabras desde el hospital de Cruces:

“Solo puedo empezar este post agradeciendo a tod@s los que me habéis acompañado en estos días tan duros que me ha tocado vivir a mi y a los míos. En especial a Lander e Iñigo que me salvaron la vida en la barra de Mundaka. Os estaré eternamente agradecido.

El día 2 de enero al mediodía tuve una caída fatal en Mundaka. Caí de cabeza contra el fondo y en el momento perdí el conocimiento. El único instante que puedo recordar fue bajo el agua, queriendo llegar a la superficie, pero mis manos y mis piernas no atendían a órdenes. Entonces pensé que nunca saldría. No recuerdo nada más. Luego he sabido que Gaizka e Iñigo me subieron a la tabla y me sacaron de la zona de impacto. Perdí hasta la vista.

Mis amigos ❤ @natxogonzalez1 @nando_arostegi @eukenimasa y @aletxugironi me sacaron del agua y tras horas de agonía llegué al hospital de Cruces. Me dijeron que me había partido el cuello, con una cervical rota-desplazada y dorsal rota.

Milagrosamente la médula espinar no fue dañada, así que puedo dar gracias por poder sentir y mover mi cuerpo, piernas y brazos. Tengo la sensación de haber vuelto a nacer dos veces en un mismo día, y mi agradecimiento va para todo l@s que me han acompañado, los que me rescataron, médicos, vosotr@s que me habéis animado, al azar que así lo ha querido y a la vida , sobre todo a la vida. Muchas gracias de nuevo y ahora sí, más que nunca y de verdad además, disfrutar de la vida, comérosla que es vuestra. Me operan el miércoles. Un fuerte abrazo a tod@s❤❤❤❤❤”

Su mensaje es claro, nos comeremos la vída.

 

 

kepa-en-el-hospital
Autoretrato de Kepa en el hospital, unos días después del accidente.

Me toca de cerca por lo que estás pasando, la operación y recuperación. Desde estas líneas te digo, que SÍ, SE PUEDE.

Yo pasé por la misma operación de fijar las vértebras con titanio y sigo surfeando.

Ahora puede que lo veas distinto porque el dolor puede más y la operación no es nada fácil. ¡¡Lucha Kepa!!, queremos más viajes y aventuras tuyas.

Aún nos late la piel y soltamos riendas con tu presencia en las olas.

La vida se te escapa, lucha por vivir. ¿Premonitorio este vídeo de Kepa?

Tiene gracia que lo que más amamos es lo que nos quita algo de nuestras vidas.   No se como podríamos vivir sin ese rumbo, ni alejarnos de él.

Volverás a coger confianza y a surfear, con más precaución pero disfrutando, cada ola es una batalla ganada al dolor.

Queremos verte dentro de ese tubo, ganando confianza, cogiendo su aire para alimentar nuestra alma.

Un abrazo y mucha fuerza, Kepa.

Guía de surf
El surf nos da vida pero también nos la quita

El surf nos da vida pero también nos la quita

lo que nos quita el surf

Nos da olas a montones. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

El Surf nos regala vida, pasión, experiencias, libertad. No hay nada comparable a la libertad de estar en las entrañas de un tubo, una sensación de paz y complicidad del sonido de nuestras quillas al recorrer esa habitación.

Miramos adentro ganando confianza, tomamos un poco de su aire alimentando nuestra alma. No se como podríamos vivir sin ese rumbo, ni alejarnos de él.

Tiene gracia que lo que más amamos es lo que nos quita algo de nuestras vidas. Bueno aquí sigo yo resistiendo a la confusión, es tan maravilloso vivirlo que no me importa si me equivoco o no, volvería hacerlo. No soy de piedra y vivo de pasiones.

Somos diferentes a los humanos, somos honestos en nuestro delirio de querer alcanzar la ola de nuestros sueños y pecamos, dejando detalles por el camino. Si quieres pasa adentro y te cuento.

En algún lugar de Cantábrico. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

EL TRABAJO

Yo no pongo la mano en el fuego ni por mí misma. A veces sin darnos cuenta vamos a lo nuestro y dejamos de lado cosas importantes.

Vemos por la ventana que hay olas, y no escuchamos lo que nos dijeron después de los buenos días. ¿Estoy loca de enfrentar ese baile?

Algunos dejan de ir a trabajar cuando van por la autopista y ven las olas, su cuello no da más y su corazón palpita al ritmo de esas olas. ¿Qué hacen?, fácil respuesta, se salen en la siguiente salida y a surfear. 

Es posible que más de uno se quedó sin curro al contar esas mentiras que soltamos para ir a surfear.

Estoy enfermo, me dormí, se estropeó mi coche y tuve que esperar a la grua, Eso lo decimos a una distancia prudente para que no te huela el jefe a salitre, por no decir de tu pelo alborotado, de la ventanilla del coche, claro.

En busca de olas. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

LOS AMIGOS

Nos encanta ir con los colegas al agua y divertirnos pero por desgracia algunos se olvidan lo que significa la amistad.

