Ardiendo vamos al templo de Hurley

Ardiendo vamos al templo de Hurley

Ardiendo van nuestros sueños en la galaxia de Hurley, mueven nuestros sentimientos sus pupílos. Se ponen traviesos, libres como el viento Eli Hanneman, Winter Vincent, Bronson Meidy, y Dean Vanderwalle. En el altar de Hurley, sus pupílos son la religión de mi alma.