Dentro del agua son depredadores, van a por su ola, la saltan con descaro e incluso te tiran o llegan a las manos. ¿Eso es amistad?

Muchas veces me planteo si soy solo lo que veo cuando rozo la locura. 

Por suerte algunos de estos “cenutrios” lo arreglan y otros pierden un amigo para siempre. Es penoso perder una amistad por una ola.

La pregunta es, ¿Estás dispuesto a perder un cachito de tu vida? Un consejo, amigos contados con los dedos de las manos, olas muchas. 

 

fula

El Fula, vive ahora en nuestros recuerdos. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

UNA OLA SE LLEVA UN SER QUERIDO

Escribir este punto me dan escalofríos, no puedo ni imaginar vivír esa situación dentro del agua. Es la peor experiencia de un surfer.

¿Cómo superas que una ola te arrebate un amigo?, yo creo que no se supera NUNCA. Vivímos al límite lo que sentimos y por eso es muy difícil de entender que lo que más amamos nos quita vida, una vida que apaga las luces de su última función, de las caricias de esa ola, de su último abrazo dedicado al surf.

Siempre tendremos su alma en cada ola, en cada gota que salpique nuestras caras, cerrando las heridas con un pellizco en el corazón.

gony-laura

Gony y Laura, ¿amor eterno?. Foto _José V. Glez / Fanfi Shop

EL AMOR

Tan bonito, tan complicado. Ese aroma que nos deja impregnado en nuestra alma, complicado desprendernos de ello. Por ello hemos perdido algo de nuestras vidas, de amores que no entendían lo que nos seduce y atonta.

Por nuestras vidas pasan amigos, parejas que perdemos porque no era el momento o quizás no querían formar parte de ella. Por mentirles cuando quedábamos con ellos y siempre llegábamos tarde a la cita, cansados de esperarnos en la playa aburridos como ostras de vernos una y otra vez, sin saber lo que sentimos ahí adentro.

Todo sucede por algo y el destino lo quiso así. Yo desde estas líneas pido disculpas por esos chicos que no disfrutaban lo que yo amaba, por esperarme horas, por no escucharles lo suficiente.

El amor es complicado y cuando no hay conexión ni comparte tu pasión todavía resulta más difícil.

esperando

La magia del Surf unas veces nos da vida y otras baila su baile sin importar el compás.

Guía de surf
¿Cúal es el espíritu del surfing?

¿Cúal es el espíritu del surfing?

el-espiritu-del-surf

El espíritu está dentro de nuestro cuerpo, unos lo tienen claro y otros tan solo tienen que desperezarlo. En cada ola dejamos que nos lleve y nos guie mandando al corazón y nuestro alma.

Es lo que llevamos dentro, no puede verse ni tocarse, pero si lo sentimos con una fuerza inexplicable.

Algunas personas confunden el alma y el espíritu, pero son dos cosas distintas. El espíritu es lo que da vida al cuerpo. El nos da las fuerzas, una fuerza invisible que nos empuja y nos da las ganas de luchar por lo que amamos.

El alma está dentro de nosotros transmitiendo nuestras emociones, pensamientos y deseos. Un cuerpo sin alma, es un cuerpo sin vída. Como un coche sin batería. Es nuestra identidad interior.

El espíritu y el alma juntos nos equilibra las aspiraciones, emociones y deseos.

espiritu-del-surf-2

Los surfers tenemos la esencia y el espíritu por encima del ser humano.

Vivímos de la aventura, de la emoción de poder degustar lo que nos presta la madre naturaleza. Nos expresamos de forma diferente. Por nuestras venas bombea salitre, estar dentro de un tubo es una sensación de liberación del alma que no se puede explicar con palabras.

Es una sensación de unión con el mar, adictivo. No importa levantarnos a las 5 de la mañana si el parte promete. Llegar y verla de lejos esperándote para un abrazo matutino, no es comparable con nada.

Esa madrugada el mar y yo nos prometimos por primera vez. En su primer abrazo ya le juré más minutos a solas.

Esas olas me hacen volar mi espíritu y mi alma. Llenan todos los espacios inundados de nuestra ausencia, de nuestros silencios.

Aunque caigamos en una de sus bajadas y nos lanze al fondo, nos volvemos a levantar aferrándonos a ella, implorando su perdón. Ella sabe que nunca abandonamos, porque el verdadero amor, nunca abandona.

Nuestra pasión es más fuerte que el dolor, lo volveríamos hacer una tras otra vez, no importa lo difícil que sea el camino.

Abarca toda nuestra vída, para nosotros el espíritu del surf va más allá del deporte, todo lo que disfrutamos en el agua lo llevamos dentro.

En este video se define muy bien el etéreo concepto del espíritu del surf.

Sólo una vez me fuí, por miedo, por dolor, perdí mis ganas, y el mar me devolvió mi alma, fue mi cura y volvió a creer en mí. El surf nos da la vida, para luego reinventarnos. Ese es el verdadero espíritu del surf.

Guía de surf